Noticias
Fabiano Caruana habla sobre su experiencia jugando el Campeonato del Mundo, el match Carlsen-Nepomniachtchi, y mucho más
Fabiano Caruana. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

Fabiano Caruana habla sobre su experiencia jugando el Campeonato del Mundo, el match Carlsen-Nepomniachtchi, y mucho más

PeterDoggers
| 2 | Jugadores de ajedrez

El GM Fabiano Caruana será el comentarista estrella de Chess.com durante el Match por el Campeonato del Mundo entre Carlsen y Nepomniachtchi, junto con GM Robert Hess y IM Danny Rensch. Nadie tiene mejores conocimientos que el número dos del mundo y retador de Carlsen por el título mundial en el encuentro anterior de 2018.

¿Qué recuerdos tiene Caruana sobre este encuentro? ¿Qué aprendió del match? ¿Qué pasó con aquel video que filtró parte de su preparación? ¿Cuáles son sus predicciones para el encuentro por el Campeonato del Mundo 2021? De todo esto y mucho más se habló en una videollamada que tuve con Caruana. Fabiano también brindaría comentarios adicionales luego de que hubiese terminado el torneo Norway Chess.

¿Cómo se siente ganar el Torneo de Candidatos, despertarte a la mañana siguiente y pensar: jugaré un match por el Campeonato del Mundo?

El Torneo de Candidatos realmente comienza varios meses antes de que empiece la primera partida. Existen un montón de clasificaciones que son extremadamente difíciles; no creo que nadie esté exento de esta dificultad. Todos han hecho un gran esfuerzo para clasificarse. También hay muchísima preparación que se pone en marcha luego de haberse clasificado. Aunque no está exactamente al mismo nivel que el encuentro por el Campeonato del Mundo, está muy cerca en términos del nivel de la preparación, la tensión, y lo que está en juego. Es prácticamente lo único que casi podría compararse con el match por el Campeonato del Mundo.

Agon's Ilya Merenzon, Fabiano Caruana, and FIDE's D.V. Sundar. | Photo: Maria Emelianova/Chess.com.
Ilya Merenzon, de Agon, Fabiano Caruana con el trofeo de ganador, y D.V. Sundar, de la FIDE. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

Hay un período de intensidad que se extiende durante meses; y, por supuesto, durante el torneo es aún más intenso. Juegas durante aproximadamente tres semanas, e incluso durante los días de descanso estás con mucha tensión pensando en la próxima partida: qué voy a preparar, cómo jugaré. Una vez que se termina, por lo tanto, lo primero es una liberación de estrés. Y, al menos en mi caso, no hubo demasiado pensamiento sobre el match por el título. Pero, claro está, eso ocurre después; hay una enorme cantidad de trabajo y preparación de cara al match. Pero a la mañana siguiente, o quizás unos días después, no estaba realmente pensando en el match. Pero quizás eso haya sido porque inmediatamente después de los Candidatos, creo que dos días después, ya estaba jugando otro torneo, el Grenke.

Torneo que también ganaste.

Sí, fue un buen año para mí. Creo que fue la euforia o el impulso que traía de los Candidatos lo que hizo que tuviera un muy buen rendimiento. Pero sí, después, por supuesto, empiezas a pensar: jugaré un match por el Campeonato del Mundo. Pero creo que lo internalicé sólo una semana antes de que comenzara el match. Estábamos preparando; 10 días o quizás una semana antes del inicio fue cuando me di cuenta de que realmente iba a hacerlo. Viajaría a Londres y se terminaría la preparación. Lo habíamos tenido todo. Pareció muchísimo tiempo para pensar en el enfoque, las aperturas, Magnus, y todo el match en general. Una semana antes de que empiece, sin embargo, te das cuenta de que aún con todo ese tiempo no has hecho tanto como te hubiera gustado. 

¿O sea que tan sólo una semana o 10 días antes fue cuando realmente te diste cuenta de que jugarías el match, de que era algo real?

Digamos que fue una realización emocional, el sentirlo. Creo que también lo sentí cuando estaba jugando la Olimpíada o en nuestra última sesión de entrenamiento antes del match; creo que también lo sentí entonces. Me sentí muy estresado durante ese torneo. Creo que estaba empezando a darme cuenta alrededor de 10 días antes. Fue durante nuestra última sesión de entrenamiento antes de ir a Londres; creo que fue entonces cuando empezó a tener un impacto emocional en mí. Se vuelve más real con la primera partida, hasta que se sientas en el tablero.

Y, a diferencia de otros torneos, hay 30 fotógrafos tomándote fotos. Ese tiene que haber sido el momento en donde te das cuenta de la importancia que tiene.

Ese es el momento en el que te das cuenta de cuán estresante ha sido todo, y de que aún lo será. Sí, creo que eso lo describe bastante bien. Ese fue un momento muy difícil de describir para mí; cuando nos sentamos, estábamos prácticamente en una caja de vidrio desde la que no podíamos ver el exterior ni la cantidad de espectadores que nos estaban mirando. Y quizás había 20 o 30 fotógrafos alrededor nuestro. Creo que ese fue el primer momento de estrés para mí; por supuesto, el estrés nunca desaparece y te acompaña durante todo el match. Pero te acostumbras a él.

Ese es el momento en el que te das cuenta de cuán estresante ha sido todo, y de que aún lo será.

Creo que tuve suerte porque sobreviví a la primera partida, en la que estaba completamente perdido. Estaba en la peor situación posible: una situación desconocida en la que Magnus me superó al comienzo de la partida, estaba mucho mejor preparado y quedé en una posición perdida sin casi tiempo en el reloj. De alguna manera conseguí sobrevivir; eso me dio ánimos para seguir adelante. Me dio la confianza interna de que este era un encuentro que sí podía ganar. De haber perdido la primera partida, la situación hubiese sido muy pero muy difícil.

Carlsen Caruana 2018
Una gran cantidad de fotógrafos en el match Carlsen-Caruana. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

¿Podrías describir cómo fueron los meses de preparación previos al match? ¿Cómo pleneas? ¿Cómo enfocas esto?

Teníamos un equipo que ya estaba formado para los Candidatos. El equipo consistía en Rustam [Kasimdzhanov], Christian [Chirila], Leinier [Dominguez] y Alejandro [Ramirez]. Él [Ramirez] no era realmente parte del equipo para los Candidatos, pero vino y trabajó unos días con nosotros, y terminó sumándose para el match del Campeonato del Mundo. De modo que ese era el equipo. Ya estaba formado, lo cual estuvo bueno. No había que pensar demasiado al respecto; tan sólo teníamos que organizar los períodos de entrenamiento.

