x
Chess - Play & Learn

Chess.com

FREE - In Google Play

FREE - in Win Phone Store

VIEW

El gran océano del Ajedrez y los veinte ríos que en él desembocan. (Los ajedrec

Lumalosa
Oct 3, 2013, 11:01 AM 0

 

 El gran océano del Ajedrez y los veinte ríos que en él desembocan.

(Los ajedrecistas son salmones)

 

El gran océano del Ajedrez es la posición inicial clásica del ajedrez y los veinte ríos que en él desembocan son las 20 formas que tienen las blancas de iniciar el juego. Los ajedrecistas son salmones.

Millones de ejemplares de salmones (léase ajedrecistas) llegan a la costa dispuestos a remontar el cauce en el que nacieron (léase para iniciar una partida de ajedrez)  para volver al hogar (léase dar jaque mate al adversario). Ya aquí en la costa acechan grandes peligros para los “salmones”, las orcas les vienen siguiendo y leones marinos y focas les esperan, pero esto no ha hecho más que empezar, aún quedan muchos más peligros que evitar.

Los “salmones” inician su internada en el río (léase los ajedrecistas comienzan las partidas de ajedrez), las focas se internan en el agua, se ha abierto la veda del “salmón” (ajedrecista), para los “salmones” acaba de empezar su calvario particular. Las focas lo tienen fácil, el paso es muy estrecho, basta con que se pongan a la entrada y el almuerzo venga a su encuentro.

Por fin, tras el terror, llega el primer descanso, protegidos por la estrechez del paso, los salmones permanecen en la entrada del río, mientras se adaptan al nuevo medio; en pocos días van a pasar de vivir en agua salada a vivir en agua dulce y para soportar ese cambio, que mataría a cualquier otro pez, sus cuerpos tienen que sufrir unos profundos cambios fisiológicos.

Sus cuerpos nutritivos, también eran esperados en tierra y miles de aves se concentran en las desembocaduras de los ríos a su llegada. Los salmones han alcanzado por fin su tierra de origen, pero su odisea, no ha hecho más que empezar, ahora deberán enfrentarse a gaviotas, águilas, nutrias y sobre todo al gran predador, el mayor de los carnívoros terrestres del mundo, el oso. A lo largo de los ríos se apostaran cientos de osos que ansían a los nutritivos salmones.

Con las condiciones a su favor, los infatigables viajeros, retoman el camino hacia el hogar. Hoy, regresan por fin a su lugar de origen, para cerrar una vez más el ciclo de la vida. Ya han sufrido la gran transformación, ahora pueden vivir en agua dulce y están preparados para enfrentarse a su siguiente prueba, el ascenso del río: tendrán que vencer a los rápidos, saltar cascadas, y escapar de sus predadores. En el río apenas tendrán descanso, incluso en los tramos más suaves, la corriente arrastra a aquellos que no luchan, por lo que deben realizar un esfuerzo constante, cada minuto perdido agota un poco más sus reservas y la subida se convierte así, en una carrera contra el tiempo. A lo largo de los ríos, los salmones establecerán sus territorios de desove (su hogar = jaque mate al adversario), algunos lo harán cerca de la desembocadura, pero otros tendrán que remontar cientos de kilómetros de aguas rápidas antes de cumplir su destino, y en todo el recorrido encontrarán predadores dispuestos a impedírselo. Mientras el predador da cuenta de su victima, sus compañeros atraviesan el paso. Para los osos no todos los intentos se saldan con éxito, pero a estas alturas, un salmón que se escapa no supone mayor problema, tras los primeros días de ansiedad y con los estómagos llenos, los osos se han vuelto más exquisitos y ahora seleccionan a sus presas, con el tiempo rechazan cada vez más capturas y sólo disfrutan de los mejores manjares que les ofrece el río; a nadie puede agradar más ésta actitud que a las gaviotas, que se encuentran con la comida servida en bandeja sin ningún esfuerzo. Si bien los osos siguen alimentándose de salmones, a estas alturas del verano la pesca se ha convertido para los osos en un juego y la mayoría de sus capturas no son devoradas, los salmones desechados tienen entonces una segunda oportunidad, si consiguen llegar al agua, pero a veces cuando están a un paso de lograrlo el predador se lo impide. Los salmones heridos, apenas tendrán posibilidades de cumplir su misión pro”creadora”, la mayoría vagarán por el río agotando sus escasas fuerzas en un intento vano por alcanzar su meta y a los pocos días morirán a manos de otro oso o de cualquier predador que se cruce en su camino.

