Nivel Intermedio & Avanzado: La coordinación: Carlsen–Gelfand, Tal Memorial 2011

Nivel Intermedio & Avanzado: La coordinación: Carlsen–Gelfand, Tal Memorial 2011

JMurakami
JMurakami
16 jul. 2017 17:40 |
0

La coordinación.

Se podrían llenar páginas tras páginas al hablar solo de la coordinación en el ajedrez. Los ajedrecistas se alzan con la victoria no necesariamente por haber jugado con perfección, sino por haber mantenido mejor coordinación a lo largo de la partida, o al menos en los instantes críticos. El ajedrez es, con mucho, un asunto de ser más preciso que el rival, de manera que cuando se dice que alguien juega mejor, se habla de cuán bien coordina sus piezas y peones. Más aún, muchas de las leyes y conceptos ajedrecísticos tratan, precisamente, de cómo mejorar la coordinación propia mientras se destruye la del oponente; esto pasa desde los conceptos posicionales hasta los temas tácticos, donde ciertas constelaciones de piezas permiten quebrar las relaciones defensivas debido a... la falta de coordinación, espacial o temporal, entre las piezas.

La coordinación es, en esencia, ubicar las piezas para que trabajen como conjunto en la consecución de un objetivo, cuyo logro último es la ruptura de la coordinación rival. Está ligada intrínsicamente al desarrollo y ejecución de los planes de juego, desde que no trata solo de atacar o defender como grupo, sino donde hay debilidad o donde se ha determinado que puede debilitarse. Idealmente, se intenta atacar en masa y defender con lo mínimo, sea añadiendo o complementando, para alcanzar superioridad material contra puntos clave, superioridad que puede manifestarse en forma espacial y, o temporal. Tal disposición, donde las piezas y peones suman, multiplican y complementan esfuerzos, es llamada "armoniosa".

Así, hay tres criterios a cumplir al desarrollar la propia coordinación: Detectar los puntos e ideas clave en el tablero, ubicar las piezas y peones con la precisión posible (considerando tanto el espacio como el tiempo) para establecer la superioridad, y evaluar cuál de los arreglos coordinatorios posibles es más efectivo para quebrar o destruir la coordinación rival.

*****

La siguiente partida es un ejemplo de maestros. Ambos súper GMs se enfrascaron en ataques mutuos con reyes en flancos opuestos... y el centro expuesto. Dada la movilidad y la situación expuesta de los monarcas, los puntos claves y las ideas sobre los que (y contra los que) coordinar, cambiaban constantemente por todo el tablero, haciendo de su detección y ejecución una labor complicada y difícil, por decir lo menos. Aún así, ambos jugadores demostraron su capacidad con notable precisión.

El GM Boris Gelfand difícilmente requiere mayor presentación. Varias veces Candidato al Título Mundial, venció en el ciclo para retar a Anand en el 2012, donde solo fue vencido en el desempate. Quizá lo más atractivo en su juego es que siempre pareciera acertar con el plan correcto, para luego ejecutarlo con precisión sin importar que requiera jugar al ataque, defensa, posicional o dinámico; un verdadero maestro universal que comprende lo que debe hacerse, y lo hace bien.