Conseguimos programar tres meses de entrenamiento; habiendo mucha gente, es realmente mucho tiempo para realizar un trabajo significativo. Pero el ajedrez es un juego tan vasto que puedes seguir de forma indefinida sin realmente sentir que has chequeado todo lo que querías. Además, porque no sólo es importante hacer el trabajo sino también asimilarlo. Cualquiera puede hacer el trabajo, pero lo otro queda en mí. Necesito asegurarme de que entiendo las posiciones y de que me siento cómodo con ellas. Soy el único que realmente estará jugándolas.

¿A cada uno se le destina una determinada tarea? ¿Quiere esto decir que un gran maestro prestará atención a un cierto tipo de aperturas mientras que otro gran maestro se enfocará en otras? ¿O funciona de forma completamente distinta?

Sí, así es normalmente como funciona. Por supuesto, es muy flexible. Pero normalmente damos ciertas posiciones o aperturas a distintas personas para que esas sean sus áreas de trabajo. Luego, yo jugaría partidas de entrenamiento contra ellos o corroboraría sus análisis de vez en cuando para ver si la línea en cuestión se me da bien. Obviamente, las cosas cambian. No siempre todo está organizado; algunas veces hay algunos cambios o la gente cambia de una apertura a otra. Algunas veces nuestros planes cambian; quizás el simple hecho de que después de chequear una apertura puedas sentirte entusiasmado con ella. Tiene buen aspecto, pero luego detectas un problema y tienes que deshacer todo el trabajo.

Christian Chirila
Uno de los segundos de Caruana, Christian Chirila, estuvo presente en Londres durante el match. Foto: Mike Klein/Chess.com.

¿Cuál es el momento en el que tomas las decisiones importantes? Por ejemplo: en este match decidiste que si Carlsen jugaba la Sveshnikov, primero tratarías de poner presión algunas veces con la Rossolimo y, eventualmente, cambiarías y probarías entrando en la Sveshnikov. ¿En qué momento de la preparación tomas estas decisiones?

Creo que tomamos las decisiones más importantes en el primer campo de entrenamiento, durante el verano. Una decisión fue la de jugar principalmente 1.e4, y no enfocarse en 1.d4, porque Magnus tiene un repertorio de aperturas muy amplio. Tendría que haber tenido un repertorio completo de 1.d4 para realmente haber podido presionarlo en ese terreno. Sentí que sería demasiado trabajo. La otra decisión fue sobre qué jugar con negras contra 1.e4. Se decidió que sería la Petroff (y mantenerse firme con ella), y el Gambito de Dama Rehusado. 

En términos generales, creo que tanto Magnus como yo lo hicimos muy bien con las piezas negras. Por alguna razón, nuestra preparación con negras dio buenos resultados mientras que nuestra preparación para jugar con blancas no tanto. Ese fue el sentimiento que tuve. A pesar de que algunas veces nos pusimos problemas el uno al otro, esa sigue siendo mi impresión  general.

En términos generales, creo que tanto Magnus como yo lo hicimos muy bien con las piezas negras. Por alguna razón, nuestra preparación con negras dio buenos resultados mientras que nuestra preparación para jugar con blancas no tanto.

¿Hasta qué punto estás considerando todas las aperturas? Quiero decir: por supuesto que pones tu atención principalmente en las aperturas que Magnus juega. Siempre habrá alguna posibilidad de que juegue algo que nunca antes ha jugado. Incluso podría ser la Alekhine. ¿Hasta qué punto estás chequeando tus líneas en todo el resto de las aperturas?

Eso fue algo que asumí, que Magnus podría cambiar. En ese momento él estaba jugando principalmente el Marshall, así que pusimos mucho esfuerzo en el Marshall. Pero creo que existía la suposición general de que había al menos 50% de chances de que jugase otra apertura. Las principales eran el Marshall y la Berlinesa. Digamos que esas eran las apuestas más seguras. Es en estas aperturas en las que uno puede preparar y sentirse muy cómodo con la preparación. Y también la Najdorf. La Defensa Sveshnikov no estaba tan presente en nuestro radar como las otras aperturas; por eso es que la Rossolimo fue nuestra opción principal. Realmente no preparamos la variante 7.Cd5 de la Sveshnikov hasta una vez que comenzó el match. Todo el trabajo fue hecho entonces.

La Rossolimo era la variante con la que me sentía más cómodo, y pensé que podría ponerlo en problemas en caso de que la jugásemos. Pero la preparación sencillamente no fue buena. No pasamos suficiente tiempo preparando o no lo hicimos con la dedicación apropiada. Y, al final, no salió bien. La Sveshnikov con 7.Nd5 terminó funcionando mucho mejor. Allí conseguí plantearle serios problemas. Pero todo eso fue el trabajo del equipo. Casi no estuve involucrado con el trabajo que mi equipo estaba realizando durante el match. Estaba corroborando y tratando, desesperadamente, de recordar y entender las distintas posiciones.

Como decías anteriormente, es simplemente imposible prepararse contra todo, incluso teniendo tres meses. Pero aún así, mirando hacia atrás: ¿hay algo que hubieras hecho distinto ahora que ya has jugado el match y sabes lo que sucedió?

En términos del enfoque, creo que hicimos las cosas bastante bien, principalmente considerando que fue la primera vez en la que me preparaba para un evento de semejante magnitud. Rustam tenía experiencia. Él ya había preparado para encuentros por el Campeonato del Mundo con Vishy [Anand]; había trabajado con Vishy durante muchos años, por lo que conocía bien el terreno. Pero, para el resto de nosotros, era terreno completamente desconocido. Creo que nuestro enfoque fue bastante bueno. Hubo, claro está, errores; errores de análisis, errores sobre en dónde poner nuestro énfasis en las aperturas.

Pero más allá del trabajo en aperturas que fue, por supuesto, un aspecto principal, ese año me encontraba en muy buena forma. Durante el match, nuestro nivel de juego fue generalmente alto. Fue de una calidad muy alta durante el segmento clásico, hasta que llegamos a las rápidas. Mi nivel a lo largo de ese año fue bastante bueno; creo que esto fue, en parte, porque estaba trabajando en ajedrez de manera diligente y practicando muchísimo, no sólo en las aperturas sino también en mis habilidades ajedrecísticas en general. Destinábamos tanto tiempo como podíamos. Estaba entrenando más ajedrez que en cualquier otro período de mi carrera ajedrecística.

Fabiano Caruana Grenke 2018.
Caruana tuvo un excelente año ajedrecístico en 2018. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

¿No hubo ningún momento durante el match en el que pensaste: Oh, Dios, por qué no analizamos esto? ¿Cómo pudimos habernos olvidado?

Aperturas en concreto, por supuesto. Pero creo que eso puede verse sólo en retrospectiva. Por supuesto, deberíamos haber analizado más la Sveshnikov-Rossolimo. Deberíamos haber puesto más atención ahí. También tuvimos, por ejemplo, un error flagrante en la Petroff: mi línea principal perdía de manera forzada. [Sonríe]

También tuvimos, por ejemplo, un error flagrante en la Petroff: mi línea principal perdía de manera forzada.

