Cómo jugar ajedrez posicional
Necesitas una buena comprensión posicional del ajedrez para mejorar realmente como jugador.

Cómo jugar ajedrez posicional

Illingworth
GM Illingworth
|
53 | Estrategia

¿Qué es exactamente el ajedrez posicional? 

He observado que a algunos ajedrecistas les cuesta distinguir el ajedrez táctico del posicional, especialmente dado que ambas habilidades son necesarias para jugar bien. Por lo tanto, prefiero hacer una distinción entre los dos principales enfoques a la hora de evaluar una posición.

Dinámico: El enfoque directo e inmediato, usando la energía de nuestras piezas para obtener o incrementar una iniciativa (el flujo de amenazas que no puede ignorarse), o conseguir claras ventajas a largo plazo por la fuerza. 

Estratégico: El enfoque más a largo plazo y progresivo. Mejoramos la fuerza a largo plazo de nuestra posición mejorando la colocación de nuestras piezas, limitando las jugadas buenas del oponente y creando cambios favorables a la estructura de peones.

Por supuesto, para ganar una partida de ajedrez necesitamos aplicar ambos enfoques hasta cierto punto, pero me parece que esta descripción es mucho más clara que la de "táctica/posicional". También he descrito estos enfoques como "a corto/largo plazo" y "directo/de mejoría", lo cual puede ayudar a aclarar mejor la naturaleza de nuestras decisiones en una partida de ajedrez.

chess decision

A mi modo de ver, la esencia del juego posicional está en tres áreas:

1. Crear, fijar y atacar las debilidades del rival (al tiempo que minimizamos/eliminamos las nuestras propias)

2. Prevenir las amenazas o las ideas más fuertes del rival (especialmente ejecutando maneras eficaces de ignorarlas)

3. Coordinar de manera armoniosa nuestras piezas con objetivos comunes (especialmente mejorando la pieza peor colocada) 

La siguiente victoria de Anatoly Karpov, que yo he analizado sin módulo, demuestra efectivamente un modelo de juego posicional al que aspirar en nuestras partidas. He presentado la partida primero como una serie de problemas, para desarrollar tus habilidades de toma de decisiones:

Ahora, una posición de la partida:
Otra variante desde la apertura:
La siguiente decisión es bastante simple:
El siguiente problema es un poco más difícil:
Nuestro siguiente problema muestra una posición tensa de medio juego:
Ahora veamos un momento crítico de la partida:
El siguiente ejercicio pone a prueba tu habilidad para defender una posición peor:
Por último, pongamos a prueba tu técnica:
¿Qué tal has resuelto los problemas? ¿Has jugado tan bien como Karpov? Aquí tienes todo mi análisis de la partida:
¿Qué lecciones podemos aprender de esta partida?
1. La apertura no solo consiste en jugar una configuración general, sino también en plantear el mayor número posible de problemas al rival y en limitar sus opciones (especialmente con las blancas).
2. El modo de sacar partido a una ventaja en desarrollo es abrir la posición para nuestras piezas mejor colocadas.
3. Cuando tenemos una ventaja estable a largo plazo no tenemos que estar tan preocupados por el contrajuego de nuestro oponente, y esto nos da la libertad de mejorar la colocación de nuestras piezas y ejecutar nuestros planes (normalmente con una ruptura de peón o alguna otra transformación).
4. Las rupturas de peón no siempre son una buena idea. Si están mal preparadas, podrían no crear más que debilidades en tu propia posición.
5. Una confrontación directa tiende a favorecer al bando con piezas mejor colocadas.  
6. Si las jugadas directas no están funcionando, busca un modo de mejorar tu pieza peor colocada.
7. Suele ser buena idea fijar las debilidades de los peones de tu oponente para que no puedan moverse. De ese modo, después nuestras piezas pueden centrar el ataque en esas debilidades. Esto también puede hacerse con una pieza (bloqueando un peón aislado o atrasado) al igual que con un peón.
8. El modo de arrebatarle la iniciativa al oponente es ejecutar nuestras propias amenazas, por ejemplo con contraamenazas. Los cambios favorables de piezas (tales como el cambio de damas cuando nuestro rey está mucho menos seguro que su contraparte) también cuentan como amenaza. 
9. A menudo es mejor tener peón de menos pero con piezas activas y amenazas que estar igualado en material si tu rival tiene el control total de la posición (sin contrajuego para ti).
10. El juego posicional fuerte requiere ver pequeños trucos tácticos que mantienen el control de la posición.
11. Cuando tenemos ventajas considerables a largo plazo (por ej. una ventaja material y otra ventaja posicional), podemos no necesitar cambiar radicalmente la posición: usar nuestras ventajas, por ejemplo coronando un peón pasado, puede ser suficiente.
12. Si tienes tiempo, aprenderás más de las partidas si las analizas primero pensando tú solo y utilizas el módulo solo después, para ver qué pasaste por alto o no apreciaste lo suficiente en tu análisis.
¿Cuál de estos principios aplicarás en tus próximas partidas?