Rey y peón vs rey: Atacando el rey enfrente 1

Este es el primer final *obligatorio* que deberías saber sobre finales de peones. Aprende bien este ejercicio y podrás ganar partidas con pequeñas ventajas. Puesto que no puedes dar mate con el peón, necesitas coronar una dama (suponemos que ya sabes dar el mate con rey y dama). Tu objetivo es coronar el peón en e8. El rey rival viene hacia ti así que debes encontrar una manera de avanzar y controlar la casilla "e8" con tu rey.

Rey y peón vs rey: Atacando el rey enfrente 2

¡El segundo final de rey y peón que debes dominar para estar preparado para el ajedrez de torneo! Ten en mente el primer ejercicio de esta categoría cuando intentes coronar con el peón de "e". Suele ser correcto mejorar la posición de tu rey lo más posible antes de avanzar con el peón. Si mantienes tu rey frente al peón y no permites que tu rival tome la oposición, no deberías tener problema en ganar esto.

Rey y dos peones vs rey

¿Puedes ganar este final a la primera? ¡No es tan fácil como parece! Cuando el rey enemigo está cerca de la esquina, debes tener mucho cuidado de no ahogarlo. ¡A veces tienes que deshacerte de algo de material para progresar! Recuerda el final básico de rey y peón para no olvidar que, siempre que tengas la oposición, puedes coronar uno de los peones y puedes no necesitar los dos.

Rey vs rey y peón de torre

¿Puedes hacer tablas con peón de menos frente al poderoso módulo? Pues sí, ¡y no es difícil! Corre con el rey a una esquina y consérvalo, y todo saldrá bien.

Rey y dos peones vs rey: Columna de separación

¿Puedes ganar solo con los peones? Los peones separados por una columna se defienden entre sí si los manejas correctamente. Si las negras amenazan con tomar uno, pregúntate: ¿Qué puedo hacer para que mi oponente no pueda tomar ese peón de forma segura? Ten esto en mente, acerca tu rey para apoyar los peones y la victoria será bastante fácil.

La regla de Bahr: Una victoria típica

¿Dónde está el modo fácil de ganar la posición? Tendrás que sacrificar el peón de "g" para ganar tiempo para tomar el peón de las negras y coronar en el flanco de reina. Sin embargo, debes asegurarte de no dejar que las negras accedan a la esquina de a8. Solo puedes asegurar esto avanzando tu peón de "a" todo lo posible antes de que tu oponente te pare.

La regla de Bahr: Unas tablas típicas

Ahora que sabes cómo ganar (porque has ganado "La regla de Bahr: Una victoria típica", ¿verdad?), ¿puedes hacer tablas en este final? Las blancas quieren sacrificar el peón de "b" para rápidamente tomar tu peón de "h". La estrategia de defensa correcta es avanzar el peón de "h" para incrementar el tiempo que las negras necesitan para coronar después de capturar tu peón.

Final de rey y peón: Zugzwang

Lo sé. Quieres apresurarte a entrar, pero tienes que pensar las cosas bien. "Zugzwang" describe una situación en la que un jugador preferiría no hacer ninguna jugada. De hecho, tener que mover lo condena al desastre. Si empiezas con 1.Re6 aquí, las negras replicarán con 1...Cc5 y tendrás que abandonar tu peón: estarías en zugzwang. Intenta poner a las negras en una situación similar.

Final de rey y peón: Triangulación

¿Sabes cómo usar la triangulación? Si puedes pasar el movimiento a las negras aquí haciendo un movimiento triangular donde las negras se tienen que mover adelante y detrás, las negras tendrán que dejar entrar a tu rey.

Final de rey y peón: Peón pasado lateral

¡Presta atención! Domina esta posición contra el módulo y seguro que ganarás casi todos los finales con peón de más contra los mortales. El método normal en posiciones como esta es usar tu peón de más para distraer al rey enemigo. Eso te permitirá hacer limpieza en el flanco de rey. ¡No olvides que el rey es una pieza de ataque en el final de la partida!

Final de rey y peón: Rey activo

¡Este ejercicio te enseñará todo lo que tienes que saber sobre el rey activo! Infíltrate y conduce al rey negro de vuelta al zugzwang. Con unos pocos movimientos sutiles cerrarás el trato.