¿Cuándo te diste cuenta de eso?

Lo descubrí muy poco tiempo después del match. Estaba preparándome para una partida, revisé la línea y me dije: Oh, por cierto, ahora hay esta jugada. Y no exagero cuando digo que estaba perdido. En la posición había, más o menos, un jaque mate forzado.

¿Te parece posible que hubieras podido perder así una partida en el match?

Sí, era posible. Era un punto muy sutil, él tendría que haberlo encontrado. Es similar al error de Kramnik en su preparación contra Leko, en Brissago 2004, en el Marshall. Son cosas que pasan.

La cuestión es que hubo un momento en donde deberíamos haber sido más diligentes con el ordenador. Y algo que sólo puedo decir en retrospectiva, la evolución de los módulos de ajedrez... quiero decir, también los ordenadores mejoraron muchísimo. Toda la evolución que comenzó con AlphaZero y las redes neuronales. El nivel de los módulos de análisis mejoró tantísimo más que en cualquier otro período en el que estuve entrenando ajedrez. Hoy en día, tres años después, ese error jamás sucedería: los ordenadores detectarían aquel error de análisis de forma instantánea. 

¿Tiene esto algo que ver con los módulos en la nube?

Nosotros utilizábamos módulos en la nube. De hecho, estábamos trabajando con una compañía que nos ofrecía un hardware potente, pero los ordenadores eran distintos. Nadie estaba utilizando Leela en ese momento, así que nosotros empezamos a usarlo. Yo asumí que también Magnus estaría utilizando Leela entonces; pero aún era algo bastante raro. El nivel de Leela era mucho más bajo del que tiene hoy en día. En ese entonces, muy a menudo se colgaba mates o no podía ganar finales con torre de más; cosas de ese estilo. Tenía algunos problemas técnicos raros, pero fue igualmente muy útil para la preparación. En la actualidad todo esto mejoró de manera astronómica. El progreso que hubo es increíble.

Carlen- Caruana game 7 2018
Carlsen-Caruana, séptima partida del match. Foto: Peter Doggers/Chess.com.

Eso también significa que el nivel de preparación será extremadamente alto y que, en muchas variantes, como supongo ocurre en la actualidad en el ajedrez de máximo nivel, distintos jugadores tendrán análisis muy similares. Todo esto generará una cantidad enorme de información. ¿Cómo haces para recordar todo eso? ¿Cómo memorizas todas esas variantes?

La memorización es un tema clave. Hay jugadores con mejores y peores memorias. Pero incluso a Magnus, que es quien tiene probablemente la mejor memoria de los jugadores top, aún le cuesta. Creo que eso también cambió el enfoque, porque ciertamente no quieres llenarte la cabeza de líneas justo antes de cada partida. Es agotador. Quizás pueda funcionar para alguna partida en concreto pero, en términos generales, es agotador. A pesar de todo, esto es exactamente lo que algunos jugadores aún hacen. Por esta razón es que ahora la gente elige otras  direcciones que, aunque no consigan ventaja (que es lo más probable), llevarán a sus oponentes a terrenos desconocidos. Y si es una variante más o menos segura, una idea decente, algo con lo que puedes crearle problemas a tu adversario, jugarás la partida. Creo que la mayoría de los jugadores están adoptando este enfoque, especialmente en esta época de ajedrez rápido online o ajedrez rápido en general. Si puedes probar algo que pondrá presión sobre tu oponente y excluirá la opción de la derrota, quizás puedas ganar una de cada tres partidas. Y eso ya sería un éxito total. Es un enfoque mucho más práctico en la actualidad.

Pero para el encuentro por el Campeonato del Mundo, creo que los jugadores aún aspiran a tener una preparación completa en la que tienen todo bajo control, especialmente con negras. Tratan de que no los sorprendan cuando juegan con negras y, cuando tienen las piezas blancas, intentan poner presión siempre que sea posible. No tienes que ganar todas las partidas. Sólo tienes que ganar una. Eso es suficiente para ponerte en la delantera. La idea no es barrer a tu oponente del tablero, sino maximizar tu patrimonio.

La idea no es barrer a tu oponente del tablero, sino maximizar tu patrimonio.

Desde un punto de vista práctico, ¿hay algún método que puedas utilizar para estudiar líneas? En la actualidad se habla mucho sobre el aprendizaje de idiomas a través de la repetición, por ejemplo, y existen muchos tipos de trucos para la memoria. ¿Hay algo que sepas que otros grandes maestros estén haciendo al respecto?

En mi caso, y creo que le sucede lo mismo a otros jugadores, las posiciones que más recuerdo son aquellas que he tenido sobre el tablero y he jugado, y no las que he visto rápidamente en el ordenador. Quizás pueda funcionar antes de una partida llenarte la cabeza con variantes y revisar a todas ellas en el ordenador. Pero, también hablando por experiencia propia, igual de rápido te las olvidarás: quizás tres días después ya no te acuerdas de absolutamente nada de lo que habías visto. Hay muchos jugadores que tienen repertorios que repasan continuamente, ven las mismas posiciones, digamos, 10 veces durante un mismo torneo. Como ya han visto las mismas posiciones cientos de veces, en algún momento se les quedan grabadas en la memoria. Consideremos a un jugador como, por ejemplo, Maxime [Vachier-Lagrave] - él es un buen ejemplo de alguien que juega las mismas variantes casi de forma religiosa; es fiel a sus líneas. Ha visto las mismas posiciones tanta cantidad de veces que ya las tiene memorizadas. Pero aún así cometes errores; la memoria no es perfecta. Y puede jugarte una mala pasada; somos humanos y estamos condenados a cometer errores. 

Creo que los jugadores que no están familiarizados con la preparación para las partidas, o que no han visto la rutina que siguen los jugadores antes de las partidas, creen que es todo memorización. Pero, muy a menudo, cuando estás en el tablero, se trata de calcular líneas para agilizar tu memoria y tratar de tratar de recordar los detalles del análisis. Muchas veces veo una posición sobre el tablero, y sé que ya la he visto antes, pero no recuerdo necesariamente todos los detalles. Entonces trato de analizarla para volver a familiarizarme con ella. Empiezas a recordar al pensar y calcular. No se trata de jugadores repitiendo jugadas que han analizado con anterioridad de forma mecánica, sino de pensar el porqué de cada movimiento, qué pasa contra esta o aquella jugada. 

