La Maldición de las Piezas Indefensas

La Maldición de las Piezas Indefensas

Silman
IM Silman
12 ene. 2017 0:00 |
7 | Otros

Durante muchos años, he analizado miles de partidas de miembros aficionados de Chess.com (muchas veces las partidas de jugadores aficionados son muy instructivas). En muchos casos veo piezas indefensas en ambas partes. Y en muchas de esas partidas, la derrota de uno de los jugadores es causada por la pérdida de una pieza que estaba flotando en medio del tablero sin nadie protegiéndola. 

Algunos de estos jugadores me preguntan sobre aperturas u otras fases de la partida. Lo que ellos no saben es que mejorando un aspecto fundamental (estar seguro que sus piezas están protegidas), verán como sus resultados empiezan a mejorar drásticamente. 

Recientemente, vi una partida amateur (de un torneo actual) la cual alcanzó la siguiente posición:

Este ejemplo nos ofrece tres reglas clave:
  1. Asegúrate siempre de que tus piezas estén defendidas. 
  2. Si debes dejar una pieza sin protección, asegúrate de que tu oponente no puede sacar ventaja de esto. 
  3. Mira siempre si tu oponente tiene una pieza indefensa y en caso afirmativo, ¡busca una manera de castigar el error!

Poulp13 (un señor de Marsella, Francia) cuyo elo FIDE es de 1560, me preguntó qué debía hacer cuando tenía ventaja material. 

Vista panorámica del puerto de Marsella de noche. 

Existen varias respuestas a esta pregunta, dependiendo de la posición en particular y de tu estado de ánimo. Si tienes una pieza de ventaja, puedes utilizar tu mayoría de piezas para lanzar una ofensiva al oponente. Si deseas algo más calmado, puedes cambiar todas las piezas y simplificar la posición, dejando a tu oponente "desnudo". Además, también puedes (en el momento apropiado) sacrificar la pieza de más que tienes para simplificar la posición y llegar a un final ganadora. Sin embargo, el Sr. Poulp13 tenía una partida en especial en mente. Esta era la posición después de 17.Tb1:

El blanco ignoró la última jugada del negro (17...c4) y movió su alfil a la casilla g5 (18.Ag5).
Primer de todo, cada vez que tu oponente realiza una jugada debes preguntarte "¿Por qué ha hecho eso?". Es extremadamente importante entender las intenciones de tu oponente y en caso de que no logres verlo, tienes el peligro de encontrarte alguna desagradable sorpresa. 
REGLA DE ORO: ¡Esfuérzate en entender cada jugada que hace tu oponente!

En este caso, si el jugador hubiera reflexionado acerca de la posición, se hubiera dado cuenta de que la maniobra de peón c5-c4 permite expulsar a la dama con Tc8-c5. Cuando te das cuenta de esto, puedes detener esta amenaza con la simple pero a la vez efectiva 18.Ae3, haciendo que ...Tc5 ya no sea válida. Además, puedes seguir con 19.Ad4 eliminando todas las posibles amenazas de tu rival e intercambiando el alfil de f6 (la pieza más fuerte de las negras). 
Tal y como has podido ver, tomarse un poco de tiempo en entender 17...c4 sentencia casi de manera definitiva la partida. 

Aún así, vamos a ver la posición de otra manera. En una partida normal, debes centrarte en crear debilidades en la posición del rival y atacarlas. El mismo tipo de mentalidad se aplica aquí. El hecho de tener material de ventaja no significa que no debamos mejorar nuestra posición a la vez que seguir buscando debilidades en la posición del rival. En consecuencia, un análisis rápido te desvelaría que el punto de d6 es una gran debilidad y te haría jugar 18.Af4 a lo que podría seguir 18.Tfd8 19.Ted1 y el negro no tiene razones para seguir jugando. 
REGLA DE ORO: ¿Tienes ventaja material? Juega como siempre y no bajes la guardia: crea debilidades en la posición rival e intenta presionarlas. 
Desafortunadamente, al fallar en entender la jugada negra 17...c4 el blanco jugó 18...Tc5 y el negro pudo recuperar parte del material perdido. Aún así, su posición seguía perdida. 
Volviendo ahora a mi ejemplo del principio acerca de las piezas indefensas, también debes recordar y buscar piezas PROTEGIDAS DE MANERA INADECUADA. Esto se produce cuando una pieza parece protegida, pero en realidad es vulnerable a otras piezas enemigas. 
Sr. Poulp13: yo doy muchos consejos y reglas aquí, pero no debe olvidar que la prioridad número uno es ¡Asegurar que tus piezas estén protegidas! Si en una partida tienes una pieza de ventaja en una posición con ventaja, deberías ganar simplemente asegurándote, jugada a jugada, que todas tus piezas están protegidas. 
Podría acabar aquí, pero permíteme utilizar una posición que analicé en un artículo reciente (mostrando a Asmara the Cat, quien también es un jugador francés). La utilizo otra vez puesto que creo que es un ejemplo magnífico acerca de la importancia de las piezas indefensas. 
Este bello ejemplo que acabamos de ver debería convencerte de entrenar más tu cerebro para escanear tu posición en busca de piezas indefensas (lo cual te evitará muchas derrotas innecesarias) y la de tu rival (lo cual te hará conseguir más y más victorias con el tiempo). 
Más de IM Silman
Frank Marshall, 2ª parte: La lucha por el mundial de ajedrez

Frank Marshall, 2ª parte: La lucha por el mundial de ajedrez

Frank Marshall: El crecimiento de un campeón de ajedrez

Frank Marshall: El crecimiento de un campeón de ajedrez