Cada pieza de ajedrez

Cada pieza de ajedrez

GaboSalazar2001
FM GaboSalazar2001
|
2

Un juego de ajedrez se compone de 32 piezas, 16 blancas y 16 negras. El bando que de jaque mate al otro ganará la partida, sin embargo, esto no siempre es fácil, y mientras aumentas el nivel te enfrentarás a oponentes más fuertes que no te permitirán ganar sin antes jugar una partida larga y difícil.  Es en este instante de nuestra carrera ajedrecística, que notamos que el mate pastor y otras trampas ya no funcionarán, ahora es necesario aprender a ganar una partida prolongada, capturar algo de material y transferir la ventaja al final, por ejemplo.

¿Cómo podemos hacer eso? ¿Cómo podemos ganar la partida sin dar un jaque mate temprano? Si la respuesta fuera fácil, el ajedrez no sería tan difícil. Sin embargo, intentemos hallar una solución a partir de la primera oración de esta publicación. ¿Recuerdas cual es? Un juego de ajedrez se compone de 32 piezas, 16 blancas y 16 negras. ¿Qué pasaría si colocas tus piezas en mejores casillas que las del oponente? Entonces, lo más probable es que la posición sea mejor para ti. Echa un vistazo al siguiente ejemplo:

Si comparamos cada pieza de ambos bandos, ¿cuál crees que estén mejores ubicadas? Por intuición, podemos afirmar que el blanco esta mejor. No obstante, si aún no lo ve tan fácil, intente hacerlo de nuevo en el siguiente diagrama:

¿Lo ves ahora? Es como si las piezas blancas tuvieran más movilidad. Así es como los maestros evalúan una posición y es el proceso en el que debes pensar a partir de ahora también en tus partidas.

Hemos estado discutiendo lo importante que es colocar nuestras piezas en las mejores casillas pero aún no sabemos exactamente cómo hacerlo. ¿Cómo saber que una casilla es mejor que otra en una posición? ¿Cómo saber cuál es la mejor casilla para el caballo? ¿Para el alfil? ¿Para la dama? ¿Y los peones? Es aquí donde las cosas empiezan a complicarse un poco. Para responder a esas preguntas es fundamental analizar individualmente cada pieza.

Por cierto, cubrir todos los rasgos de todas las piezas en un solo artículo es imposible, por eso aquí solo quiero resumir el contenido y en las próximas publicaciones profundizaré en cada pieza particularmente.

El rey

La pieza más importante, sin el rey no hay partida de ajedrez. ¿Cómo podemos colocar a nuestro rey en una casilla mejor que la del oponente? Hay algunas "reglas" que se han establecido a lo largo de la historia del ajedrez que podrían ayudarnos. La primera es bastante conocida

1. Mueve tu rey al centro en el final.

Esta declaración aparece literalmente en toneladas de libros, artículos y revistas. Es como si todos los ajedrecistas del mundo supieran que deberían mover sus reyes al centro, pero algunas personas todavía no lo hacen bien o no saben lo importante que es esto.

2. Impresionantes maniobras del rey

En la historia del ajedrez, hemos sido testigos de increíbles maniobras.

La dama

La pieza con el valor más alto en una partida, la dama puede ser tan buena como la usemos, y con eso quiero decir, que es terrible ver cómo es usada a veces para proteger un solo peón, o colocada en una mala posición. Me gustaría ofrecerte algunos consejos sobre cómo usar esta poderosa pieza.

1. No uses la dama para proteger una pieza, en su lugar, úsala para atacar las piezas del oponente y crear amenazas.

Como dije antes, proteger otra pieza con tu dama no tiene sentido, no estoy diciendo que nunca debas usarla para eso, pero en la mayoría de los casos, la dama funciona mejor en operaciones de ataque.

2. Centraliza la dama en el final.

No sé si lo has notado, pero casi todas las piezas (no aplicable para las torres) funcionan mejor en el centro, desde allí pueden controlar más casillas, esto es crucial para la dama solamente en los finales, esto no es posible en otras etapas del juego ya que puede ser amenazada fácilmente por las piezas del oponente.

Así que mantén a tu dama alejada del centro durante el medio juego y aprovecha su movilidad en el final.

Las torres

Esta pieza a veces no es considerada en una partida de ajedrez. En el final, todos sabemos que deberíamos usarlas, pero en el medio juego y durante la apertura, algunas personas simplemente las olvidan. Aquí hay algunos consejos para aprovechar el poder de las torres.

1. Enroca o desarrolla las torres

¿Enrocar? ¿Pero no dejamos atrás al rey algunos párrafos antes? ¿Por qué enrocar? La respuesta es la siguiente: sin enrocar, estamos jugando sin dos torres. Esta maniobra de ajedrez no solo protege a nuestro rey, sino que también trae una torre al juego.

A veces no es necesario enrocar, pero de todos modos deberíamos encontrar la manera de desarrollar estas piezas.

2. Coloca la torre detrás de tus peones en el final.

Esta es otra regla que se muestra en toneladas de libros; el lugar correcto para la torre en un final es detrás de un peón, apoyando el avance del mismo o atacando el del oponente.


Los alfiles

Los alfiles pueden ser tan eficaces como les prestemos atención. Establecí algo similar en otra publicación que puedes consultar aquí: https://www.chess.com/es/blog/GaboSalazar2001/como-usar-los-alfiles-para-atacar

1. Despeja diagonales para tus alfiles

Sí, también estoy repitiendo este consejo en esta publicación, pero ¿cómo no debería hacerlo? Es lo primero que deberías considerar al crear mejores casillas para tus alfiles.

2. Aprovecha los alfiles en el final.

En esta etapa, el juego tiende a abrirse y hay muchas diagonales disponibles, es aquí cuando quieres usar tus alfiles.

Los caballos

Al poder volar por encima de las demás piezas, los caballos tienen unas cualidades interesantes que suelen impresionar a algunas personas. Los consejos sobre cómo usarlos se han creado ya hace mucho tiempo, esto no significa que no debas practicarlos.

1. Los caballos funcionan mejor en el centro del tablero.

2. El caballo es una gran pieza de bloqueo

Siempre que quieras bloquear un peón del oponente, considera hacerlo con el caballo en primer lugar.

Hasta ahora hemos estado discutiendo las propiedades de todas las piezas de ajedrez, ¿verdad? No tan rápido, no olvides aquellas que Philidor consideraba el alma del juego.

Los peones

Antes de decir algo sobre los peones, creo que es importante saber que este es un tema enorme, algunos libros han tratado de cubrir todos sus aspectos pero no han sido suficientes. Lo que quiero ofrecerte aquí es una pequeña introducción con algunos consejos, pero para más información, tendrás que esperar a próximos artículos.

1. Piense dos veces antes de mover un peón

He visto que uno de los errores que suelen cometer a menudo los principiantes es mover los peones deliberadamente. Algo que no entienden es que, incluso para algunos Grandes Maestros, las jugadas de peón son difíciles de realizar.

2. Los peones se vuelven más importantes en el final de la partida

Tan importante que deberías considerar sacrificar algunas piezas.

¡Bastante información! Espero que pueda utilizar todos estos consejos. Me alegraría ver alguna de sus partidas en los comentarios. ¡Feliz año nuevo!

Soy Gabriel Salazar, maestro de ajedrez y entrenador. Disponible para lecciones privadas. Para obtener más contenido, consulte https://tres-reyes.com/en/