Cómo combatir dos damas

Cómo combatir dos damas

GM Gserper
16 jul. 2017 0:00 |
27 | Tácticas

He observado que, cuando enseño las reglas del ajedrez a los niños, casi nada los emociona más que la coronación del peón. Puedo ver el brillo en sus ojos y entonces debo responder la pregunta inevitable: "Entonces, ¿puedo tener dos damas a la vez?"

Por supuesto, les explico que teóricamente es posible tener hasta nueve damas del mismo color a la vez.

null

En un antiguo artículo analicé las partidas en las que el número total de damas sobre el tablero era de cuatro o más. En la mayoría de los casos en los que tu oponente tiene dos damas frente a tu dama solitaria, el lado que tiene dos damas goza de una gran ventaja. 

Esta partida reciente de la Liga Rusa demuestra que es muy difícil jugar contra dos damas.

Entonces, ¿Qué deberías hacer si te encuentras en la situación poco deseable de tener que combatir dos damas?

El primer consejo y el más importante es no entrar en pánico. Veamos la siguiente combinación clásica. ¿Puedes encontrar una bella táctica para las blancas?

Así es como esta bella combinación se dio en numerosos libros de texto de táctica. Pero en la década de 1980 el famoso entrenador soviético Mark Dvoretsky vio que las negras se rendían de forma prematura. Así que, ¿Puedes encontrar una defensa para las negras?

Como puedes ver, la dama solitaria de las negras luchó con éxito contra dos damas blancas. Pero ¿Puedes combatir las damas de tu oponente si tú no tienes ninguna? Como muestra otra partida de la Liga Rusa, ¡Sí puedes!

Ahora intenta encontrar la solución correcta en la siguiente posición:

Si crees que en la posición de arriba encontraste una victoria sencilla para las blancas, no estás solo. El bicampeón soviético Tseshkovski también lo creyó así y, en graves apuros de tiempo, ejecutó una combinación "ganadora". Encuentra lo que él no vio:

Con todos los ejemplos que hemos estudiado hoy quizá llegues a la conclusión radical de que las dos damas están muy sobrevaloradas y que son inútiles. El GM Howell cometió un error similar cuando se rindió en una posición en la que tenía dos damas. Intenta encontrar cómo podía continuar la partida:

¡Te deseo muchas victorias independientemente del número de damas que tengas! 

Más de GM Gserper
Cómo engañar a tu oponente

Cómo engañar a tu oponente

Reto de ajedrez: tú contra Magnus Carlsen

Reto de ajedrez: tú contra Magnus Carlsen