AHOGADO: LA TABLA DE SALVACIÓN, EL GOL QUE VALE POR 5, PROBLEMAS SOBRE CÓMO SALVARSE E

AHOGADO: LA TABLA DE SALVACIÓN, EL GOL QUE VALE POR 5, PROBLEMAS SOBRE CÓMO SALVARSE E

gustavodlacruz
FM gustavodlacruz
Jan 12, 2014, 1:38 PM |
2

El ahogado le da al ajedrez un plus de emoción que hace que no sea tan fácil alzarse con la victoria al bando que obtiene ventaja en el juego. La técnica para la victoria se hace entonces más exigente y el empate puede llegar a parecerse a una victoria para aquel que se ha visto contra las cuerdas.

Esta sensación para el bando que ha estado a punto de perder es también similar a la de conseguir un jaque continuo, ambos son recursos que permiten salvar una derrota que puede parecer inminente, obteniendo un empate que a la postre resulta un gran premio. Una broma se me ocurre a este respecto, ¿no se parece esa sensación de alegría a la de encontrar las llaves de tu casa o coche?, al final estás como al principio (cuando tenías las llaves) pero eso sí con más alegría.

 

Veamos como ha evolucionado la regla del ahogado a través de la historia del ajedrez:


Asumiendo que el negro ha sido ahogado a lo largo de la historia, un ahogado ha sido considerado:

         Victoria para el blanco en el siglo X en Arabia y gran parte de la Europa medieval.

         Media victoria para el blanco en un juego de apuestas, el blanco gana la mitad de lo apostado (Siglo XVIII España).

         Victoria para el negro En el siglo IX en India y en el siglo XVII en Rusia y en el centro de Europa y desde el siglo XVII y XVIII en Inglaterra. Explicando las razones para esta regla se dice que: "Aquél que pone a su rey adversario en un ahogado, pierde el juego porque ha desnaturalizado el curso natural del juego que solamente debe de terminar con un gran jaque mate. Esta regla continuó siendo publicada en Hoyle's Games Improved hasta fines de 1866. Murray escribió en 1913: "La regla seguía apareciendo en ediciones posteriores a 1857 y me encontraba con gente que argumentaba que esa norma estaba vigente".

         Jugada ilegal: si el blanco hacía un movimiento que ponía al negro en situación de ahogado, entonces debía retractarse y hacer un movimiento distinto a aquél (en el este asiático hasta principios del siglo XX). Murray también escribió en el Ajedrez Indio y Ajedrez persa. dos de las tres principales formas de jugar ajedrez allá por el año 1913, a un jugador no le es permitido hacer un movimiento que coloque a su oponente un una posición de ahogado. La misma regla se aplica al ajedrez birmano. Por aquellos tiempos el ahogado no estaba permitido en la mayoría de países de este asiático (específicamente en Birmania, India, Japón y Siam) hasta principios del siglo XX.

         El negro pierde su turno de mover en algunas partes de Francia medieval.

         Un empate: esta regla se estableció en Italia del siglo XIII, posteriormente en Alemania del siglo XV, aunque algunos jugadores le daba un trato equivalente a un jaque mate. Finalmente esta regla se adoptó por toda Europa, pero no en Inglaterra hasta llegado el siglo XIX por Jacob Sarratt.


Ver ejemplos en:

http://elcontrajuego.blogspot.com.es/2014/01/ahogado-la-tabla-de-salvacion-el-gol.html