Una de las cosas es que no puedes analizarlo todo. Es una jungla. Puedes pensar en una jugada que es sensata - y que tiene el aspecto de serlo - pero sabes que no estaba en tus apuntes, o que el ordenador no la recomendaba. Entonces tratas de entender, basándote en tu conocimiento, por qué es que esa jugada puede no ser tan buena. Lo que intentas es entender el por qué. Hay muchas cosas como esta.

Caruana Carlsen
"No puedes analizarlo todo". Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

En tu opinión, ¿Cuál es la aspecto más desafiante de jugar un match por el campeonato del mundo?

Todo es desafiante [sonríe.] Uno de esos aspectos, y creo que aplica casi todos los torneos, es que es ajedrez sin parar: vas de pensar en la partida a jugar la partida a pensar en la siguiente partida. Pero en un Campeonato del Mundo, es mucho más tenso. No te puedes permitir equivocarte, bajar la guardia; eso aumenta aún más la tensión. En algún momento eso te pasa factura. Y no sólo en lo mental, sino también en lo físico. 

Por lo tanto, la presión y el estrés son, en general, la parte más difícil del match. Es el hecho de que estás jugando contra alguien como Magnus, uno de los mejores jugadores en la historia del ajedrez. Sabes que no habrá ni un sólo momento de tranquilidad en toda la partida, que tendrás que estar atento y esforzarte para todo. Si estás tratando de ganar una partida o estás defendiéndote en una posición inferior, sabes que cada momento será muy difícil. Es algo muy desafiante en todos los sentidos.

¿Es esa una característica que sólo Magnus tiene? ¿Es Magnus el único jugador que hace que cada momento de la partida sea difícil?

En términos generales, Magnus es el jugador más fuerte, más preciso y más consistente. Y te presiona. Algunos jugadores dejan que esa presión disminuya, pero no en el caso de Magnus. Casi siempre mantiene esa presión, ya sea en términos de defensa porque algunas veces se queda con posiciones malas; pero él es muy bueno defendiendo... Hay un momento en las partidas en los que tienes la sensación de que todo está dirigiéndose hacia las tablas, y hay una relajación. Pero después de haber jugado varias partidas contra Magnus, entiendes que él nunca se relaja. Si cometes una impresión, puede transformarse en una posición ligeramente incómoda para ti. Y eso se convierte en una bola de nieve: una partida que parecía que terminaría en tablas puede convertirse en una partida en la que acabas perdiendo.

En términos generales, Magnus es el jugador más fuerte, más preciso y más consistente.

Hay, por cierto, algo de lo que estoy orgulloso. En esos "momentos durante la sexta hora de juego", creo que estaba jugando mejor que él; en esos largos finales que jugamos, y jugamos varios. Ese fue uno de mis puntos fuertes durante el encuentro. Aún así, fue un pequeño punto fuerte porque terminamos empatando todas las partidas. Pero era algo en lo que pensaba: no relajarme en ningún momento. 

Pero cualquier jugador de la élite, o la mayoría de ellos, siempre te presionan. Siempre te hacen la vida muy difícil. Cuando juego contra, por ejemplo, Shakhriyar [Mamedyarov] o Levon [Aronian], sé que será una partida difícil en la que tendré que solucionar un montón de problemas. Pero, al mismo tiempo, también sé que cualquiera de ellos puede cometer un error muy grave en cualquier momento. Magnus también puede cometer ese tipo de errores, pero es mucho menos probable. Esa es la impresión que tengo.

Caruana Carlsen 2018
"Magnus también puede cometer este tipo de errores, pero es mucho menos probable." Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

Uno de esos largos finales que jugaron fue en la primera partida, en la que conseguiste sobrevivir estando perdido. ¿Cómo te afectó eso? ¿Cuán importante es el aspecto psicológico en un encuentro por el campeonato del mundo? ¿Tiene un impacto mayor que en otros torneos?

No sé si tiene un impacto mayor que en otros torneos. La única cuestión es que en los otros torneos no te flagelas si no consigues el primer puesto. En este caso hay mucho más en juego. Pero si nos pusiéramos a analizar por qué cada jugador no ganó torneos tales como Norway Chess, o Sinquefield Cup, o Tata Steel, entonces comprenderíamos que el aspecto psicológico juega un papel muy importante. Muchos jugadores pierden interés en el torneo cuando no les va bien, o no defienden con suficiente tenacidad cuando se quedan en posiciones difíciles.  Es seguro que estas cosas afectan cada partida de ajedrez, en cada torneo, incluso probablemente en torneos de todos los niveles, no sólo en la élite. La diferencia es que, cuando se trata del match por el campeonato del mundo, analizamos a ambos jugadores desde el punto de vista psicológico, sus enfoques en la preparación y todo lo relacionado con cómo encaran cada partida. Sin embargo, no lo analizamos de la misma forma cuando se trata de 10 jugadores que están, por ejemplo, jugando la Sinquefield Cup. Pero creo que la psicología es muy similar en ambos casos.

Las emociones son, por supuesto, avasallantes. En algunas partidas sobrevives estando perdido; en otras, desaprovechas chances de victoria. ¿De qué forma te dices a ti mismo que tienes que dejar de pensar en esta partida y, en cambio, concentrarte en la siguiente? ¿O es que, acaso, analizas las partidas con profundidad durante el match para lidear con ellas y dejarlas detrás tuyo? ¿Cómo haces la transición de una partida a otra?

Tuvo dos momentos decepcionantes durante el match. Uno fue el final en el que estaba objetivamente ganado...

La sexta partida. Sesse propuso una línea ganadora que incluso los grandes maestros no podían comprender. Querías preguntarte si tú entendiste esa variante ganadora y cuanta atención le prestaste.

Al comienzo pensé que no era muy lógica; no entendía realmente por qué ganaba. Luego, cuando pensé más en términos de cuáles eran las opciones de las blancas, me di cuenta que si hacía esta jugada, incluso si la hacía de casualidad... Porque, en este momento, ya había estado presionándolo durante casi todo el final. Pero, en algún momento, pensé que acabaría en tablas. No veía cómo progresar. Luego empezamos a dar vueltas, y más vueltas, y entonces es que él hace esta jugada que me daba chances de ganar la partida. Durante la partida, no obstante, las 15 jugadas previas o las 10 siguientes, no se sentían como si él hubiera cometido un error. Nadie me dijo: "Puedes ganar exactamente en este momento", por lo que no presté demasiada atención durante la partida. Una vez finalizada la partida, fuimos a la conferencia de prensa. Y entonces empecé a pensar, a reproducir las jugadas en mi cabeza, y me di cuenta de que las opciones de las blancas son muy limitadas luego de esta jugada. Una vez que la haces, el triunfo es bastante claro y directo.

Carlsen Caruana 2018 game 6
Carlsen y Caruana analizando la sexta partida en la conferencia de prensa junto al GM Danny King. Foto: Mike Klein/Chess.com.

¿Y no la analizaste con mayor profundidad cuando llegaste a la habitación del hotel?

