Ajedrez y Educación

Ajedrez y Educación

jlsirera
jlsirera
Jan 10, 2010, 5:35 AM |
1

AJEDREZ Y EDUCACION (Javier Moreno Ruiz)

 

Más barato imposible: un tablero, 32 piezas y dos mentes pensantes. Con algo tan simple es posible desarrollar e incrementar un gran número de habilidades cognitivas en los niños, que les servirán asimismo para aplicarlas durante su proceso educativo en otras áreas o materias. Ya sea considerado como juego o deporte, el ajedrez es una gran herramienta pedagógica y educativa para los más jóvenes.


Concentración, memoria, capacidad de decisión, pensamiento analítico o afán de superación son algunas de las múltiples capacidades que se pueden adquirir o reforzar con la práctica periódica del ajedrez y que a su vez son transferibles a otras áreas del conocimiento. Por eso, cada vez es más frecuente, tanto en nuestro país como en el resto del mundo, la utilización de este juego milenario como herramienta educativa en niños y jóvenes de primaria o secundaria para desarrollar y mejorar sus capacidades intelectuales.

Es un sistema de incentivo suficiente para acelerar el incremento del Cociente Intelectual en niños

Los beneficios que ejerce el ajedrez sobre el desarrollo educativo de los niños han sido verificados en numerosas investigaciones a lo largo de los años, tal como recoge el doctor Robert Ferguson en su "Resumen sobre investigaciones del ajedrez y su impacto en la educación". Entre las conclusiones que se derivan de estos estudios se pueden citar algunas como que "existe una correlación significativa entre la habilidad para jugar bien el ajedrez y las facultades espaciales, numéricas, administrativo-direccionales y organizativas", o que "el ajedrez enseñado de una forma metodológica es un sistema de incentivo suficiente para acelerar el incremento del cociente intelectual en niños de ambos sexos de escuela primaria en cualquier nivel socio-económico". Asimismo, la Comisión de Ajedrez en la Educación de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) recoge entre los beneficios de este deporte el desarrollo de la memoria, incremento de la creatividad, enriquecimiento cultural y desarrollo mental.

Hoy en día, la inclusión del ajedrez en la escuela se ha extendido en todo el mundo, no en vano la UNESCO recomendó oficialmente en 1995 a todos sus países miembro la incorporación del ajedrez como materia educativa tanto en la enseñanza Primaria como en la Secundaria. Esta incorporación se ha realizado de distintas maneras, mientras que en algunos países como Rusia, Venezuela o Colombia el ajedrez forma parte obligatoria del curriculum de los alumnos, en otros, el ajedrez se incluye como asignatura optativa. Por esta segunda opción se han inclinado muchos centros educativos españoles y, de forma generalizada, en algunas comunidades, como en Canarias, donde desde 1998 en todos sus centros el ajedrez es una de las asignaturas por las que pueden optar los estudiantes de 3º y 4º de ESO. Sin embargo, el uso más generalizado del ajedrez en las escuelas de nuestro país es su práctica como actividad extraescolar, promovida por las Asociaciones de Padres y Madres de los centros o por algún docente aficionado.

En varias escuelas de Dresden se sustituye una hora de matemáticas semanal por una de ajedrez

En otros lugares se han tomado medidas más originales, como en la ciudad alemana de Dresden, donde se ha iniciado un proyecto en varias escuelas para sustituir una hora de clase de matemáticas semanal por una de ajedrez; una decisión que se adoptó después de verificar en las investigaciones llevadas a cabo durante más de cuatro años por la Universidad de Treveris que la capacidad matemática y de lectura de los ajedrecistas es el doble de buena que la del promedio de los alumnos, y que sus capacidades lingüísticas son tres veces mejores respecto a quienes no juegan al ajedrez.

                        Todo son ventajas

Ya sea como asignatura curricular o como actividad extraescolar el ajedrez es uno de los juegos mas completos para el desarrollo intelectual de los más pequeños. A continuación se exponen algunas de las principales habilidades y capacidades que los niños pueden adquirir con su práctica, tal como recogen José María Olías en su obra 'Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez' y Jorge Laplaza en 'Habilidades intelectuales y ajedrez', todas ellas extrapolables en el ámbito educativo a su aplicación general en las distintas áreas del conocimiento.

