x
Ajedrez - Jugar y aprender

Chess.com

GRATIS - en Google Play

GRATIS - en Win Phone Store

VER
Nivel Intermedio: Lectura y Escritura: Ejemplo de aplicación práctica

Nivel Intermedio: Lectura y Escritura: Ejemplo de aplicación práctica

JMurakami
31 mar. 2017 23:54 0

Semanas atras, el siguiente diagrama "negras juegan" fue publicado en los foros:

...con el texto:

@pfren: "Las posiciones nunca se evalúan considerando solo las diferencias en material y, en muchos, casos tampoco son muy importantes las evaluaciones de las computadoras.

¿Cómo evaluarían esta posición, y por qué? Las blancas tienen dos peones de menos, y juegan las negras."

***

Como explicáramos, se utiliza un proceso de interactivo de lectura y escritura para evaluar, analizar y resolver una posición sobre el tablero.

Además, tener en mente que: Analizamos una posición no como un reporte forense de una situación estática, sino para modificar dinámicamente el balance entre ambos bandos. Idealmente, a nuestro favor, pero si imposible, entonces para evitar la desventaja.

Para lograrlo, elaboramos planes: Partiendo de las exigencias de la posición (lógica interna), estimamos (deducción: lógica) donde corresponde ubicar las piezas (actividad de piezas), y calculamos variantes (cálculo preciso), las jugadas (tiempo), amenazas (actividad de piezas), casillas (espacio) y movilidad de piezas y peones (espacio y tiempo) necesarios para alcanzar nuestras metas, así como las posibilidades de éxito (que es una evaluación basada en la lógica, el cálculo preciso, conocimiento e intuición).

Existe la costumbre de evaluar una posición por grados (igualada, ligeramente superior, ventaja, clara ventaja, ventaja decisiva) a tal punto, que hay quienes no perciben que se hace referencia a las posibilidades de éxito de algún plan a partir de dicha posición. Es decir, las evaluaciones no son independientes de las posibilidades de éxito en los planes. Contar con ventaja material o ataque de mate, solo tiene valor cuando se puede elaborar un plan que aproveche dicha ventaja o se pueda –y sepa– culminar el ataque.

Asimismo, hablamos de posibilidades de éxito cuando la extensión y profundidad de las variantes calculadas excede la capacidad y recursos del jugador. Entonces no se tiene certeza sino grado de confiabilidad, basado –típicamente– en el conocimiento e intuición sobre la posición resultante.

Un poco más de conocimiento antes de intentar resolver el diagrama. Un buen plan trata sobre alterar favorablemente el balance (o desbalance) en el tablero, haciendo uso del propio material, tiempo, espacio y actividad de piezas, para reducir la actividad de piezas rival, su espacio, tiempo y material. La experiencia práctica muestra que (por lo general), al privar al rival de actividad, luego será incapaz de sostener su espacio, perderá movilidad y, eventualmente, también material. Además, la acumulación de estos recursos (material, tiempo, espacio y actividad de piezas), da cabida para el uso de la táctica (incremento repentino de la actividad de piezas), que permite intercambiar estos elementos entre sí.

Ahora, tomen su tiempo para resolver la posición. Sugiero no utilizar un "engine", porque no son fiables en este tipo de posiciones, su uso está prohibido en nuestras partidas, y no se logra el mayor provecho del ejercicio.

***

La solución publicada:

La posición negra en el #14 es problemática para el negro (la ventaja en peones carece de significado aquí, pues no se les puede utilizar para oponerse a los planes de las blancas).

La debilidad en las casillas blancas en las cercanías al enroque negro, además de e6 y c5, y la ocupación –por piezas blancas– de c4, e5 y g6, son la fuente de los problemas para las negras. Entre los planes posibles para las blancas, llama la atención Cf3–e5, Ad3–c4 y Dc2–g6, donde Ce5–g4 (golpeando e6 y h6) puede ser difícil de contrarrestar.

Oponerse a un plan tan activo requiere actividad de piezas en las negras, pero con el Ab7 enjaulado y las piezas pesadas bloqueadas por el Cd5, las negras no cuentan con actividad alguna.

Examinemos entonces las posibilidades de una defensa pasiva. Retirar el caballo expone al peón e6 a presión adicional tras Ad3–c4, y no resuelve nada realmente. Con tres piezas blancas (dama, caballo y alfil) danzando alrededor del rey negro, las negras requieren dos piezas adicionales para mantener superioridad sobre cualquier casilla en el sector, y ello se ve problemático aquí con tan poco espacio y las debilidades en el otro flanco. Más todavía cuando se aprecia que nada impide que la torre blanca se una al grupo de baile. Por lo tanto, una defensa pasiva no pareciera tener un futuro exitoso –si alguno–, cuando tanto el alfil como la torre negras están limitadas en movilidad y actividad.