No mirábamos las partidas para nada, pero sí piensas en la partida. Se queda en tu cabeza. Si has desaprovechado una oportunidad clara, quizás no consigas dormir por la noche. Pero si es algo como esto, que es un poco difícil, una chance aleatoria en una posición de tablas, sólo porque él cometió un descuido del que ninguno de los dos se percató, entonces no me afecta tanto. 

Pero con lo que realmente estaba decepcionado fue cuando hice esa jugada 28.h3 [en la octava partida - PD]. Claramente lo había sorprendido en la apertura. Tenía mucho menos tiempo que yo, y mi posición era objetivamente mucho mejor, quizás incluso ganadora. Quería presionarlo con el tiempo. Quería mantener la presión. Pero hice esta jugada posicional que fue una importante pérdida de tiempo. Fue algo estúpido, porque me podría haber quedado allí sentado, con disciplina, y haber hecho un esfuerzo por entender mejor la posición. Esas fueron las dos ocasiones en las que tuve chances de ganar la partida.

En el caso de este último, ¿te quedó dando vueltas en la cabeza durante más de un día?

Definitivamente siguió dándome vueltas durante más de un día. La pregunta es: ¿siguió dandome vueltas durante más de un año? [sonríe.] Eso fue muy decepcionante. No es que de ganar esa partida se hubiera acabado el match, pero Magnus se hubiese visto en una situación muy difícil.

Definitivamente siguió dándome vueltas durante más de un día. La pregunta es: ¿siguió dándome vueltas durante más de un año?!

Algunas veces estás ganado, objetivamente ganado, de forma matemática, como en ese final, pero no te sientes mal al respecto porque te das cuenta de que te excede. No puedes encontrar todo sobre el tablero. Y hay algunas posiciones que ni siquiera están objetivamente ganadas. No es el final de la partida si no juego 28.h3, pero no debería hacerlo. No es, siquiera, un error ajedrecístico. Es impulsividad y descuido; todas esas cosas que no están relacionadas con el ajedrez que hice con prisa. Claro está, uno ve las distintas opciones y las analiza, de modo que esto no fue un error ajedrecístico. El otro fue un error ajedrecístico; pero uno por el que, creo, puedo perdonarme. Habiendo dicho eso, él también omitió una victoria mucho más clara y sencilla en la primera partida, por lo que no fui el único que tuvo motivos para arrepentirse durante el segmento clásico.

Esto me hace pensar en otra cosa: ¿Cuál fue el aprendizaje más importante que sacaste de haber jugado contra Magnus?

Definitivamente aprendí mucho sobre el ajedrez, y también sobre cómo encararlo. También aprendí sobre cómo juego yo, cómo enfoco las partidas; los errores que cometí y mis puntos flojos.

Carlsen Caruana 2018
El comienzo de la 12ª partida, en 2018. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

¿Está esto basado en un análisis detallado de tus partidas hecho después del encuentro? ¿Analizaste luego las partidas, quizás con tus segundos?

No, nunca volví a mirar las partidas después de finalizado el match. Es muy doloroso: saber que estuviste cerca y desaprovechaste la oportunidad. Sí que pensé en las partidas, pero nunca realmente las analicé, ni con el ordenador ni en el tablero.

Nunca volví a mirar las partidas después de finalizado el match.

Se supone que es bueno para tu ajedrez el analizar tus propias partidas, ¿¡lo sabes?!

No estoy seguro de haber aprendido la correspondiente lección. Y por supuesto, los tres años que le siguieron fueron muy raros.

Me dijiste que has aprendido mucho del match, y me estaba preguntando de dónde concretamente lo habías aprendido. ¿Fue de jugar las partidas, de las memorias que te quedaron, de las jugadas que has hecho? ¿Cómo fue en tu caso? 

 No fueron tanto las jugadas. Más bien fue la forma en la que pienso en general, y cómo tomo decisiones, lo cual no siempre se trata de analizar una jugada y entender la esencia de la posición. Es, en cambio, sobre pensar en lo que tengo en la cabeza. Una de las cosas que me di cuenta fue que Magnus, en algún punto, había pensado sobre mí de forma tal que le permitió identificar mis puntos fuertes y débiles. Nunca antes había sentido algo así con ningún otro jugador: que se tomen el tiempo para descifrar lo bueno y lo malo en mí, y que traten de encaminarse hacia ciertas posiciones. Pero me di cuenta de que Magnus había hecho ese trabajo diligentemente y que me había descifrado como jugador de forma bastante precisa. No creo que yo haya conseguido hacer lo mismo con él, o, al menos, no lo suficientemente bien. Probablemente, no fui lo suficientemente diligente en mi enfoque hacia el jugador por sobre, digamos, no mi ajedrez sino su ajedrez. En otros torneos eso no es algo importante; estoy jugando con otro nueve jugadores o, en el caso del Candidatos, contra otras siete personas. No puedo psicoanalizar a cada jugador. Tan sólo necesito asegurarme de que mi ajedrez sea tan bueno como pueda ser. Pero cuando se trata de uno contra uno, entonces realmente gana mucha importancia. Él hizo hecho mucho mejor que yo, eso está muy claro. Creo que esa es, precisamente, una de sus virtudes: la parte psicológica, el entender qué hacer contra cada jugador.

Lo que hice antes del match fue probablemente bueno, pero no podría decir lo mismo con respecto a lo que hice luego. Podría haberlo hecho mucho mejor en términos de cómo enfoco el ajedrez. Una vez que el match terminó, sentí la necesidad de distenderme; eso hizo que mi dedicación al ajedrez no fuera lo suficientemente seria durante más o menos un año. Luego, eso fue más o menos lo que sucedió cuando empezó el COVID: el ajedrez se volvió muy extraño.

En la conferencia de prensa antes del encuentro, dijiste que habías detectado fallos en el juego de Carlsen, pero que no habías podido deducir patrones claros. ¿Tienes ahora una idea más clara sobre los aspectos en los que Ian debería estar trabajando?

Es, de hecho, difícil; por los errores que comete. Veo sus partidas y, por supuesto, veo que comete errores. Todos lo hacemos, es normal. Nadie es inmune a eso. Pero no parecen tener un patrón muy claro. No sé si es por la universalidad de su estilo o porque simplemente no soy muy bueno en detectar esas cosas [sonríe]. Pero puede que sea porque él es, en general, bueno en prácticamente todas las áreas. No es fácil apuntar contra los errores que comete: no es que si juegas un determinado tipo de posición él no la jugará tan bien como tú. Más o menos entendemos cuáles son las fortalezas de Magnus; y consideramos aquellas cosas que no son sus fortalezas como sus debilidades. Pero esas son más bien debilidades relativas más que el hecho de que él no sea bueno en ese tipo de posiciones. Magnus es un jugador con un estilo de juego extremadamente universal. Entiende qué es lo que está ocurriendo en prácticamente todo tipo de posiciones.

