Artículos
Artículos
El apasionante final de torre contra peones
Descubre las técnicas más importantes en estos finales

El apasionante final de torre contra peones

LuisFSiles
| 12 | Finales

No hay duda de que en el medio juego una torre es más valiosa que uno o varios peones. Conforme va simplificándose la partida los peones van aumentando su valor. Y cuando llega el final, los peones pasados pueden ser muy poderosos. Si tenemos peones pasados y ligados el éxito puede estar muy cerca. Y si hablamos de peones pasados, ligados y avanzados, podemos ir encargando el catering, contratando a un DJ e invitando a nuestros amigos: la fiesta está asegurada.

En este artículo vamos a tratar de responder a una cuestión de suma importancia: cuándo vale más la torre o los peones en el final y qué técnicas debemos conocer para desenvolvernos con éxito. Así que prestaremos atención a estos puntos:

Torre contra peón

Para que un único peón pueda poner en aprietos al bando de la torre se tiene que cumplir alguna de estas condiciones:

  1. El peón está muy avanzado o puede progresar con facilidad.
  2. El peón puede ser eficazmente apoyado por su rey hacia la promoción.
  3. El rey del bando de la torre está muy lejos
  4. La torre está desfavorablemente situada.

Cuando el peón parece ganar

La primera y cuarta premisa protagonizan en la siguiente posición, donde juegan las blancas y no parece sencillo frenar al peón enemigo, que está a punto de coronar.

En la lucha de torre contra peón habitualmente el bando fuerte tiene las tablas en el bolsillo, pues puede entregar la torre por el peón cuando este vaya a coronar inevitablemente, o acabe de hacerlo. Sin embargo, en la posición del tablero la torre blanca no puede llegar ni a la primera fila (su propio rey se lo impide) ni a la columna f (el monarca enemigo controla f7).

Obviamente se trata de un caso extremo, aunque todavía las blancas cuentan con una idea salvadora. ¿Te atreves a intentarlo?

El bando de la torre ha salvado el final in extremis. No tendrá la misma suerte en el siguiente ejemplo, uno de los estudios más espectaculares que conozco sobre estos finales. Blancas juegan y ganan.

A golpe de vista para sencillo para el bando del peón, pero un análisis más detenido nos revela algunos recursos importantes de la torre, por ejemplo el que ya se usaba en el problema anterior.

triste
"Pero si yo tenía una torre contra un peón... ¿cómo he perdido?"

El peón corona pero el rey queda en red de mate

Este es otro supuesto interesante en estos finales. Partimos de la obviedad de que cuando el peón está apoyado por su rey y a punto de coronar, la torre no tendrá nada mejor que capturar al peón o a la futura dama. Pero en algunas de estas posiciones la torre, con ayuda de su rey, puede intentar dar mate al enemigo, incluso permitiéndole que corone.

Dependiendo de la columna en la que se halle el peón, la victoria será o no será posible para el bando de la pieza mayor. En la mayoría de los casos las tablas se consiguen con una subpromoción a caballo en el momento en que te amenazan mate.

Es fundamental recordar que en final de torre contra caballo resultante, el bando débil debe mantener el caballo cerca de su rey. Si se aleja demasiado podría ser atrapado por la torre.

Y vamos con una idea fundamental: cuando el peón es de la columna a o h, el final puede seguir el mismo argumento, pero el caballo promocionado no tendrá tantas casillas a las que mover, lo que provoca la derrota.

Puedes revisar varios de estos ejemplos y algunos otros, en el siguiente vídeo.

El corte horizontal

En muchas posiciones la torre tiene la posibilidad de cortar el paso al rey enemigo para que no se acerque a apoyar a su peón. Veamos aquí la importancia del corte horizontal (cabe aclarar que esta técnica puede ser muy útil en los finales de torre y peón contra torre, donde el corte vertical también puede entrar en juego).

Observa la siguiente posición, donde juegan las blancas.

El rey de las blancas está alejado de la acción, así que la amenaza negra consiste en avanzar el peón, con el apoyo de su rey, hacia la promoción. Y aunque nuestro primer instinto puede ser el de acercar nuestro rey, un cálculo preciso de variantes nos mostrará que las negras consiguen el empate.

¿Qué podemos hacer? Veámoslo.

Este final y algunos otros de interés fueron analizados en este vídeo.