Algunas semanas después de su llegada, el espectáculo que muestran los ríos es desolador, junto a las orillas flotan cientos de ejemplares moribundos y los cadáveres de aquellos que no superaron la dura prueba. Los salmones a su vez, se ven beneficiados por la criba, la dureza de ésta prueba permite que sólo los mejores lleguen hasta el final.

Lentamente, los viajeros prosiguen su marcha río arriba, atrás han quedado la mayoría de sus enemigos, ya no sufren el acoso continuo de los osos, pero la corriente es cada vez más fuerte y ellos están cada vez más débiles. Cualquier remanso supone una bendición para sus cuerpos cansados, llevan días sin comer luchando contra corriente, las reservas que acumularon en el océano se van agotando, ante su debilidad las gaviotas se vuelven más osadas y les atacan sin piedad, pero ellos no se defienden, toda su energía está concentrada en seguir adelante, en alcanzar la meta soñada, en pro”crear”.

La mayor parte de los ríos someten a los salmones a una prueba más, aquellos que no desovan junto a la desembocadura sino que remontan la corriente hacia el interior, tienen muchas posibilidades de encontrarse con el mayor obstáculo del camino, las cascadas. Tras recorrer kilómetros de aguas rápidas durante días o semanas, los salmones deben vencer un salto de agua que en algunos casos puede alcanzar los tres metros de desnivel. Muy pocos lo lograrán, agotados por el esfuerzo realizado la mayoría apenas llega a saltar la mitad de la altura necesaria, pero si no lo logran morirán intentándolo. Poco a poco a la base de la cascada llegan nuevos salmones y no tarda en llenarse de ejemplares que intentan salvar el salto, sus padres lo lograron el año anterior, por tanto es un obstáculo superable. Cuanto más al interior más agotados estarán los salmones, pero la naturaleza compensa ésta desigualdad, aquellos salmones que desovan corriente arriba llegan a la costa con más grasas y por tanto más reservas que los que se quedan cerca de las desembocaduras, gracias a ello todavía tendrán fuerzas para superar una vez más las duras pruebas que el ascenso les pone en su camino.

Por fin, tras infinidad de penurias, los salmones llegan a sus respectivas zonas de desove, para algunos sin embargo es demasiado tarde, el esfuerzo constante agotó sus escasas fuerzas y han muerto a las puertas del éxito, sus compañeros no están mucho mejor, pero tienen todavía una misión que cumplir y el tiempo se acaba. Tras elegir un lugar adecuado los salmones preparan su nido para desovary jaque mate ++.

Todo ha concluido, han sido miles de kilómetros e infinidad de obstáculos para llegar a éste punto. 

Ajedrez Filosofado o Filosofando el Ajedrez.

El Salmón loco:    

El Salmón loco:

El jugador de blancas es un salmón. 

El jugador de negras es una foca.

En el gran océano un salmón ha decidido ascender por el “Río Grob” (gambito Cross 1.g4, …), pues ansía llegar a su hogar y así cumplir su sueño, su meta.

Pero una hambrienta foca salta al agua, tiene ganas de almorzar, (1….,e5).

Y el incauto salmón que ha visto a la foca, se pone nervioso, está aterrado, no sabe que hacer. Y así sin reflexionar decide continuar remontando el río, pero lo hace por un sitio equivocado (2.f3, …). El salmón no sabe lo que le puede ocurrir por haber tomado esa decisión. 

Y la hambrienta foca, muy contenta, toma su almuerzo (2…., Dh4++).

El incauto salmón ha llegado a su final, sin haber alcanzado su sueño, su fin, su hogar, su meta. Pero quizás el salmón se reencarne y en una próxima vida (partida) alcance su gran sueño. Mucha suerte en tus próximas vidas, amigo salmón. 

Por favor, si lo has leído coméntalo y dime que opinas, gracias.

 

¿Quieres que escriba más sobre Filosofía del Ajedrez?

Ejemplos de otros temas de Filosofía del Ajedrez:

---Las seis clases de posiciones existentes en Ajedrez que dan lugar a las nueve situaciones en las que se puede encontrar el jugador en turno de movimiento.

---El gran problema de Ajedrez con una sola solución de tres posibles soluciones. (Han transcurrido siglos y aún no lo hemos resuelto).

---La escalera que lleva del principiante al jugador perfecto. 

---Redes de Ajedrez.

---Sobre la simetría en Ajedrez.

---El gran océano del Ajedrez y los veinte ríos que en él desembocan. (Los ajedrecistas son salmones). (Lo acabas de leer, pero podría ampliarlo).

---Y mucho más… … …

SmileLumalosaWink


Online Now