Magnus Carlsen closeup
Magnus Carlsen: "extremadamente universal." Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

En algún momento entre la tercera y la cuarta partida, se publicó un video en el que se ve a tu equipo preparando para el match y practicando deporte en St. Louis. Esto condujo a un mini escándalo porque, en una de las tomas, se pudo ver un ordenador portátil en el que había ciertos análisis de ajedrez. Al poco tiempo el video fue removido de YouTube. ¿Afectó este episodio de alguna forma en tu preparación o juego? 

Estábamos entrenando en la casa de campo; esa fue nuestra primera sesión de entrenamiento. Lo llamamos casa de campo, pero, en realidad, es la casa de verano de Rex y Jeanne [Sinquefield]. Es un lugar muy grande y tiene instalaciones deportivas; un lugar ideal para una sesión de entrenamiento. La idea era que la gente de la producción vendría un día. Básicamente, nos filmarían jugando blitz, resolviendo problemas o lo que sea, y practicando algunos deportes. El video se lanzaría en algún momento después del match. Esa fue la idea. Y eso es lo que hicimos. Fuimos hacia allí; realmente no estábamos preparando ajedrez aquel día. Lo consideramos como un día en el que, ya sabes, haríamos cosas para la cámara en lugar de cosas que normalmente hacíamos. Luego, fuimos a jugar con ellos al baloncesto y al tenis. Filmaron también algo entonces y ya está. Y no volví a pensar en eso hasta después de la partida.

Se me acercó Christian después de la partida [cuarta partida - PD]; parecía preocupado por algo. Al comienzo, no entendía de qué se trataba. Luego, él me dijo algo así como: "Se filtró el análisis". Me dijeron que lo habían sabido durante todo el día pero no me habían querido decir antes de la partida. Por lo que esperaron hasta después de la partida y me dijeron para que supiera de lo que estaban hablando si surgía el tema en la conferencia de prensa. Y yo básicamente dije: no haré comentarios al respecto, algo así. No recuerdo exactamente qué fue lo que dije. Y eso fue todo.

"¡Se filtró el análisis!"

No afectó realmente mi preparación. La decisión estaba tomada. Estaba este archivo que decía Cd7/Cf6 en la Petroff. Es muy claro a lo que se refería ese archivo, cuál era la línea en cuestión, pero eso no significaba que yo fuera a jugar esa variante. Lo que significa es que, en algún momento del año pasado, revisé esa variante. Me pareció que no se había filtrado una cantidad de información enorme.

caruana video leaked openings
Una captura de pantalla del video que ya ha sido removido, en un tuit de John Hartmann.

La decisión que tomamos fue la de no cambiar la preparación. Terminé finalmente jugando la línea en la penúltima partida. Magnus no consiguió realmente presionarme y llegamos a un final; fueron unas tablas tranquilas. Teniendo en cuenta la secuencia de eventos, la gente creyó que fue una especia de estratagema psicológico. Pero definitivamente no lo fue. No me gusta hacer ese tipo de cosas. Tampoco estoy seguro de que hubiera sido una buena idea. Quizás no tuvo un efecto negativo en esta ocasión, pero no creo que sea una buena idea en términos generales.

También sentí que se exageró un poco la controversia porque no creo que haya afectado tanto a las partidas del match. Quizás Magnus no esperaba que jugase esta línea, precisamente porque se había visto en el ordenador portátil. De ser este el caso, fue tan sólo una feliz coincidencia. Y tampoco tengo claro cómo me afectó a mí, en términos de qué es lo que ellos hicieron con esa información. Eso fue todo [sonríe].

Pasemos al match que se avecina. Como número dos del mundo, ¿Quién crees que es el favorito y por qué margen?

El rendimiento de Magnus en Wijk aan Zee no fue tan impresionante. Pero sí lo ha sido su ajedrez online: ganó una cantidad significativa de los torneos que jugó, lo cual sí es impresionante. Pero es muy distinto. No creo que sea un jugador distinto o más débil, pero no hemos realmente visto lo suficiente de él en formato presencial. Eso es algo para considerar. En el caso de Ian, él es un jugador extremadamente talentoso, pero una de sus debilidades es que nunca se enfocó en el ajedrez de forma super seria. Disfrutaba otras cosas, y su enfoque hacia el ajedrez no fue, quizás, tan serio como el de algunos colegas suyos. Pero creo que eso cambió radicalmente este año. Una vez que clasificas para el match, quieres poner toda tu energía en eso; y esto sea lo que probablemente esté haciendo. Por lo poco que escuché sobre su preparación, se lo está tomando muy seriamente, lo cual tiene todo el sentido. La cuestión es que Magnus es, en términos generales, mejor jugador. Eso es indudablemente cierto.

[Luego de que Norway Chess terminara, Caruana agregó lo siguiente:] Creo que Norway Chess demostró que, aunque incluso a Magnus le cueste arrancar el torneo, él tiene la capacidad de despertarse en cualquier momento y empezar a acumular victorias. Ian dio una gran impresión al comienzo del evento pero luego su juego se vino abajo en algún momento. Aún así, hay una fuerte evidencia de que está motivado y ha estado trabajando duro en su ajedrez. Creo que el match estará muy parejo, pero que Magnus debería ser considerado como favorito.

¿Es Carlsen claramente mejor que este oponente? Porque todos sabemos que Nepomniachtchi tiene un score positivo contra Carlsen.

Creo que Ian estaba 5-0 contra él, pero luego Magnus le ganó en uno de los eventos del Grand Chess Tour. Creo que fue en el de Zagreb. Pero creo que eso no es relevante, ya que muchas de esas partidas fueron de cuando eran chicos o mucho más jóvenes. Creo que la última vez que Ian le ganó fue en Londres 2017, cuando ambos compartimos el primer puesto en el último evento del Grand Chess Tour. Le ganó a Magnus con negras; estaba bajo cierta presión, era una posición de peón aislado, pero finalmente le ganó. Por supuesto, cuando estás 5-0 contra Magnus, lo cual es algo extraordinario, se habla mucho sobre némesis o sobre alguien que es estadísticamente difícil.

Nepomniachtchi beats Carlsen London 2017
Nepomniachtchi venció a Carlsen en London 2017. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

Pero creo que cuando hablamos de una muestra tan pequeña, entonces no es tan relevante. Si hubieran jugado mil veces entonces sí, la estadística sería relevante. Pero si jugaron 15 o 20 veces, entonces no lo es tanto. Y estará también en juego el aspecto de la aleatoriedad. Yo no pongo demasiado peso en los resultados de sus enfrentamientos directos.