La idea de Reti

Ya sabemos que los aportes que realizó Richard Reti a la fase final de la partida no fueron pocos. Si en su día no lo leíste, tal vez quieras echarle un vistazo al artículo "La increíble maniobra de Reti". Su libro "Finales prácticos", por cierto, es una verdadera joya.

Uno de sus estudios más importantes es precisamente acerca del final de peón contra torre. El punto de partida nos muestra a la torre amenazada por el rey enemigo y un avance del peón negro que está latente.

Ahora viene la pregunta del millón: ¿Ádonde debe retirarse la torre blanca?

Parece que cada posible decisión que tome el blanco tiene sus inconvenientes puesto que:

  1. Si la torre se retira a cualquier casilla de la cuarta fila, el peón podrá avanzar sin preocupaciones.
  2. Si la torre se retira a cualquier casilla de la columna d, el rey negro ganará algún tiempo atacándola más tarde, cuando avance para apoyar a su peón.

Veamos la solución que aporta el genial ajedrecista y estudioso de los finales.

Los estudios de Reti son fascinantes, como vemos en el reciente vídeo de la serie para usuarios Diamante "Magia en los Finales".

En esta serie de vídeos premium presentamos a algunos de los más destacados compositores de finales

Torre contra dos peones

La cosa se complica para el bando de la torre cuando tiene que luchar contra un par de peones.

Los casos más interesantes que se pueden producir son los siguientes:

  1. Los peones están ligados y avanzados (lo que significa que, a veces, pueden ganar frente a la torre).
  2. Los peones están ligados y amenazan avanzar pronto.
  3. Los peones no están ligados, pero si avanzados. Si alguno está cerca del propio rey, la tarea de la torre promete ser incluso más complicada.
  4. El bando de la torre puede jugar en muchas ocasiones con posibles amenazas de mate para salvar el final o incluso ganarlo.

Peones ligados y avanzados

Para evitar la coronación de alguno de ellos la torre se ve obligada, en ocasiones, a hacer auténticos malabarismos. Veamos algunos ejemplos.

En la siguiente posición los peones negros parece que pueden acabar imponiéndose. Solo con juego preciso las blancas no solo salvarán el final, sino que se harán con el triunfo.

En el siguiente ejemplo la situación es peor para el bando "fuerte". Su torre se halla pasiva frente a los peones que, en este caso, se encuentran en la segunda y tercera fila, muy cerca de la promoción. Solo la posibilidad de crear amenazas de mate podrán salvar a las blancas.

Puedes revisar estos finales y otros similares en el siguiente vídeo.

Peones separados

Cuando los peones están avanzados y, sobre todo, cuando el rey puede apoyar a alguno de ellos como comentábamos en la tercera premisa, el bando de la torre puede hallarse al borde del abismo. Solo algún recurso de ahogado consigue salvarlo en este ejemplo.

El siguiente ejemplo muestra la técnica correcta para ganar el final de 2 peones en séptima contra una torre en octava. Para ganar debe haber 3 columnas de separación (o menos) entre los peones.

cita de Keres

Torre contra tres peones

Conforme vamos aumentando el número de peones las posibilidades de la torre van en descenso. Si los peones están muy avanzados, poco podrá hacer la pieza mayor. Si los peones no están ligados, la torre gana en posibilidades prácticas.

Torre contra tres peones ligados

Resulta instructiva la técnica necesaria para ganar el final en esta posición, con los peones bastante avanzados, pero con el rey y la torre defensivas bien situadas.

Incluso con los peones no tan avanzados, las blancas consiguen la victoria.

Con los peones menos avanzados la tarea no es tan sencilla. De hecho la torre puede ser más fuerte, como demostró Maiselis en este estudio.

Peones separados

El ya mencionado anteriormente, Richard Reti, nos muestra en el siguiente final una sutileza de gran importancia en este tipo de finales.

Ejercicios

Ahora es tu turno para tratar de aplicar las ideas aprendidas y descubrir otras que permanecen ocultas en los siguientes problemas. En todas las posiciones juegan blancas y debes hallar el mejor camino.

¿Cómo te han ideo los ejercicios? ¿Has podido aplicar las ideas aprendidas en el artículo? ¡Deja un comentario, por favor!

Más de FM LuisFSiles
Alberto Bayo y la guerrilla de las 64 casillas

Alberto Bayo y la guerrilla de las 64 casillas

El poder de los peones en ajedrez

El poder de los peones en ajedrez