Carlsen, Caruana y Aronian ganan la Copa Sinquefield
Magnus Carlsen, Levon Aronian y otros esperan a oír la decisión de Fabiano Caruana. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Carlsen, Caruana y Aronian ganan la Copa Sinquefield

Primero iba a haber un desempate entre dos. Luego, un desempate entre tres. Y al final no hubo desempate.

Tras un día de locos en la Copa Sinquefield 2018 en el que el uso de prácticas poco ortodoxas para ganar ni siquiera terminó tras el último movimiento, Levon Aronian, Magnus Carlsen y Fabiano Caruana ganaron la copa de este año.

Eso es lo único en lo que pueden estar de acuerdo.

null

Varias horas después de que Aronian venciera a Alexander Grischuk gracias a un sacrificio de calidad especulativo pero dinámico, Carlsen superó en las maniobras a Hikaru Nakamura en un final que ya se había dado. Dado que Caruana hizo tablas fácilmente con las negras contra Wesley So, eso dejó a los tres ganadores de pasadas ediciones a la cabeza con 5,5/9.

Nakamura

Hikaru Nakamura hizo muecas en los últimos minutos de la partida antes de rendirse ante Magnus Carlsen. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Todos se llevarían los mismos puntos del Grand Chess Tour (una cuestión irrelevante para Carlsen, que era comodín) y se repartirían el dinero en partes iguales. En cuanto al trofeo y el título, el reglamento establecía que los puntos de desempate determinarían los primeros dos, dejando fuera al tercero.

Esa fue la cruz del problema: Los tres tenían el mismo resultado mutuo (todo tablas entre sí), el mismo número de victorias (dos) y el mismo número de victorias con las negras (cero). Según la regla 2.1.4, el cuarto mecanismo de desempate era un sorteo, es decir, azar completo. 

Ni a Carlsen ni a Aronian les gustaba esa opción (ambos señalaron también que el año pasado se usó el mismo lenguaje y ya entonces manifestaron su desacuerdo). 

Tanto Carlsen como Aronian preferían jugar un desempate entre tres. Pero Caruana, que no estaba presente, ya había rechazado esa opción. El equipo del GCT dijo a los jugadores que las reglas solo podían cambiarse en caso de unanimidad.

A falta de esa alteración, Carlsen y Aronian estuvieron de acuerdo en que la siguiente mejor opción sería no jugar un desempate y compartir el título. Caruana estuvo de acuerdo y se llegó a un consenso.

Los oficiales del Grand Chess Tour llamaron al árbitro jefe del GCT David Sedgewick y preguntaron si sería aceptable descartar totalmente el desempate. Y lo fue. Y así se acabó el torneo. 

Pero espera, hay más. 

Aronian

Levon Aronian ha tenido historias de desempate interesantes en su pasado. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Caruana aún tiene que jugar un desempate mañana de todos modos, pues terminó la temporada del GCT empatado. So y Caruana terminaron con 26 puntos y en cuarto puesto compartido por el último puesto en Londres, ¡lo cual requiere otro desempate nuevo! 

Aquí tienes la lista final de toda la temporada, tras la cual Nakamura, Aronian y Maxime Vachier-Lagrave se han ganado un puesto en Londres. El cuarto se decidirá el martes a las 20:00 de Madrid.null

Puede que Caruana no quisiera jugar un doble desempate mañana, y Chess.com confirmó con Caruana que esa fue "definitivamente una parte de su decisión". También dijo que en el desempate de la Copa Sinquefield "no se juegan nada". (¡El primer premio en Londres son 120.000 "algos"!)

Es importante señalar que el desempate de la Copa Sinquefield se habría celebrado antes que el desempate del GCT, así que Caruana habría estado más cansado que So.

Curiosamente, fue la incapacidad de Nakamura de aguantar su final la que permitió a Carlsen ponerse a la cabeza con Caruana. Que el torneo acabara en un triple empate en lugar de uno doble le costó a Caruana 1,5 puntos GCT y el tener que jugar el desempate con So mañana. ¡Esto dará discusiones divertidas en el desayuno en Batumi!

null

No habrá un segundo adelanto del campeonato del mundo, pero sí tendremos mañana la segunda parte de So-Caruana. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Carlsen dio al portavoz del torneo, Tony Rich, una idea alternativa: Si Caruana no cambiaba de opinión con respecto de jugar el desempate a tres, entonces él prefería no jugar ningún desempate y simplemente compartir el título entre los tres. Como una versión ajedrecística del Rey Salomón. Aronian estuvo de acuerdo y Caruana también, por lo que, tras confirmar con los árbitros, Rich volvió a subir las escaleras y declaró el torneo finalizado. 