     Aumenta la capacidad de concentración: una de las causas más frecuentes con las que se relaciona el fracaso escolar es la falta de atención y concentración de los estudiantes, una capacidad que se puede fomentar fácilmente con la práctica del ajedrez, ya que requiere por parte del jugador un alto grado de concentración y observación para poder desarrollar la partida adecuadamente.

     Ejercita la memoria: ya sea la memoria a corto plazo, para recordar los movimientos que se han realizado durante la partida, o a largo plazo, para no olvidar otras partidas jugadas, la multiplicidad de alternativas a las que se enfrenta el jugador de ajedrez tiene como resultado una mejora en su capacidad de retener y recordar datos en la mente.

     Desarrolla el razonamiento lógico matemático: está demostrado que el razonamiento y el proceso de análisis utilizado en el juego del ajedrez es muy similar al que se usa en las matemáticas y, por tanto, su práctica puede ser beneficiosa para mejorar las aptitudes matemáticas de los alumnos.

     Mejora la capacidad de resolución de problemas y toma de decisiones: durante la partida el jugador de ajedrez se enfrenta a distintos problemas que debe resolver, analizando todas las soluciones posibles y eligiendo la más adecuada, incluso muchas veces bajo la presión del límite de tiempo para tomarlas.

     Incrementa la autoestima y el afán de superación: cada partida es un nuevo reto para el jugador, que intentará mejorar su habilidad para jugar cada vez mejor; asimismo, cada vez que gana una partida el ajedrecista aumenta su autoestima y valora su pericia en el juego. En el caso de perder contribuye a potenciar la autocrítica.

     Ayuda a aprender a reflexionar, planificar y prevenir: en cada movimiento el jugador debe reflexionar sobre todas las jugadas posibles y los ataques que puede recibir, de modo que pueda anticiparse a las respuestas del contrario y tener previstas con antelación las posibles líneas de juego.

 

 

El Programa de Ajedrez de las Escuelas de la Ciudad de Nueva York.

Fue fundado en 1986 por Faneuil Adams, Jr. Y Bruce Pandolfini. El programa envía a un instructor experimentado a las escuelas para establecer un programa de ajedrez.

El instructor enseña cinco lecciones y ayuda a un maestro de la escuela a desarrollar un curso para un programa de ajedrez. Los instructores son auxiliados por jóvenes estudiantes de secundaria y estudiantes de escuelas de la comunidad que se destacan en el ajedrez.

Los jóvenes sirven de asistentes y trabajan con los alumnos en medio de las visitas del instructor. Más de 3,000 estudiantes de escasos recursos en más de 100 escuelas públicas participaron en el programa entre 1986 y 1990. El programa continúa motivando a los jóvenes de los barrios más pobres de la ciudad de Nueva York.

Cristine Palm (1990) describe que en los cuatro años de haberse establecido el programa se ha comprobado que el ajedrez:

inculca en los jugadores jóvenes un sentido de auto confianza y autoestima,mejora dramáticamente la capacidad del niño a pensar racionalmente, incrementa las habilidades cognoscitivas, mejora las habilidades de comunicación en los niños y la facultad de poder reconocer configuraciones, lo cual por ende: da como resultado mejores notas, especialmente en las materias de inglés y matemáticas, fortalece el sentido de trabajo en equipo a la vez que realza las habilidades de la persona,enseña el valor de trabajar arduamente, concentrarse y empeñarse, hace que el niño(a) se de cuenta que es responsable de sus propios actos y que debe aceptar las consecuencias, enseña a los niños a dar lo mejor de sí para lograr la victoria, aceptando con gracia las derrotas, provee un forointelectual, competitivo a través del cual los niños pueden encausar hostilidad enfocando sus energías de una forma aceptable, puede llegar a ser la actividad escolar más deseada, mejorando el nivel de asistencia en una forma dramática,permite a las niñas competir con los niños sin sentirse intimidades y en un plano social aceptable, ayuda a los niños a establecer amistades con cierta facilidad, ya que proporciona un escenario agradable y seguro para reunirse y discutir entre ellos, permite a los estudiantes y maestros observarse entre ellos en una forma más comprensiva, a través de la competencia, le proporciona a los niños un signo evidente de sus logros, y finalmente, ofrece a los niños un estilo concreto, económico y eficaz para hacerle frente a sus privaciones e inseguridades que forman parte integral de sus vidas.

