La fantástica tragedia argentina del ajedrez

La fantástica tragedia argentina del ajedrez

IM Silman
26 may. 2017 0:00 |
0 | Otros

El Interzonal de Gotemburgo (Suecia) en 1955 fue un torneo de todos contra todos de 21 jugadores que se celebró del 15 de agosto al 21 de septiembre.

El grupo más fuerte era el de los jugadores soviéticos (en orden aleatorio): David Bronstein, Efim Geller, Paul Keres, Tigran Petrosian, Boris Spassky y Georgy Ilivitsky, que había terminado en tercer puesto por desempate en el Campeonato de la URSS de 1955, medio punto por detrás de Smyslov y Geller (Geller había ganado a Smyslov en el desempate), pero por delante de Spassky, Petrosian, Botvinnik, Taimanov, Keres, etc.

null

Paul Keres via Wikipedia. 

El segundo grupo más fuerte era Argentina, que en aquel momento estaba considerada como una central eléctrica del ajedrez: Oscar Panno, Miguel Najdorf y Herman Pilnik.

Los otros participantes eran Arthur Bisguier, Wolfgang Unzicker, Jan Hein Donner, Carlos Guimard, Bogdan Sliwa, Miroslav Filip, Ludek Pachman, Braslav Rabar, Laszlo Szabo, Andrija Fuderer, Gideon Stahlberg y Antonio Ángel Medina García.

En la primera parte Keres venció a Panno en una variación de la Siciliana Najdorf. Dado que los tres jugadores de Argentina pretendían usar esa apertura con las negras, tenían poco tiempo para encontrar una nueva forma de jugar.  

Esta es la partida Keres vs Panno: 

Tras este golpe, y después de que los argentinos se dieran cuenta de que todos los rusos jugarían la nueva (y al parecer poderosísima) 7.f4 (también se jugó por primera vez en 1954), entendieron que tenía que ocurrírseles algo a ellos también.

En el día de descanso buscaron desesperadamente otra línea de la Najdorf que les gustara y, cuando se dieron cuenta de que Pilnik había intentado (tras 7.f4) 7...Ae7 8.Df3 h6 9.Ah4 g5 en una partida anterior en 1955 contra Fridrik Olafsson (¡ganaron las blancas!), los jugadores argentinos decidieron que podían arreglar lo que salió mal en la partida de Olafsson. 

Tras horas y horas de análisis, salieron de allí confiados, con la esperanza de que alguien cayera en su trampa de apertura.  

null

Lo que no sabían es que sucedería algo tremendamente extraño, que recibió el nombre de ¡La tragedia argentina! 

Geller dijo (en su fantástico libro Aplicación de la Teoría del Ajedrez):

“En varias ocasiones en mi carrera se han dado situaciones conocidas con el nombre de "partidas gemelas". Un ejemplo fue el XIX Campeonato de la URSS en que se jugaron dos partidas, Geller vs. Flohr y Petrosian vs. Smyslov, que hasta cierto punto fueron idénticas. 

En una de las rondas del match URSS-Yugoslavia de 1956, las partidas Geller vs. Karaklaijic y Averbakh vs. Ivkov coincidieron, y en el torneo internacional de Budapest en 1973 sucedió lo mismo en Geller vs. Kárpov y Host vs. Hecht.

Finalmente, esta partida tuvo simultáneamente dos "hermanas gemelas": Keres vs. Najdorf y Spassky vs. Pilnik — ¡un suceso único en la historia del ajedrez! Más adelante recibió el nombre de "La tragedia argentina".

“En las partidas gemelas suele ser más ventajoso ocupar el segundo puesto, pues es posible introducir correcciones aprovechando la experiencia del vecino. Por desgracia, nunca ha funcionado así: siempre he sido yo quien me he tenido que comprometer primero. A veces esto lo provocaba una necesidad de resolver yo mismo los problemas de la posición y a veces porque me enteraba de la existencia de las "gemelas" más tarde que mis compañeros. 

“A veces tuve que pagar por las prisas (contra Floor y Karaklaijic), mientras que mis vecinos, Petrosian y Averbakh, lograron más. Sin embargo, en esta partida la prioridad fue premiada con una victoria más rápida que en las otras partidas". 

Una de las "gemelas" a las que Geller hacía referencia era una ronda posterior en el torneo de Gotemburgo en la que Keres tuvo las blancas contra Najdorf, Spassky tenía las blancas contra Pilnik y Geller tenía las blancas contra Panno. Los ajedrecistas argentinos estaban encantados, pues estaban seguros de que al menos uno de los jugadores soviéticos entraría en su análisis. ¡Lo que sucedió fue que los tres jugadores soviéticos cayeron en la trampa de apertura!

Entonces, ¿qué ocurrió? La posición después de 9...g5 apareció en los tres tableros al mismo tiempo y, cuando los tres jugadores alcanzaron la posición después de 10...Cfd7, Spassky y Keres se pusieron a pensar si sacrificar en la jugada 11, mientras que Geller lo hizo con bastante rapidez.

Y desde ese momento, Spassky y Keres se limitaron a mirar el tablero de Geller y copiar lo que él hacía.



Esto es lo que le sucedió a Keres:

Y esta es la partida de Spassky:



Después de esto, la variación fue bautizada como Variación Gotemburgo.

Por supuesto, esta línea parecía haber sido refutada y todos la evitaban. Sin embargo, en 1958 el gran Svetozar Gligoric quedó sorprendido cuando un jovencísimo Bobby Fischer de 15 años se metió de lleno en la línea "refutada". 

Resultó que Fischer había analizado a muerte la partida de Geller y había decidido que 13...Th7 bien jugada llevaría a unas tablas forzadas. Esta es la partida:



Y aquí hay una partida moderna de grandes maestros que demuestra de una vez por todas que 13...Th7 efectivamente lleva a unas tablas emocionantes:


Volviendo al Torneo Interzonal de 1955, esta fue la clasificación final:

  1. Bronstein (15 puntos) terminó invicto con 10 victorias y 10 tablas.
  2. Keres (13,5 puntos)
  3. Panno (13 puntos).
  4. Petrosián (12.5p)
  5. Geller (12p)
  6. Szabo (12p)
  7. Filip (11p)
  8. Pilnik (11p)
  9. Spassky (11p)
  10. Pachman (10.5p)
  11. Ilivitzki (10.5p)
  12. Guimard (9.5p)
  13. Najdorf (9.5p)
  14. Rabar (9p)
  15. Fuderer (9p)
  16. Unzicker (8.5p)
  17. Stahlberg (8p)
  18. Bisguier (8p)
  19. Medina (5.5p)
  20. Sliwa (5.5p)
  21. Donner (5.5p)
Más de IM Silman
Cómo aprender patrones de ajedrez

Cómo aprender patrones de ajedrez

La importancia de entender las estructuras de peones

La importancia de entender las estructuras de peones