Rey y peones vs rey y peones: Rey activo

¡La paciencia es una virtud! No te apresures a entrar aquí. En lugar de eso, saca el máximo partido a la posición de tu rey activo antes de pasar por caja.

Final de rey y peón: Invasión 1

Gana este final para dominar el uso del rey activo. Primero tienes que ganar el peón de las negras. Si recuerdas que los reyes nunca pueden estar el uno junto al otro, esto debería ser fácil. Una vez hayas ganado el peón, ten cuidado de no cometer un ahogamiento al coronar a una dama.

Final de rey y peón: Invasión 2

Ya has pillado lo del rey activo, ¿no? Aquí no te preocupes por la oposición. Tienes una actividad tan superior a la de tu rival que puedes entrar por la fuerza y tomar todos los peones. Entonces la victoria es fácil.

Final de rey y peón: Apartando

¡Avanza con el peón, bien! Eh... ralentiza un poco. Para ganar esta posición tienes que mantener al rey de las negras lo más lejos posible de los peones; si no, cuando tomes el peón negro, el rey enemigo podrá tomar el tuyo. Esto significa que puedes usar tu rey para apartar al rey negro. Esta es la prioridad absoluta.

Final de rey y peón: Apartando 2

Primero, tienes que darte cuenta de que las negras van a ganar el peón de las blancas. ¿Puedes ver por qué? Después debes intentar defender. Encuentra el camino correcto para tu rey.

Final de rey y peón: El momento correcto

Advertencia: Esto no es tan sencillo como puede parecer, ¡pero creo en ti! Tienes que tener mucho cuidado antes de avanzar con el peón de "h". Mira con anticipación y asegúrate de no acabar en una posición empatada de rey y peón vs rey.

Final de rey y peón: La oposición

¿Conoces este famoso estudio de final? Es una bella ilustración del poder de la oposición en la defensa. Si has practicado los anteriores ejercicios con cuidado, deberías ser capaz de encontrar la idea correcta para hacer tablas.

Final de rey y peón: maestría en la oposición

¿Realmente puedes conseguir tablas en esta posición? ¡Si, aunque tan solo lo conseguirás si dominas el concepto de la oposición!

Final de rey y peón: Oposición y flanqueo

¿Puedes dominar este baile de reyes y mostrar que realmente controlas los finales de rey y peón? Necesitas usar la oposición aquí, pero ten cuidado con la columna en la que la consigues. Tener la oposición distante en la columna "e" no vale de nada porque tu rey no puede usar la casilla e5.

Final de rey y peón: Oposición

¿Puedes navegar por este campo de minas? Si puedes mantener la oposición (y vigilar las rupturas de peones), el peón de más de las blancas no bastará para ganar.

Final de rey y peón: Oposición horizontal

Justo antes de esto has tenido que defender una posición similar con la vertical. La posición parece más nefasta porque el rey blanco ha invadido, ¡pero una defensa cuidadosa mantiene el equilibrio!

Final de rey y peón: La oposición distante

¿Por dónde empezar? Comenzar con 1.Re4 sería un error, pues 1...Re6 da a las negras la oposición y tú serás incapaz de progresar. Intenta jugar de un modo más flexible para que, responda lo que responda tu oponente, podrás o bien moverte directamente hacia uno de los peones negros y ganarlo, o tomar la oposición y forzar al rey negro a dejarte paso en la siguiente jugada. ¡Cuidado no permitas un contraataque que lleve a tablas!

Final de rey y peón: La oposición distante

¿No has perdido ya la oposición distante? Bueno, sí... pero las negras no pueden mantenerla dado que la casilla de c5 está ocupada. ¡Enseña al módulo que esto son tablas!

Final de rey y peón: Triangulación

Los triángulos: son clave para cortar pizzas y son clave para los finales de rey y peón. La inmediata 1.c6 no funciona porque las negras siempre pueden hacer tablas después de 1...Rc8. Sin embargo, si fuera la jugada de las negras en la posición inicial, las negras tendrían que ceder. Mover al rey hacia atrás permitiría la entrada de tu propio rey, mientras que tras 1...Re7 2.c6 ahora funcionaría. Así que necesitas encontrar la jugada que recree la posición inicial pero con turno de las negras.
Ejercicios