No hay problema sociales sin solución, se trata es de encontrar alternativas y esta anécdota histórica, nos puede servir de ejemplo.

En la revista Readers Digest (junio 1989), Jo Coudert escribió un artículo titulado De Niños de la Calle a Caballeros Reales ("From Street Kids to Royal Knights") sobre un maestro preocupado que por intermedio del juego de ajedrez logró cambiarle la vida a unos muchachos.

En este artículo describe como Bill Hall, maestro veterano por 24 años, fue transferido a la escuela pública secundaria J.H.S. 99 de la ciudad de Nueva York para enseñar el inglés como un segundo idioma.

Viendo que no estaba teniendo éxito con sus estudiantes que eran revoltosos, algunos vagabundos crónicos, involucrados en actos vandálicos y el hurto, y que sólo prestaban atención por muy corto tiempo, un día por accidente les explicó de una forma interesante cómo se jugaba el ajedrez.

Inmediatamente se percató que el problema con los maestros era que tenían bajas expectativas para estos estudiantes. Día a día los fue motivando al punto que los estudiantes estaban interesadísimos por aprender más y leer libros de ajedrez en inglés. Los niveles de comprensión y vocabulario de los muchachos comenzo a mejorar.

Hall los inscribió en un torneo intercolegial de ajedrez, observó también que sus manierismos de niños "machos" empezaban a desaparecer y aprovechó para enseñarles buenos modales y a actuar como caballeros. El temor que tenían los muchachos cuando viajaron al torneo estatal en Syracuse, N.Y. no era el de perder, sino el de cómo comportarse en los trenes, hoteles y restaurantes.

Estaban predispuestos a que si uno de ellos ganaba, todos ganaban. Si perdían, lo harían como caballeros. Estaban orgullosos de ser los Caballeros Reales. Un año después de haber aprendido a jugar ajedrez viajaron hasta California para competir en el Torneo Nacional de Ajedrez para Escuela Secundaria de 1987. No sólo llegaron a ocupar el 17vo lugar de los 109 equipos de 35 estados, sino que ya estaban actuando como viajeros experimentados. Posteriormente fueron invitados a viajar a la Unión Soviética para jugar contra los jóvenes soviéticos. Sería el primer equipo escolar estadounidense en visitar la Unión Soviética.

Los Caballeros Reales urgieron a Hall para que les impusiera una disciplina militar durante el entrenamiento para el viaje. Lograron jugar un alto nivel de ajedrez contra los soviéticos y además habían ganado bastante como personas responsables y planificadoras.

Uno de los jóvenes recalcó que "la vida no es diferente al ajedrez, si uno no tiene un plan, será vencido.

Ajedrez e inteligencia

 

El  camino  de  la  inteligencia  comúnmente  descrita,   y  su  multiplicidad , hacia la

inteligencia  emocional  y,  luego ,  la  social,  está  trazado. Tal vez los tiempos por

venir  desarrollen  programas  que aplicarán criterios para mejorar el estado intelectual

de nuestras sociedades.

No decimos que todo aquél que aprenda y se desarrolle con el ajedrez se vuelva inteligente.

Tal vez sólo podamos ser inteligentes en mismo juego.

En el  trabajo con el  ajedrez lo que  arrimamos  son ámbitos de comprensión de todo esto,

especialmente  en  los  chicos.  Por estar continuadamente en una motivadora gimnasia. Un

joven  entrenado en  resolver  situaciones,  mantener  la  concentración de la atención y

controlar  estados  mentales  frente a la  competencia  exigente se afirma y se comprende

en  buena  parte  de su dimensión intelectual y toma en cuenta sus respuestas emocionales

en relación a su entorno.

Beneficios que brinda el jugar ajedrez

Esta comprobado, que el jugar continuamente ajedrez incrementa las habilidades intelectuales, además mejora la capacidad de atención y concentración, incrementa las habilidades creativas y lógicas de razonamiento.