Si Ian es un oponente difícil para Magnus, es porque Ian es uno de esos jugadores que pueden ser un poco impredecibles. O, dicho de otra forma, que tiene una amplitud en su fuerza de juego mayor a la de otros jugadores. Puede jugar en un nivel super alto; si llega al match en su mejor forma, entonces quizás pueda jugar mejor que Magnus. Es perfectamente posible que pueda superarlo. Pero, por supuesto, también es posible que Ian tenga sencillamente un mal match y no oponga suficiente resistencia - eso también puede suceder.

¿Crees que es posible que Nepomniachtchi demuestre esta variabilidad en su nivel de juego durante el match?

De hecho, yo esperaba que eso ocurriera durante el Candidatos. Él estaba jugando muy bien, pero pensé que lo costaría mantenerlo durante la segunda mitad. Pero no, para nada. Dio la impresión de que había conseguido cierta estabilidad en su juego, de la que carecía antes. Recuerdo que, muy a menudo, Ian podría estar teniendo un muy buen torneo pero que luego colapsaría. Esto le sucedió en varios torneos durante el 2019; en Zagreb, por ejemplo, tenía +3 pero terminó con el 50%. Y también en la Sinquefield Cup. Y también va de jugar partidas geniales a jugar partidas como la de Maxime, en la que perdió por una colgada en la décima jugada sin prácticamente haber pensado.

Creo que consiguió solucionar esos problemas que lo atormentaban, esas variaciones tan grandes. Aún sigue siendo un jugador que tiene sus rachas, pero no creo que pierda una partida simplemente por jugar de forma apresurada. Algo que efectivamente fue un problema para él en el pasado.

Ian tuvo un rendimiento impresionante en el evento de blitz y rápidas de París. Se lo vio con mucha confianza y un montón de ideas. Eso sea probablemente consecuencia de estar trabajando un montón en ajedrez. Normalmente, cuando alguien está entrenando mucho y disfruta de ese trabajo a diario, lo sientes en su juego. Eso es lo que sentí cuando él estaba jugando en París, lo cual es una muy buena señal para él.

Normalmente, cuando alguien está entrenando mucho y disfruta de ese trabajo a diario, lo sientes en su juego.

Ian juega rápido. Usualmente le queda mucho tiempo en el reloj cuando termina la partida. ¿Crees que esto pueda jugar un rol importante durante el match, que pueda ponerle presión a Magnus en el reloj?

No lo creo. No creo que esa sea su fortaleza ahora mismo. Tiene algunas partidas increíbles en las que a veces derrota a un jugador de la élite casi sin pensar, lo cual es algo asombroso. Pero creo que eso es algo nunca le sucederá con Magnus; que lo vencerá sin mucho esfuerzo. Creo que sería más probable que le jugase en contra si en algún momento lo intentara.

Ian Nepomniachtchi Paris Rapid Blitz 2021
Nepomniachtchi, en el torneo Paris Rapid & Blitz 2021. Foto: Lennart Ootes/Grand Chess Tour.

Durante los Candidatos, Ian mantuvo un buen ritmo. No se estaba apurando por tiempo, lo cual obviamente nunca fue un problema para él. Pero tampoco se estaba apresurando. No terminaba las partidas con mucho tiempo en su reloj. Estaba jugando a un ritmo sano, lo cual es positivo. Creo que ese será el enfoque que aplicará durante el match.

¿Está relacionado el marcador positivo de Ian contra Carlsen con su estilo de juego? ¿Crees que Magnus tiene problemas con el estilo de juego de Ian? ¿Podrías describir su estilo y cómo se diferencia de otros jugadores?

Yo diría que no es tan distinto. La diferencia entre los jugadores de la élite está en los detalles. Pero podríamos decir que Ian tiene un estilo de juego agresivo-intuitivo. Tiene una buena intuición para el ajedrez, especialmente cuando juega con la iniciativa; y le gusta poner presión sobre sus oponentes. Su capacidad de cálculo es excelente, lo cual va muy bien con lo antedicho. Pero creo que es un estilo típico que también verás en otros jugadores. Por supuesto, siempre habrá diferencias en cómo un jugador enfoca la partida, distintas jugadas o diferentes tipos de posiciones. Pero así sería como yo también describiría el estilo de juego de Levon: buena intuición posicional, especialmente jugando con la iniciativa. O como [Veselin] Topalov juega, esa fue siempre una de sus fortalezas. Pero esto no nos dice suficiente sobre el jugador. Tan sólo decimos que es un jugador agresivo y posicional. 

A diferencia de lo que sucede con otros jugadores, Ian es alguien con el que no tengo mucha experiencia en lo personal. Quizás porque llegó a la cima del ajedrez sólo durante los últimos años. Recuerdo que compartimos el primer puesto en Londres 2017, en el torneo en el que había vencido a Magnus. Ian tuvo un torneo excelente, y lo mismo en mi caso. Fue uno de mis mejores torneos. Pero su rating entonces era tan sólo 2730, claramente no era uno de los favoritos. Pero obtuvo un excelente resultado. En la actualidad, por supuesto, este ya no es el caso: Ian es ciertamente uno de los mejores jugadores del mundo. Pero es algo más reciente. Y creo que es porque consiguió resolver algunos de los problemas que estaba teniendo, esos problemas que representan una bisagra en su juego. Él era un jugador muy fuerte en términos generales, pero, al mismo tiempo, tenía estos momentos que echaban por tierra todo el arduo trabajo que había realizado durante la partida. Cuando consiguió solucionar estos problemas, básicamente llegó a 2800. Pero no he jugado muchas partidas contra él, que es la forma en la que obtengo una buena sensación sobre cómo es un determinado jugador, jugando una y otra vez contra él.

Carlsen Nepomniachtchi Norway Chess 2021
Carlsen vs. Nepomniachtchi en Norway Chess 2021. Foto: Lennart Ootes/Norway Chess.

Jugaste muchas veces contra Magnus, incluyendo el match. Si Ian te contratara o te hiciera un llamado para pedirte consejo, ¿Qué consejo le darías a Ian para derrotar a Magnus en el match?

No tengo claro que mi consejo sea muy distinto al que podrían darle sus entrenadores. Tengo la sensación de que está rodeado de buena gente que sabe ajedrez y sabe cómo enfocar este match. Pero no tengo secretos sobre cómo derrotar a Magnus. 

Quizás al revés. ¿Qué es lo que NO tiene que hacer?

Tendrá que tomárselo muy seriamente. Se tendrá que dar cuenta que una vez que esté allí, tendrá que soportar una presión enorme, y que no podrá relajarse en ningún momento del match. Básicamente, no puede relajarse nunca. Aún si estuviera por delante en el match, no debería ni siquiera pensar "Voy a ganar", hasta que se haya terminado. Definitivamente será un encuentro terriblemente difícil para ambos, y la presión se quedará con ellos hasta el último momento.

