El Rincón del Aficionado: la táctica y los apuros tiempo

alfilinquieto
alfilinquieto
Nov 6, 2015, 9:40 AM |
1

En los torneos de ajedrez es muy frecuente escuchar aquello de “la tenía ganada pero al final con los apuros de tiempo perdí”. ¿Y porque nos pasa esto?, ¿Por qué malgastamos nuestro tiempo hasta llegar al punto de perder por ello la partida? Las causas por las que un jugador no gestiona bien su tiempo son muy diversas, falta de confianza, perfeccionismo, excesiva presión, etc, pero uno de los motivos que casi nunca suele ser tenido en cuenta y que suele ser la causa de grandes apuros de tiempo es la táctica


 


Si revisamos la definición de táctica tenemos que:

 

Una táctica en el ajedrez, de forma similar que en el combate real, es un movimiento especial o conjunto de éstos que se encamina a conseguir un objetivo particular en el juego. Dicho objetivo puede ser tomar material al adversario, mejorar la posición propia o facilitar el mate.

 

 ¿Qué ocurre cuando nuestra compresión del juego es mayor que nuestra capacidad táctica? Que nos enfrascamos en largas reflexiones intentando por medio del cálculo descubrir la verdad de la posición. Y ahí es donde llegan los apuros de tiempo. Porque así como la estrategia se aprende la táctica se entrena. Si durante años de práctica hemos ido aumentando nuestra compresión del juego pero no entrenamos la parte táctica del mismo estamos descompensados. Intuimos algo en una posición determinada pero el cálculo de variantes de la misma nos lleva demasiado tiempo ya que no estamos entrenados para hacerlo.

¿Os imagináis un corredor de maratón que continuamente estuviese leyendo libros sobre como entrenar, como correr pero apenas entrenase un par de minutos a las semana? Pues eso exactamente es lo que hacemos muchos aficionados, leemos libros, aprendemos aperturas, seguimos torneos por internet, pero no entrenamos resolviendo problemas de táctica. Porque entrenar cuesta, y ponerse a resolver problemas es duro, al igual que al corredor de  maratón le cuesta ponerse las zapatillas y salir a correr.

Nuestro progreso debe estar compensado y ser armonioso o de lo contrario si nuestra comprensión del juego es mayor que nuestra capacidad táctica vamos a intentar hacer cálculos para los que no estamos preparados y vamos a caer en los apuros de tiempo.

 

Si tienes problemas con el tiempo, ya sabes entrena la táctica.


Más ajedrez en: El Alfil Inquieto