El esquema de ataque con el ganarás siempre

El esquema de ataque con el ganarás siempre‎

Gserper
GM Gserper
|
96 | Estrategia


Cualquier jugador con cierta experiencia sabe que el ajedrez se basa principalmente en la identificación de patrones. Por lo menos, en partidas disputadas entre humanos. En un artículo anterior, me referí al hecho de que, en mi opinión, una de las principales ventajas competitivas que posee el Campeón del Mundo Magnus Carlsen es su extraordinaria memoria, que le permite recordar miles de patrones de ajedrez. En el día de hoy me gustaría presentaros uno de los esquemas de ataque más fuertes que existen y que puede surgir de diferentes aperturas. 

Describir este esquema es bastante sencillo. Las blancas sitúan un caballo en e5, apoyado por peones en d4 y f4. En el caso de las negras, el caballo se encuentra en e4, apoyado por peones en d5 y f5.

Curiosamente, este esquema no tiene ningún nombre en concreto. Sin embargo, cuando las blancas emplean esta disposición de piezas en el Gambito de Dama, se le conoce como el "Ataque Pillsbury." Según Kasparov en su obra "Mis Geniales Predecesores", el Gran Maestro americano obtuvo tal cantidad de victorias con esta línea que se llegó a decir que "si Pillsbury había colocado su caballo en e5, las negras estaban perdidas." De ahí el título del presente artículo.

A continuación presentamos una de las partidas más famosas de Pillsbury con el ataque que lleva su nombre.

Puede que te preguntes por qué es tan fuerte este esquema. Estas son las tres razones principales:

1. El caballo centralizado en e5 es muy poderoso y ofrece buenas perspectivas para realizar múltiples combinaciones. La siguiente partida clásica pone de manifiesto este concepto de forma bastante clara.

El GM David Bronstein fue especialmente conocido por la originalidad de sus ideas. A continuación exponemos su tratamiento del "Ataque Pillsbury."

2. Si las negras deciden eliminar eliminar el caballo de e5 mediante una captura, las blancas retoman con el peón de f4 y abren la columna f contra el rey negro, lo cual le ofrece al primer jugador aún mejores perspectivas de ataque. El siguiente duelo tiene como protagonista a un joven Tal de apenas 13 años de edad.

Como se ha mencionado anteriormente, también las negras pueden emplear el esquema que nos ocupa.

3. Por último, el peón de f4 puede ser utilizado como ariete para hacer saltar por los aires el enroque de las negras o simplemente para abrir la columna f. La partida ofrecida más arriba entre Pillsbury y Marco es un claro ejemplo de esta estrategia. El siguiente es un modelo más reciente:

Como puedes ver, este poderoso esquema de ataque puede emplearse en muchas aperturas diferentes. Por cierto, existe una apertura diseñada específicamente para este esquema

Espero que este artículo te sirva para ganar muchas partidas utilizando el "Ataque Pillsbury."

Más de GM Gserper
El mayor milagro que existe en ajedrez

El mayor milagro que existe en ajedrez

La espectacular y misteriosa jugada de Capablanca

La espectacular y misteriosa jugada de Capablanca