Esos curiosos alfiles de distinto color

Esos curiosos alfiles de distinto color

FM LuisFSiles
15 ago. 2017 8:41 |
32 | Estrategia

Si en el final suelen prometer posibilidades de empate, en el medio juego y, en especial, en posiciones en las que están acompañados por piezas mayores, suelen ser sinónimo de luchas encarnizadas. Los alfiles de distinto color son el día y la noche dependiendo de la etapa de la partida. Vamos a abordar este importantísimo tema estratégico.

Alfiles de distinto color en el medio juego

La imposibilidad de un bando de contrarrestar las amenazas que el alfil enemigo consiga crear por sus diagonales, da lugar a un juego peliagudo en el que algunos principios deben ser tenidos en cuenta. Especialmente te voy a hablar de unas posiciones muy concretas que se producen mucho en la práctica: alfiles de distinto color y piezas mayores.

Repasemos algunos de los conceptos que debemos tener claros.

  • El bando que tiene posibilidades de ataque tiene la ventaja.
  • La seguridad del rey, por tanto, es una cuestión fundamental.
  • El bando atacante debe jugar enérgicamente.
  • Un peón de más o de menos no resulta decisivo, lo importante es quién ataca primero.
  • El bando defensor debe tratar de cambiar las piezas mayores para llegar a un final de alfiles.

He comprobado a la largo de los años que, aunque mis alumnos comprendan perfectamente la estrategia relativa a este tema, el gran problema es que no tienen presente cuando llegan a una posición de este tipo, con lo que no pueden aplicar lo aprendido. La experiencia, en este sentido, será primordial.

Te muestro algunos ejemplos para que te familiarices con las ideas expuestas. Observa la siguiente posición. Juegan blancas.

Ambos bandos tratan de mantenerse activos, creando amenazas contra el enroque enemigo. Las negras apuntan con dama y alfil a g2 (de manera que las blancas deben mantener defendido ese punto con su dama, para no recibir mate). Las blancas también tratan de aprovechar la debilidad del rey enemigo, ya que la estructura de peones del enroque negro tiene todos sus peones en casillas blancas, por lo que las casillas negras quedan débiles. ¡Y ese es precisamente el color del alfil blanco!

¿Qué piensas sobre esta posición? ¿Cuál de los reyes está más débil? ¿Quién tiene mayores posibilidades de hacerse con la iniciativa definitivamente?

La táctica tiene una importancia especial en este tipo de posiciones y, justo en este instante, el blanco puede usarla a su favor. No le doy más emoción. ¡Te lo muestro ya!

No debe extrañarnos lo que ha ocurrido en este ejemplo. Las blancas han sabido ganar la iniciativa y aprovechar un rey bastante debilitado del rival. Siempre insisto en que cuando se sitúan, en cierto sector del tablero, todos los peones en casillas de un color determinado, las casillas de color contrario quedan débiles. Esto tiene una importancia especial si ocurre en el enroque. Y el blanco le ha sacado partido de manera magistral.

Acabamos de asistir a un ejemplo en el que la lucha por la iniciativa y el juego enérgico una vez que ésta se consigue han marcado la partida.

Y ahora te propongo un reto. Trata de resolver el siguiente problema, en el que las negras van a aprovechar la presencia de los alfiles de distinto color, a pesar del material de menos. ¡Disfrútalo! Es una auténtica maravilla.

Resulta absolutamente impresionante ver cómo las negras aprovechan el juego por las diagonales de su alfil para crear constantes amenazas sobre el rey enemigo, a pesar de quedar con torre de menos tras la entrega inicial.

Pero resulta muy instructivo, pues se trata de eso: hay que potenciar el juego por las diagonales de nuestro alfil para castigar al rey enemigo.

Cambiando piezas para llegar a estas posiciones

En ocasiones el mérito reside en saber cuándo y cómo llegar a estas posiciones. Me encanta un ejemplo del genial Alekhine en el que mediante la táctica consigue llegar a una posición de alfiles de distinto color y piezas mayores. Vamos a verlo.

Tablero de ajedrez

Finales de alfiles de distinto color

Si en el medio juego la presencia de lafiles de distinto color proporciona mayores posibilidades de ataque, en el final habrá mayores posibilidades de empate. pero este punto ha sido exagerado a lo largo de los tiempos. He visto firmar muchas tablas en finales de este tipo en los que todavía había mucha lucha por desarrollarse. Así que... ¡cuidado! no te confíes pensando que siempre van a ser tablas estos finales.

Es obvio que el final de peón y alfil contra alfil (con alfiles de distinto color) será tablas, pues el bando débil solo tiene que sacrificar su alfil por el peón para conseguir el empate. Mientras que con alfiles del mismo color se podría tratar de evitar ese plan, en los finales que nos ocupan no hay nada que hacer. Serán tablas.

Alfil y dos peones contra alfil

Existen muchos finales con alfil y dos peones contra alfil, en los que el bando fuerte no puede ganar. Si los peones están separados por tan solo una columna, las posibilidades de ganar del bando fuerte se reducen bastante.

El siguiente final es un ejemplo obvio de tablas.

Cuando los peones están separados por dos columnas las posibilidades de ganar aumentan para el bando fuerte. Aunque seguirán existiendo casos en los que no se puede progresar. Si el alfil defensor puede controlar a ambos peones en la misma diagonal pueden ser tablas, como se aprecia en el siguiente ejemplo.

Pero te muestro ahora un método ganador en caso de dos columnas de separación entre los peones.

Con los dos peones de alfil (columnas c y f) el final se gana con facilidad. Sin embargo si cambiamos las columnas todo cambia.

Todo cambia con más peones

Obreva la última posición del punto anterior. ¿Qué ocurre si añadimos peones? Cambiemos un poco las cosas. de hecho no es un estudio, sino una partida real.

Magia en el final

Y siempre que hablo de los finales de distinto color y trato de animar a luchar en ellos, pues muchos acuerdan empates prematuros, me gusta mostrar este ejemplo. Por aquel entonces era alumno mío el jugador que lleva las negras. Después de la partida descubrí que existía un estudio similar. Verdadera magia.

Espero que este repaso al importante tema de los alfiles de distinto color, tan diferentes en el medio juego y el final, te haya resultado útil y permita hacer crecer tu ajedrez, aunque solo sea un poquito. Como siempre te invito a compartir el artículo en las redes sociales y a dejar un comentario con tus impresiones, dudas y sugerencias.

Más de FM LuisFSiles
El rey de los gambitos y sus sucedáneos

El rey de los gambitos y sus sucedáneos

Defensa Siciliana Alapin | Aperturas de ajedrez en 15 min

Defensa Siciliana Alapin | Aperturas de ajedrez en 15 min