Estoy ganado pero...

Estoy ganado pero...

chichoElcojo
chichoElcojo
18 ene. 2018 12:11 |
0

No sé si a ustedes les pasa, pero sucede que existen posiciones en las cuales creemos que estamos ganados, la adrenalina fluye, el reloj marcha, las manos sudan, el teléfono o el mouse (depende de con qué se juegue) se resbala de tus manos, te imaginas a tu oponente molesto, maldiciendo en cualquiera que sea su idioma… No te lo puedes creer ni tú mismo: !!!!LE ESTAS GANANDO A ALGUIEN CON MÁS ELO QUE TU!!!!! De momento, una sola jugada de tu oponente derrumba todas tus expectativas y terminas en una posición totalmente perdida. ¿Les suena familiar? ¿Por qué sucede eso?

Generalmente existen dos teorías para eso:

Exceso de confianza. (creerse o saberse ganado a toda costa)

No por gusto decía Marshall: “En Ajedrez, lo más difícil es ganar una partida ganada.” Cuando estamos ante una situación así nos creemos que ya todo está hecho. Generalmente nos olvidamos que nuestro rival también juega y también quiere ganar, o al menos, salvar su partida.

Aquí suele pasar dos cosas:

  1. Nos relajamos y “nos sentamos a esperar el inexorable final”.
  2. Nos ponemos muy nerviosos y/o alterados y comenzamos a lanzar ataques desesperados.

 Mala evaluación de la posición:

Aquí simplemente es una cuestión de nivel, o sea: “nuestro nivel”. Creemos y solo creemos que estamos mejor. En consecuencia, jugamos asumiendo nuestra “victoria” hasta el terrible DESPERTAR que suele ser una jugada de nuestro adversario que nos “aterriza” y nos evidencia nuestro terrible error.

Existen posiciones en las cuales se pueden manifestar, las dos variantes.

Por suerte existen antídotos para estos dos problemas.

Para el exceso de confianza solo hay que tener disciplina, parar un segundo (o 10) y concentrarse, despertar de nuevo el ánimo de guerra, los deseos (objetivos) de ver sangre sobre el tablero.

Para la mala evaluación de la posición, por desgracia, no hay un antídoto mágico ni rápido. Solo el entrenamiento consiente y sistemático nos podrá ayudar. Mientras mejor evaluemos, mejor podremos proyectarnos, o sea, mejor plan podemos concebir.

 

Les dejo el final de una partida reciente mía la cual me inspiró para escribir estas líneas.

 
Aquí yo me sentía ganado. Es más: ESTABA GANADO, pero.... !!!!mi rival también juega!!!!. 
Jugó 44. f5 g5?? (primer error. En ese momento pensé que cualquiera ganaba) 45. h5! g4 ?? (segundo error, había que jugar: 45 ... Re7 46. h6 Rf7 etc. ) 46. h6 Re7?? (1-0)(para salvar esto después de 46.h6 hacia falta ser un módulo o tener al menos una hora en el reloj)