Básicamente, no puede relajarse nunca.

Y después, claro está, mucho de lo que sucede durante match se habrá determinado ahora, durante los últimos meses y durante el período previo al match. Cómo se ponen en forma, mental y física, y cómo se preparan para jugar a su mejor nivel. También es importante que se sienta cómodo con su equipo. No sé con quién está trabajando, pero es muy importante estar rodeado de gente en la que confías y con la que te disfrutas estar. Si tiene todo bien armado, si está bien preparado, entonces tiene chances. Pero no hay secreto. Tienes que prepararte muy bien y jugar lo mejor que puedas. Además, tienes que estar listo para soportar la presión y estrés del match.

¿Cuán probable es que tengamos 14 tablas en este match?

[Sonríe.] No creo que serán todas tablas. Tampoco lo hubiera podido prever la última vez, pero así fue. Fueron 12 tablas, pero la primera partida podría tranquilamente haberse definido. Y, entonces, ¿Quién sabe qué hubiera ocurrido? Hubiera podido perder la primera partida si Magnus hubiera hecho otra jugada. En tal caso, quién sabe qué podría haber sucedido. Quizás cuatro partidas definidas, es imposible de saber. Definitivamente no creo que en este match tendremos todas tablas. Pero tampoco creo que el marcador estará yendo hacia arriba y hacia abajo todo el tiempo. Es bastante probable que haya un alto porcentaje de tablas, porque es lo que ocurre en todos los encuentros por el campeonato del mundo. Si pensamos en el match entre [Sergey] Karjakin y Magnus, ambos ganaron una partida. Y recuerdo el match entre Vishy y Magnus. Se definieron tres partidas en 2014; no es que cada partida se definirá porque ambos sean jugadores muy combativos. Es posible que tengamos muchas tablas.

De cualquier forma, es posible que se llegue a un empate 7-7. Antes dijiste que en el ritmo clásico debería considerarse a Magnus como favorito. Pero qué piensas sobre el desempate, ¿Cómo lo ves cuando se trata de blitz y rápidas?

Aún considero que Magnus sería el favorito, pero creo que intentará terminarlo en las clásicas. Bueno, esto asumiendo que lo gana [sonríe]. Es algo más genérico. Creo que Magnus es más fuerte que Ian en rápidas y blitz; pero el hecho de que sean menos partidas y más aleatorio favorece un poco a Ian. No me sentiría con mucha confianza para apostar por uno de los dos en rápidas y blitz. Diría que Magnus seguiría siendo el favorito, pero no creo que tuviese una gran ventaja. Pero en las partidas clásicas, creo que sí tiene más ventaja.

Aún considero que Magnus sería el favorito, pero creo que intentará terminarlo en las clásicas. Bueno, ¡esto asumiendo que gana!

Quisiera hablar sobre una cosa más, algo que sucedió recientemente. En el verano de 2021, tu cooperación con el GM Rustam Kasimdzhanov llegó a su fin. "El año de pandemia no ayudó a nuestra relación en absoluto", dijo él recientemente en una entrevista con Chessbase. ¿Cuál es tu versión de la historia?

No sé exactamente cuándo dijo eso. Creo que aún tenemos una buena relación, incluso pasada la pandemia. Pero es verdad que el último año y medio no fue bueno para nuestra relación ajedrecística porque no tuvimos mucho tiempo para trabajar juntos. Además, fue muy difícil arreglar los viajes. Creo que también daño su entusiasmo por el trabajo que estábamos haciendo juntos. Pero también daño mi entusiasmo por el ajedrez. No estuve para nada metido con ajedrez durante el último año y medio. Fue muy difícil para mí recuperar la motivación. Creo que lo mismo le ocurrió a él. 

Caruana Kasimdzhanov
Caruana y Kasimdzhanov en la Copa del Mundo de la FIDE 2017. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

¿Puede haber sido también porque no había muchos torneos presenciales y, por lo tanto, no mucho para lo que preparase?

Quizás fue principalmente mi culpa, o al menos tuve cierta culpa, que no estuviéramos trabajando lo suficiente durante los torneos. Creo que todos tuvimos que lidiar con un montón de problemas logísticos, lo cual es normal si consideramos la situación actual del mundo. Desafortunadamente, afectó mucho a los ajedrecistas. Es difícil decirle a alguien que tiene familia: ve a Rusia durante algunos días, luego regresa, luego ve de nuevo a Rusia durante algunos días para el mismo torneo al año siguiente, o que cumpla con dos semanas de aislamiento. Entiendo por completo que su entusiasmo por el trabajo que hacemos juntos no estuviera en su punto máximo; tuve sentimientos similares hacia el ajedrez en general durante un cierto período.

Durante un tiempo, simplemente te sentías menos motivado para trabajar en tu ajedrez.

Sí, exacto. Pero nuestra colaboración terminó de forma amistosa, y no tengo sentimientos negativos. Espero que tampoco él los tenga.

La última pregunta: ¿Cómo te sientes con la idea de ser comentarista durante dos semanas? ¿Cómo te sientes con el cambio de rol? ¿Tienes ganas de hacerlo?

Me gusta hacer cosas nuevas, y esto es definitivamente algo nuevo. Sabes, he hablado sobre ajedrez, he tratado de explicar lo que pienso, pero nunca lo hice durante la cantidad de horas que pueden llegar a durar las partidas [sonríe]. Puede que sean cuatro horas; pueden ser siete horas. Será entretenido. Me siento contento con el hecho de que estaré haciéndolo con gente con la que tengo una relación de amistad, de la que disfruto la compañía. Estará bueno. Aunque ciertamente no estoy contento con la hora a la que me tendré que levantar [sonríe]. Creo que serán las dos de la mañana, pero es parte del trabajo.

Pero será interesante estar realmente inmerso en el match. En el 2016, estuve más o menos inmerso en el match Carlsen-Karjakin porque estuve en Nueva York durante la mitad del evento. No vi a los jugadores ni fui al área de los espectadores, pero comenté las partidas, comentarios por escrito, analicé las partidas, y estuve prácticamente en el medio de todo lo que estaba sucediendo. Tengo ganas de sumergirme nuevamente en un match por el Campeonato del Mundo: realmente analizar las partidas en profundidad, y tratar de entender junto con el resto del mundo qué es lo que están haciendo los jugadores.

Más de PeterDoggers
Astana será la sede del encuentro por el Campeonato del Mundo de la FIDE entre Ding y Nepomniachtchi

Astana será la sede del encuentro por el Campeonato del Mundo de la FIDE entre Ding y Nepomniachtchi

Carlsen y Nakamura estarán presentes en el Mundial de Blitz y Rápidas

Carlsen y Nakamura estarán presentes en el Mundial de Blitz y Rápidas