Así se esfumaron las opciones de ver otro adelanto del campeonato mundial.

Por primera vez en la Copa Sinquefield, los tres son cocampeones y los tres se convierten a la vez en los primeros bicampeones de la copa.

Caruana

Horas antes del fiasco, Caruana fue retratado por el legendario Harry Benson. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Y bien, ¿qué hay de las propias partidas? Aronian venció a Grischuk con una idea espléndida: 18. Txf7?! Aunque quizá no sea una idea totalmente sensata, en un torneo carente de muchos grandes momentos, este movimiento llama la atención. Por supuesto, seguro que influyó el hecho de que tenía más tiempo en el reloj y que necesitaba ganar a toda costa. 

La otra opción era demasiado vulgar.

"Con 18.Tf4 pensé que la partida debería estar equilibrada pero 18.Txf7 parecía jugable" dijo Aronian.

null

Reconoció que su gran ventaja de tiempo fue parte de la decisión. Aronian, que siempre ha sido un romántico del ajedrez, también quiso buscar la gloria.

"Cuando te arriesgas, puedes perder o ganar, pero solo recordarás las victorias" dijo.

"Cuando tienes suerte, te entra hambre de más" dijo sobre un posible desempate que al final no tuvo lugar. ¡Al parecer no le gustó tanto su suerte como para ponerla a prueba en un sorteo!

Caruana no tuvo dificultades asegurándose al menos el primer puesto compartido. Dado que llegó a la última ronda con medio punto por delante del resto, fulminó toda ocasión de So, quien probó una línea poco convencional pero finalmente floja de la Petroff. La retirada del caballo centralizado a d3 en lugar de f3 no confundió al aspirante al título mundial.

So reconoció no haber logrado gran cosa.

Cuando el GM Maurice Ashley le preguntó por qué no intentó lograr más, especialmente en vistas a la clasificación para el GCT, So le respondió sonriente "Vale, pero ¿por qué no me cuentas cómo intentarlo?" 

Entonces, So respondió a su propia pregunta. Recordando su partida de ayer, dijo: "Me planteé brevemente jugar la Apertura Bird".

Horas después, cuando Carlsen terminó su partida, quedó claro que el rendimiento de So fue justo lo suficientemente bueno como para mantener vivas sus esperanzas de ir a Londres.

"Yo esperaba algo como lo que él jugó" dijo Caruana. "Fue una partida muy sosa. No sucedió nada realmente. Él no quería jugar hoy".

Caruana

Fabiano Caruana no creyó que Wesley So mostrara hoy mucho esfuerzo. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Si ese es efectivamente el caso, desde luego necesitará encontrar motivación mañana cuando vuelvan a encontrarse. La única ventaja a la que So puede aferrarse es que el horario de entrenamiento de Caruana y las tres semanas de competición en San Luis le han privado totalmente de descansos.

"Tras las últimas dos semanas estoy bastante saturado del ajedrez" dijo Caruana. Tras su partida, supuso con acierto que aún no había terminado.

"Creo que hay bastantes probabilidades de que alguien acabe con +2". Irónicamente, dos personas más lo hicieron, pero ese no es el motivo por el que tiene que jugar más ajedrez mañana.

So será compañero de equipo de Caruana en la Olimpiada de Batumi, Georgia. Dijo que el juego de Caruana en ambos eventos de San Luis augura buenas cosas para él en el campeonato mundial.

"Parece una buena señal para su match" dijo So.Caruana

Caruana y su mano derecha (¡y compañero favorito del pasapiezas!), el GM Rustam Kasimdzhanov. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Ayer Caruana afirmaba que, si se clasificaba para la final del GCT, aún tenía que decidir si aceptaría. En su retransmisión de hoy, el GM Jon Ludvig Hammer quería saber si eso era siquiera una opción. Chess.com habló con oficiales del GCT y estos confirmaron que en los contratos de los jugadores no hay ninguna cláusula que los obligue a participar si se clasifican, pero que "se les anima encarecidamente" a competir. 