El mal de Alzheimer puede prevenirse con una intensa actividad intelectual, además jugar ajedrez, pude prevenir dicha enfermedad.

Es terapéutico en problemas sociales como la drogadicción, la falta de autoestima, ocio improductivo.

El peón insignificante, puede ser importante.

Incrementa considerablemente las habilidades intelectuales, además permite que estas habilidades puedan medirse continuamente a través de partidas de ajedrez.

Mejora las estructuras del pensamiento-ayuda a pensar asertivamente-, por medio de la explicación y razonamiento.

Mejora el pensamiento convergente (este se realiza cuando se busca una respuesta determinada o convencional)

Mejora el pensamiento divergente (mecanismo mental que interviene en la resolución de problemas que admiten varias soluciones, todas ellas válidas)

Ayuda en la resolución de problemas: de tipo Algorítmico y heurístico.

Algorítmico: es un método gradual para la solución de problemas que garantiza una solución correcta.

Heurístico: ayuda a simplificar y resolver un problema.

Enseñanza pro resolución de problemas (Una vez interpretado el problema, consiste en escoger una estrategia que se adapte al problema)

 

 

 

 

 

 

¿Por qué los niños deberían de aprender a jugar ajedrez?

El ajedrez ayuda no solo al desarrollo de las capacidades cognitivas sino que beneficia socialmente al niño, dándole madurez de carácter y contribuyendo rotundamente a mejorar su rendimiento escolar.

La intención de los autores al tratar de implementar este programa, a través de las aulas, no es solamente que los niños aprendan el juego, sino fundamentalmente que aprendan a razonar, que el proceso lógico que aplican en el tablero, lo apliquen a otros aspectos de la vida.

En conclusión

 

Investigaciones soviéticas, demuestran que el ajedrez desarrolla la inteligencia, cabe desatacar que en varios, países el ajedrez, se contempla como asignatura optativa.

Las virtudes que propicia el ajedrez con su práctica son innumerables: concentración, imaginación, previsión, memoria, voluntad, creatividad, intuición, planificación, prudencia, capacidad de cálculo.

 

 

 


 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AJEDREZ Y LA INFORMATICA.


 


En esta entrada se presentarán algunos conceptos básicos que permitirán construir un ajedrez inteligente que sea capaz de responder de manera acertada a cada jugada.


1. Introducción

El ajedrez es un juego que permite retar la habilidad y destreza de los oponentes. Casi gran parte de la capacidad de juego le atribuyen a la rapidez mental de sus jugadores y además la alta capacidad analítica en ese lapso de tiempo para decidir una jugada correcta que además permita poner en aprietos al rival.

Teniendo en cuenta los factores que definen el éxito en cada jugada como: la rapidez mental y la alta capacidad analítica, entonces, ¿acaso las máquinas podrían jugar el ajedrez?

Esto es una cuestión que ha sido analizada incluso desde que se crearon
las primeras máquinas, en la década de 1940. Turing y Shanon comentaron sobre las posibilidades de las máquinas de poder competir con un ser humano. Éste último logró concebir las primeras bases sobre funciones de evaluación para efectuar la mejor jugada, además de parámetros más complejos que iban definiendo un comportamiento de juego, para la máquina, más sofisticado. Entre ellos, Shanon también definió que el comportamiento de las piezas al inicio de juego, no es el mismo que a la mitad de juego y al final. Un claro ejemplo es cuando el rey al inicio de juego no tiene mayor acción, sin embargo, al final de juego, el rey participa activamente matando u obstruyendo las últimas piezas enemigas del juego, además de tratar de no ser capturado.

Un inconveniente sobre este tema, es la relación entre la capacidad analítica del humano y la capacidad analítica de la máquina. Mientras que un ser humano puede deducir heurísticamente las posiciones más importantes del juego, la máquina tiene que efectuar una búsqueda completa de todas las posibles soluciones para poder decidir cuál de ellas, es la más apropiada; esto es lo que se denomina búsqueda de fuerza bruta.

No dudamos que la máquina pueda efectuar procesos muy rápidos,, más ahora que se cuenta con una gran capacidad de procesamiento, sin embargo el ajedrez trae más de un obstáculo.