(El tablero abajo puede facilitar el seguir las variantes, dado que aquí ya corresponde constrastar y comprobar mediante el cálculo de variantes.)

En el caso de la torre, su movilidad está restringida por la necesidad de proteger la 8va horizontal (Dc2–g6–e8 puede ser un problema), pero la situación del alfil es un tema de estructura de peones y, así como está ahora, el alfil cuenta para poco y nada. Incluso en una partida de "blitz", jugaría 1...c4! 2.Axc4 c5 inmediatamente (modificando la estructura de peones para incrementar la movilidad y actividad del alfil), considerando que, al precio de un peón, recuperamos el alfil que desde ya se muestra muy activo en a8–h1; además, al tomar control de a6, es posible Ab7–a6 para defender indirectamente e6 y al enroque negro.

Si las blancas intentan continuar con su plan original, basado en 3.Ce5, entonces 3...Cf6 4.Dg6 Tf8, y las negras quedan listas para Ab7–d5 con buen juego. La ruta crítica contra la idea de las negras surge tras la táctica 3.Dg6, pero, con el Ab7 ahora en juego, no funciona tan bien: 3...Ce7! atacando a la dama y amenazando Ce7–c6–d4; puede continuarse 4.Txe6 De1+ 5.Te1+ Rh8 6.Db6 (en contrario Dd1xf3 y ganan las negras) 6...Axf3! 7.Txd1 Txd1+ 8.Af1 Ae2! 9.De6 (ataque doble) 9...Txf1+ 10.Rg2 (10.Rh2, para eludir las casillas blancas, encuentra 10...Af3 11.g4 Txf2+ 12.Rg3 Te2 salvando la pieza y ganando las negras.) 10...Te1! 11.Rh2! (ganando material) 11...Cg8 12.De3, y las negras quedan indefensas ante De3–d2, pero pueden capturar al peón b3 con 12...Tb1 13.Dxe2 Txb3. En el final resultante, no veo cómo las negras pueden impedir las ideas del blanco basadas en h3–h4 y g3–g4–g5, abriendo la columna "h" y asegurando el empate.

Por supuesto, puede ser mejor no correr riesgos y pescar el segundo peón con 4.Qxe6+ Qxe6 5.Bxe6+ Kh7 6.Ne5, buscando hacer juego contra el peón en c5. Mas considerando la amenaza de mate contra el rey blanco (Td8–d1–h1), no se ve de dónde sacarán tiempo las blancas para defenderse de ella (liberando a su torre) mientras simultáneamente coordinan contra c5. Podría continuar 6...Nc6, forzando más cambios (y el empate) u obteniendo Cc6–d4 (con buen juego para las negras).

***

Y las palabras finales de @pfren:

"En #14: La iniciativa del primer jugador, sobre las casillas blancas, es extremadamente molesta, y las negras han de estar alertas. Los "engines" no tienen temor, y evalúan la posición como de igualdad, por más de un camino. 

Opino que las negras desperdiciaron sus oportunidades de salvación, en este preciso momento, al no jugar 30...c4! 31.Axc4 c5, cuando ese bloque de madera en b7 comienza a parecer una pieza. Las blancas no tendrían problemas en recuperar el segundo peón, pero es difícil evitar simplificaciones. Creo que las negras deberían empatar sin mucha dificultad.

El negro decidió confiar en las evaluaciones del "engine" (era una partida oficial por correspondencia, donde se permite el uso de "engines"), y jugó para retener el material con 30...Cf6. Nunca más tuvo oportunidad real de jugar c5–c4, y fue superado completamente. Me gusta esta partida, porque tuve que desechar repetidas veces las recomendaciones del "engine" y planear mis jugadas de acuerdo a pura comprensión humana. El juego resultante es muy sutil –hubo que utilizar muchas jugadas para ganar o perder tiempos a fin de lograr una posición ganadora. Cuando el negro abandonó, la posición era pintoresca: Sin damas en el tablero, el negro conservaba un peón extra, pero está completamente paralizado. Queda pendiente un análisis completo de la partida, porque hay muchas ideas y variantes a considerar, mas espero encontrar el tiempo para completarlo. Sigue la partida, sin comentarios:"

(Aun sin comentarios, la partida sola justifica el artículo. Le quedó muy bonita al MI Frendzas).

 

Conectado ahora