Carlsen desata la polémica
Magnus Carlsen en el Norway Chess. Foto: Maria Emelianova / Chess.com.

Carlsen desata la polémica

TarjeiJS
TarjeiJS
|
11 | Política de ajedrez

Magnus Carlsen ha desatado la polémica en Noruega al crear un nuevo club de ajedrez que ofrece plazas gratis a los primeros 1000 miembros y el propio Carlsen pagará las tasas de la federación.

Carlsen dijo que el club se creó para ayudar a los nuevos jugadores y fomentar el ajedrez en Noruega. Sin embargo, los críticos dijeron que el club está diseñado únicamente para influir en una próxima votación sobre un acuerdo de patrocinio en la federación noruega de ajedrez.

Carlsen también declaró que puede que no juegue el match del campeonato mundial 2020 si Noruega es el país anfitrión, lo cual enfadó a algunos fans noruegos del ajedrez.

Antecedentes: Trato con Kindred Group.

A principios de junio, el consejo de la Federación Noruega de Ajedrez sorprendió a muchos seguidores del ajedrez cuando anunció un posible acuerdo de 5,9 millones de dólares con Kindred Group, el gigante de juegos de azar con sede en Malta conocido por marcas como Unibet y Maria Casino.

En Noruega está prohibida la promoción de compañías extranjeras de juego. Por su parte, Kindred Group está ofreciendo un acuerdo de cinco años para asegurarse la ayuda de la federación de ajedrez en el cabildeo para lograr un cambio en la ley actual, en la cual Norsk Tipping, propiedad del gobierno, es la única compañía de juegos de azar con licencia.

El regulador noruego de juegos de azar, Lottstift, emitió una advertencia a la federación de ajedrez para que "valore las consecuencias" de trabajar con una compañía que cree que está operando ilegalmente en el país.

Si bien el interés por el ajedrez en Noruega está en auge gracias a Carlsen y la amplia cobertura de la televisión nacional, el presupuesto de su federación nacional de ajedrez es limitado, ya que de momento no tiene patrocinadores. Los partidarios ven el acuerdo como una oportunidad para aumentar el número de miembros de la federación y apoyar a los jugadores que quieren convertirse en "el próximo Magnus Carlsen".

Los críticos creen que la federación de ajedrez no debería mezclarse con una compañía tan polémica y que debería seguir siendo apolítica.

Magnus Carlsen
Magnus Carlsen. Foto: Maria Emelianova / Chess.com.

Carlsen da a entender que quizá no juegue el campeonato mundial de 2020 en Noruega.

El polémico acuerdo causó un gran alboroto en Stavanger, donde los organizadores del torneo Altibox Norway Chess están tratando de obtener fondos para organizar el próximo campeonato mundial de Carlsen en 2020.

Los líderes políticos de la ciudad exigieron a la federación de ajedrez que rechazara la oferta de Kindred Group. De lo contrario, retirarían su apoyo de 5 millones de coronas noruegas (580.000$) a la candidatura oficial.

La federación de ajedrez respondió rápidamente retirándose como organizador formal. Pero la respuesta de Carlsen sorprendió a muchos aficionados del ajedrez.

En una publicación de Facebook, Carlsen dio a entender que está dispuesto a salirse del ciclo del campeonato mundial si Stavanger gana la candidatura.

"El acuerdo con Kindred no afecta a la posibilidad de un campeonato mundial en Stavanger 2020 conmigo" escribió Carlsen en el post, traducido del noruego. "También se puede organizar muy bien sin mí" escribió Carlsen.

Carlsen lleva mucho tiempo en contra de Stavanger como anfitrión de su próximo mundial, postura que ha expresado tanto a los organizadores como a su federación. Hasta ahora no ha explicado por qué, y el equipo de Carlsen se negó a hacer declaraciones a Chess.com.

"Respeto la decisión de Stavanger de continuar el proceso, y no tengo nada malo que decir sobre los organizadores", dijo Carlsen. "Sin embargo, creo que la elección de la federación de ignorar mis señales y comprometerme con Stavanger fue muy extraña. Obviamente, sé que "No decido quién organizará el campeonato mundial u otros torneos, y entiendo que hay muchas opiniones y sentimientos sobre esto, pero tengo el derecho de decidir si jugaré o no", escribió Carlsen.

Carlsen continuó, dejando claro que está muy a favor del acuerdo.

"Mi conclusión es que, si este acuerdo es legal, yo recomendaría totalmente votar a favor" dijo Carlsen. Añadió que sería "una locura" si él o alguien en su equipo recibieran parte de este dinero.

Magnus Carlsen
Magnus Carlsen (izda.). Foto: Maria Emelianova / Chess.com.

El nuevo club de ajedrez de Carlsen genera críticas.

El último movimiento de Carlsen el martes es el que ha causado las reacciones más fuertes. Carlsen decidió abrir un nuevo club de ajedrez, Offerpill (Juego de Sacrificio), que ofrece plazas gratuitas para los primeros 1.000 miembros, lo que costaría a Carlsen hasta 60.000$ en tasas de la federación.

"Magnus Carlsen aceptará este gasto como un apoyo directo a la federación noruega de ajedrez" dijo Henrik Carlsen, padre de Magnus, a VG.

Carlsen publicó un vídeo de sí mismo en la web oficial de su nuevo club en el que dice que quiere dar a todo el mundo la oportunidad de jugar al ajedrez, independientemente de cuál sea su estatus o procedencia.  

En apenas unas horas, el club anunció que ya había alcanzado los 1.000 miembros, lo cual permitiría al club enviar 40 delegados al congreso el 7 de julio y, probablemente, hacer que la votación del acuerdo con Kindred Group se decante por el "sí".

Esta medida ha sido recibida con ira y los críticos la han visto como una estrategia transparente para influir en la próxima votación.

Leif welhaven, comentarista de deportes de VG, la tachó de "cínica declaración de guerra".

Esten O. Saether, escritora de Dagbladet, dijo que la decisión de crear el club fue "una fea metedura de pata". 

El manager de Carlsen, Espen Agdestein, emitió una declaración a NRK defendiendo la decisión del campeón mundial de fundar el club:

"Él solo quiere ayudar a los que quieren convertirse en jugadores serios detrás de él", dijo Agdestein en una declaración traducida del noruego. "Cree que hay un gran potencial en el ajedrez noruego, y hay muchos jugadores jóvenes que vienen detrás de él, pero es imposible para ellos llegar a ninguna parte con los presupuestos con los que contamos en el ajedrez noruego".

Queda por ver si el acuerdo con Kindred Group es legal o si el club de Carlsen podrá votar. La Federación Noruega de Ajedrez ha sido convocada para realizar otro análisis legal del acuerdo y el martes su presidente Morten L. Madsen dijo que también investigará si el nuevo club de Carlsen está dentro de la ley.

Más de TarjeiJS
Stavanger, Noruega retira su candidatura a organizar el Mundial de Ajedrez 2020

Stavanger, Noruega retira su candidatura a organizar el Mundial de Ajedrez 2020