Cómo pensar en el ajedrez
Quizá necesites concretar la forma en la que piensas sobre el ajedrez.

Cómo pensar en el ajedrez

chuddog
FM chuddog
29 ene. 2019 12:00 |
136 | Estrategia

En mi experiencia como profesor, jugador y aficionado del ajedrez en mi club local, me he encontrado con muchos jugadores que lograban llegar a un nivel de 1600-2000 pero luego se atascaban, a menudo para siempre, tratando de ir más allá de ese nivel y convertirse en expertos o maestros. Mi objetivo es el de darte herramientas para llevar tu juego al siguiente nivel.

Abordemos el problema de cómo pensar en el ajedrez.

El tema no es tan ridículo como puede parecerlo. Estoy hablando de un modo de pensar general y estático frente a uno específico y dinámico.

Los jugadores dentro del rango de 1600-2000 suelen haber dominado los fundamentos estratégicos de las aperturas, los medios juegos y los finales y son conscientes de estos principios durante sus partidas. Sin embargo, el problema que acecha a muchos jugadores de este nivel y les impide mejorar más es que solo piensan en estos principios generales.

Escucha un postmortem entre dos ajedrecistas de este nivel tras una partida de torneo. Oirás muchas generalidades, como "Bueno, pensé que si ponía mi caballo en el centro, más adelante sería útil en un ataque". "Sí, pero pensé que, si te dejo con un peón aislado, puedo aprovecharlo en el final".

La conversación aborda casi exclusivamente ideas generales aplicables a cualquier posición.

¿Ves qué falta en el análisis? Líneas específicas. En cambio, si escuchas a dos maestros analizar, los oirás soltar movimientos y variantes. No es que a partir de cierto nivel no se apliquen los principios generales, sino que los jugadores más fuertes los aplican en base a las necesidades concretas de la posición.

chess thinking

Para progresar hasta un nivel de experto y maestro, es crucial ir más allá de las vagas generalidades y aprender a pensar específicamente en la posición que tienes ante ti, y además pensar dinámicamente, por ejemplo en cuanto a los movimientos específicos. El cálculo debe convertirse en una parte principal de tu proceso mental. De lo contrario, pasarás por alto recursos, tanto tuyos como de tu oponente, cometerás errores tácticos y te dejarás piezas.

El pensamiento generalizado, así como el cálculo insuficiente, también se dan en niveles más altos, aunque de formas más sutiles. Como segundo ejemplo, me gustaría mostrar un segmento de una de mis partidas recientes.

Como puedes ver, tomar decisiones solo en base a principios e ideas generales lleva a errores y, en última instancia, a la derrota. Para mejorar tu enfoque del juego y tus resultados, estos son los pasos que te recomiendo seguir:

  1. No abandones los principios fundamentales, pero busca una jugada que se base en una buena idea y lleve a una continuación específica para lograr un objetivo concreto en la posición específica (en lugar de hacer una jugada para cumplir una idea). Por ejemplo, en lugar de pensar "Jugaré Te1 porque una torre debe estar en una columna abierta", deberías enfocarlo como "Te1, que pone la torre en una columna abierta, posibilitará (los movimientos X, Y, Z) para (comenzar un ataque al flanco de rey / ganar un peón / etc.)".
  2. Identifica las amenazas específicas, tanto para ti como para tu rival. Piensa varios movimientos candidatos. Luego identifica las respuestas posibles para tu oponente a cada uno de tus movimientos candidatos. Busca la mejor jugada para ambos bandos. Calcula variantes. Practica esto en cada jugada.
  3. Para volver a enfatizar la idea: Acostúmbrate a calcular. Ni siquiera te estoy pidiendo que calcules con precisión. Eso es importante, pero ese es el siguiente paso. El primer paso es simplemente que te acostumbres a calcular.

Te deseo mucha suerte y espero que seguir estos pasos mejore tus habilidades y tus resultados.