En San Luis no resultó sorprendente que Carlsen jugara un final largo. Aunque no fue la última partida en terminar, como se ha vuelto habitual, sí que ganó su segunda partida del torneo de forma muy similar a la primera: con mucho, mucho tesón.

"Tras el control de tiempo sentí que solo tenía que seguir" dijo Carlsen. "No me pareció tener ninguna esperanza [de ganar]".

Pero, cuando alcanzaron un final de torres, ese brillo tenue se volvió un poco más potente.

"Me sentí un poco más optimista porque al menos tenía un objetivo" dijo sobre la posición tras el cambio de damas.

Nakamura

Nakamura esforzándose en el final de partida. | Foto: Mike Klein/Chess.com.

Aunque Carlsen no pudo decir con certeza a Chess.com cuál fue el error decisivo, muchos grandes maestros allí presentes pensaron que quizá 62...g5 fue fatal. Nakamura se mostró de acuerdo y dijo a Chess.com que no vio la invasión de rey concreta que usaron las blancas.

"Empiezas a ver peligros y finalmente entras en pánico" dijo Carlsen sobre la toma de decisiones de su rival.

"Marca toda la diferencia entre un torneo mediocre y uno bueno" dijo Carlsen, añadiendo que también significaba un pequeño aumento de Elo en lugar de una pérdida.

Es una pena que en el ajedrez no se permitan las consultas, porque a Nakamura le habría bastado cruzar la sala para que le informaran de que este final perdía tras 62...g5. Vachier-Lagrave, que trataba de ganar al mismo tiempo su propio final de torres, perdió un final casi idéntico en el 2013.

Y ¿contra quién lo perdió? Contra el GM Grzegorz Gajewski, el analista de Viswanathan Anand quien también está en San Luis! Pero en ajedrez no hay comodín de la llamada.

Carlsen declaró que la similitud era "bastante graciosa" y añadió que Nakamura podía consolarse viendo la partida de Vachier-Lagrave: "Al menos abandona con un peón de más" bromeó Carlsen.

Shakhriyar Mamedyarov era el último jugador que podía haber puesto patas arriba el desempate, pero solo logró hacer tablas con Anand. 

"Vishy no es un rival fácil para mí" dijo Mamedyarov. "Hoy tuve problemas."

"Las victorias son difíciles de encontrar" dijo Anand sobre sus nueve tablas. ¿Cómo podía haber mejorado su juego de hoy? Suspiró y dijo "Sencillamente no lo sé".

Tras tres semanas de ajedrez en San Luis, volverá al tablero el mes que viene para liderar su selección, jugando su primera Olimpiada en doce años. Anand dijo que, dado que la selección india ha tenido tan buenos resultados en las últimas dos Olimpiadas, espera que su primera aparición en muchos años prolongue esa tendencia.

"¡Han puesto el listón muy alto, así que espero no fastidiarla!" dijo Anand.

Carlsen

Se terminó el ajedrez de "Superman" en San Luis. Carlsen no jugará en la Olimpiada, así que solo le quedan unas pocas partidas del Europeo por Clubes antes del mundial en Londres en noviembre. | Foto: Lennart Ootes/Grand Chess Tour.

En la última partida, Vachier-Lagrave peleó tanto como Carlsen durante 119 movimientos. Pero, mientras que el campeón mundial estaba incluso con un peón de menos cuando ganó, el francés no logró ganar ni siquiera con dos peones de más contra Sergey Karjakin.

A pesar de todas las historias de hoy, el torneo termina con solo ocho victorias en 45 partidas, es decir, un triste 18% de victorias, muy por debajo del mínimo anterior, un 29% en 2016.

null

null

Gráficos cortesía de Spectrum Studios.

Partidas de TWIC.

La Copa Sinquefield, que es el último torneo clasificatorio del Grand Chess Tour, constó de nueve rondas jugadas entre el 17 y el 28 de agosto. Al final del torneo, cuatro jugadores se clasificarán para la final en Londres. Las partidas en San Luis empezaban a las 20:00 de Madrid.

Más de FM MikeKlein
Inaugurado en Londres el Campeonato Mundial de Ajedrez 2018

Inaugurado en Londres el Campeonato Mundial de Ajedrez 2018

Chess.com Isla De Man: Wojtaszek vence a Naiditsch en el Armageddon

Chess.com Isla De Man: Wojtaszek vence a Naiditsch en el Armageddon