Al tuntún XI

Alliguen
Alliguen
Dec 30, 2016, 2:02 PM |
0

“No estaba dormida. Intentaron reanimarla inútilmente”, publicó un diario. “La reina doña Pécora se disfrazó de madre. La llevó a una torre. Una vez allí, le ató las manos. La obligó a sentarse en un tronito de madera y le dio de comer”.

 

   El forense dictaminó: “Muerte por ingesta prolongada de frío”.

 

  El cadáver permanece en la morgue. Un vigilante nocturno ha declarado “desde que trajeron ese pequeño cuerpo, a la una y cuarto de la madrugada, suena el teléfono del depósito”. Él descuelga, oye un grito: “¡Suéltame! Se me están congelando los pulmones”.