Nivel Intermedio: Análisis de partida: Lectura y Escritura

Nivel Intermedio: Análisis de partida: Lectura y Escritura

JMurakami
JMurakami
18 mar. 2017 3:47 |
0

Una posición de ajedrez es un problema por resolver.

Venir con soluciones solo porque se ha visto algo semejante en posiciones similares, no es una buena idea; peor aún es dar soluciones basadas en el propio estado de ánimo. Sin embargo, es lo que hace la mayoría. Han visto esa jugada, esa maniobra, esa disposición de piezas y peones, y las quieren jugar en sus propias partidas. Si funcionó antes, ¿por qué no aquí? Además, "hoy me siento como Tal, así que voy a sacrificar como Tal"... ¿no?

Bueno, el ajedrez no trata solo sobre escribir en el tablero sino, ante todo, de leer, comprender y responder con precisión. Si no se lee y comprende, las respuestas pueden afectarse por el ánimo, las creencias, los prejuicios, lo que sea, y resultar pasivas, imprecisas o erradas. A tener en cuenta que estas son las consecuencias y no las causas.

En ajedrez, siempre debe tenerse presente que el excesivo subjetivismo puede alterar el curso lógico de la partida (V. Smyslov). No estamos ante el tablero para decir nuestra verdad, sino para esclarecer la verdad en el tablero. Las respuestas, lo que se escribe en él, no han de ser palabras sueltas, sino oraciones, párrafos y textos completos. Si una jugada es una palabra, entonces la idea de dónde colocar las piezas es una oración, y su evolución en distintas posiciones encadenadas lógicamente entre sí, constituyen los párrafos y textos. Solo que una partida no se juega en solitario, así que siempre han de tenerse presente las réplicas del rival.

El proceso de lectura es una evaluación basada en el material, tiempo, espacio y actividad de piezas (esto es de máxima importancia), y el proceso de escritura se basa en el uso de la lógica, cálculo preciso, conocimiento e intuición.

El proceso de lectura es particularmente importante para discernir la lógica interna de cada posición. Por ejemplo, se entiende que una persona no tiene súper poderes, pero si la lógica interna de una historieta así lo establece, entonces la lógica utilizada para esa historieta debe basarse en ello. En el mismo sentido, la lógica para una posición se basa en la lógica interna específica para la situación, y no en principios generales, valores, creencias ni prejuicios externos a ella.

Así puede entenderse que una respuesta que no evalúe el material disponible para ejecutar una idea, el tiempo necesario para llevarla a cabo, el espacio (las casillas) requeridas por las piezas, ni la actividad de piezas (las amenazas existentes, latentes y potenciales) en un sector o todo el tablero, es propensa a estar completamente errada.

Tener una buena "comprensión de lectura" es solo parte del proceso necesario para resolver un problema. Las palabras y las oraciones –las jugadas y los planes– también han de ser precisos en la manipulación de la lógica interna y el material, tiempo y espacio y amenazas en la táctica (cálculo preciso). Este proceso de respuesta se apoya también en la experiencia y conocimiento, y en la intuición; sin embargo, estos dos han de tomarse como soporte para la lógica y el cálculo preciso.

***

La siguiente partida, jugada en condiciones de competencia por jugadores ingleses de nivel intermedio, proviene de un requerimiento de análisis en los foros. Me pareció interesante, tanto por las fuentes de las imprecisiones y errores, como por las complicaciones que pudieron aparecer sobre el tablero, si los jugadores hubieran usado lógica y cálculo preciso en lugar de –solamente– conocimiento e intuición. De hecho, las complicaciones eran tan interesantes que fue necesario ampliar los comentarios originales.