La historia de Lasker y su encuentro con Schlechter

La historia de Lasker y su encuentro con Schlechter

IM Silman
13 dic. 2016 0:00 |
6 | Otros

Muchos de nosotros conocemos al legendario Emanuel Lasker, filósofo y matemático de renombre - se doctoró en matemáticas en 1902 y publicó un teorema, el cual es aún valorado hoy en día por la importancia en álgebra y álgebra geométrica (puedes buscar "ceros de polinomios simultáneos" pero es posible que tu cabeza explote si lo haces). (© Foto de portada cortesía de Wikipedia DE)

También es conocida (por supuesto), la gran hazaña de Lasker al coronarse campeón del mundo de ajedrez al vencer a Wilhelm Steinitz en 1894. Su reinado fue de tal magnitud que logró conservarlo hasta 1921, momento en el cual (con 51 años), sucumbió ante el joven Capablanca. 

Emanuel Lasker via Wikipedia. 

Si analizamos su rendimiento en torneos y matches, se podría llegar a pensar que todo fue fácil para Lasker. Aún así, hubo un momento en este reinado de 27 años (un récord que seguramente nunca será roto) donde estuvo en serios apuros. Su oponente era el fuerte jugador austríaco, Carl Schlechter

Schlechter nació en 1874 y muy pronto se consolidó como maestro (match igualado ante David Janowski, otro match igualado ante Simon Alapin) consiguiendo el título de gran maestro en 1900. Fue en 1899 cuando demostró al mundo que era una seria amenaza, al vencer de manera convincente a Janowski con un resultado de seis victorias, una derrota y tres tablas. 

A pesar de que Schlechter (todo un caballero) era un buen jugador, no era muy emocionante. De hecho, era conocido por ser un maestro muy tablífero. 

Schlechter via Wikipedia. 

Debido a que el campeonato del mundo debía aceptar desafíos, Lasker decidió dar una oportunidad a Schlechter de conseguir la corona. Estoy seguro de que Lasker no estaba preocupado puesto que la puntuación entre ellos era de tres victorias para Lasker y una victoria para Schlechter (con cuatro tablas). Sin embargo, Lasker sabiamente organizó el match para que este fuese una batalla a 30 partidas, lo cual supondría tirar la suerte por la ventana. Desgraciadamente, nadie creyó que Schlechter tuviera una oportunidad por lo que la financiación cayó y Lasker tuvo que aceptar un match a 10 partidas en lugar de 30. 

Las primeras cuatro partidas finalizaron en tablas. La 5ª partida, ¡dejó parado al mundo entero!

En la sexta partida, Lasker tuvo una posición superior, pero éste hizo lo que se le da mejor - se defendió y logró las tablas. La séptima partida, donde Lasker conducía las piezas negras, empezó con una ligera ventaja para él. Schlechter sacrificó un alfil de manera desesperada en un final con varias piezas. Fue entonces cuando siguió una serie de secuencias, la cual empezó con Lasker omitiendo una continuación muy ventajosa. Schlechter ofreció brillantantemente una torre (la cual no podía ser capturada); las negras tenían cierta ventaja; Lasker estropeó la ventaja y quedó en una posición inferior; Lasker se recuperó y mejoró y finalmente Schlechter simplificó la posición y consiguió las tablas.

No sé porque, pero Schlechter era todo menos aburrido. Parece ser que asistió al match con una mentalidad de todo o nada. Lasker se sorprendió y necesitó un poco de tiempo para darse cuenta de que su oponente quería mares de sangre. 

La octava partida también fue una dura batalla, pero también finalizó en tablas. La novena partida fue una siciliana (1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cb3 Ab4 7.Ad3 d5) y otra posición ventajosa de Lasker (con negras). Aún así, el "maestro de las tablas" continuó jugando como un hombre habiendo comido 20 libras de azúcar y fue a por Lasker con todas sus fuerzas. Lasker no sucumbió ante la presión e hizo todo lo posible para ganar. Finalmente, las tablas fueron acordadas en la jugada 65.

Entonces, Lasker tenía que enfrentarse a una situación muy difícil donde podría perder su título. Muchos historiadores creen que Schlechter tenía que ganar por 2 puntos de ventaja para conseguir el título. Sin embargo, yo no lo creo así. Creo que Schlechter sintió que su victoria en la 5ª partida fue pura suerte y al no querer conseguir el título de esta manera (muchos jugadores hoy en día no pensarían así; Schlechter si), decidió ir con todo para conseguir la victoria y ganar el campeonato del mundo de una manera honorable. 

Mi punto de vista sobre "los dos puntos de ventaja son una historia basura" parece estar verificado por una carta que Lasker escribió al New York Evening Post dos días antes de la partida:

"El match con Schlechter está llegando a su fin y parece ser que por primera vez en mi vida seré el perdedor. Si eso ocurre, un buen hombre habrá ganado el campeonato del mundo". 

Así que finalmente, la 10ª partida fue jugada con Schlechter queriendo ganar de manera "honesta" y Lasker necesitando ganar para salvar su título. Ambos jugadores estaban agotados, pero totalmente dispuestos para jugarse el match hasta el último peón. 

Lasker retuvo el título ¡dejándose la piel en el intento! 

Posteriormente, jugaron dos veces más (ambas partidas en 1918). Lasker ganó una y entabló la otra. Desafortunadamente, Schlechter murió el 27 de Diciembre de 1918. En aquel tiempo, conseguir provisiones era una tarea difícil debido a la Guerra Mundial. El pobre Schlechter no tenía comida ni opción de calentar su casa. Murió de hambre, demasiado orgulloso para pedir ayuda. 

Si deseas conocer más, te recomiendo visitar los estudios sobre la vida y partidas de Emanuel Lasker (en inglés).

Más de IM Silman
Cómo aprender patrones de ajedrez

Cómo aprender patrones de ajedrez

La importancia de entender las estructuras de peones

La importancia de entender las estructuras de peones