El rey de los gambitos y sus sucedáneos

El rey de los gambitos y sus sucedáneos

A pesar de que hoy en día no se ve al más alto nivel, el Gambito de Rey sigue apasionando a muchos aficionados al ajedrez, por ser una apertura valiente y agresiva. En la época del Ajedrez Romático este gambito vivió todo su esplendor y ayudó a producir algunas obras de arte del pasado.

A mi me sorprende como muchos lectores de estos artículos y muchos suscriptores de YouTube, me seguís pidiendo vídeos del Gambito de Rey. Parece que, aunque la élite lo tenga olvidado, el Rey de los Gambitos sigue estando muy presente entre los aficionados a nuestro juego.

Pues bien, este artículo no solo está dedicado al Gambito de Rey, sino a otros gambitos que fueron inspirados por éste.

# El Gambito de Rey

La idea original. Las blancas sacrifican un peón para apoderarse del centro y de la iniciativa. Pero es uno de los gambitos más peligrosos, seguramente por estas dos razones:

  1. No está claro que las blancas vayan a recuperar el peón, como ocurre por ejemplo en la mayoría de las variantes del Gambito de Dama o del Gambito Budapest.
  2. Las blancas debilitan de manera inmediata su flanco de rey, por lo que el monarca blanco debe tener cuidado.

Gambito de caballo

Es la Variante principal, dentro del Gambito de Rey aceptado. Las blancas juegan inmediatamente Cf3 para evitar el jaque en h4. Más tarde las blancas tratarán de apoderarse del centro, de recuperar el peón o de crear problemas en f7.

En varios artículos anteriores he hecho referencia al famoso match entre De Labourdonnais y McDonnell y, de hecho, ya he mostrado alguna vistoria del primero de ellos, quien, por cierto, acabó imponiéndose en dicho duelo. Pero hoy vamos a ver una de las victorias del jugador inglés, precisamente con nuestro protagonista del día: el Rey de los Gambitos, el Gambito de Rey.

Gambito de Alfil

No está exento de veneno. Las blancas permiten el jaque en h4, eso sí, habiendo dejado libre la casilla f1. La idea blanca es ganar tiempos más tarde contra la dama que quede en h4, desarrollando las piezas lo más rápido posible. En algunos casos, incluso las blancas podrían usar la casilla e1 con una torre o la dama.

McDonell la empleó 5 veces en el mencionado match, sumando 5 derrotas. El genial Anderssen, otro de los que protagonizaron el artículo sobre los 10 mejores jugadores de ataque de la historia del ajedrez, lo empleó con desigual éxito.

Pero algunos jugadores más modernos, como Ivanchuk, Short o Adams lo han empleado ocasionalmente. El primero de ellos lo puso en práctica en Linares, el que era conocido como el Wimblendon del ajedrez, frente al holandés Piket. Veamos la partida.

El Gambito Polerio

La opción más atrevida. Con 2.Cf3 las blancas evitaban el jaque en h4. Con 2.Ac4 dejaban la casilla f1 para el rey, en caso de jaque en h4. pero esta variante parece olvidar, sencillamente, que existe un jaque en h4. ¿Y qué van a hacer las blancas con su rey en caso de Dh4+?

El MI francés Shirazi parece haberse especializado en este gambito. Veamos una de sus partidas.

La opción de Kasparov

Volvió Kasparov. Volvió el Ogro. Con su mirada de tigre a punto de cazar a su presa. Su regreso duró poco, pero todos lo recordamos. Y el Ogro se atrevió a plantear el Gambito de Rey. Y de todas las posibles varinates, el de Bakú planteó el Gambito Mason-Keres, con 2.Cc3

Seguramente si los jugadores de élite se atrevieran con más frecuencia a realizar estos tipos de planteamientos, el ajederz sería aún más divertido

Veamos la partida a la que me refiero, donde el actual subcampeón del mundo era negras.

Pero como indico en el título del artículo, vamos a conocer en este artículo algunas ideas inspiradas en el Gambito de Rey, donde se avanza dos pasos valientemente el peón de f en plena apertura.

# Apertura Vienesa con f4

Las negras no deberían aceptar este gambito, pues el peón avanza a e5 expulsando al caballo de f6, que no parece tener nada mejor que volver a casa. Se suele llegar a posiciones del Contragambito Falbeer, ya que las negras juegan con d5 de inmediato. Veamos un ejemplo del GM Short.

Short

El GM inglés Nigel Short, sonriente antes de lanzarse al ataque. Foto: Maria Emelianova

# Gambito Letón

Es el Gambito de Rey, pero con negras y con un tiempo de menos. No está demasiado bien visto por la teoría de aperturas y a nivel alto apenas se ve.

Conozco a un veterano jugador, que fue alumno mío hace tiempo y que siempre lo juega con negras. Su amor por este gambito es tal, que con blancas casi siempre juega a3 para ceder el turno al negro y jugar el Gambito Letón con colores cambiados

Pero como suele ocurrir con este tipo de gambitos, algo dudosos, si las blancas no conocen ninguna receta y se embarcan en las complicaciones a ciegas... pueden encontrarse con alguna sorpresa, como vemos en la siguiente partida, uno de los pocos ejemplos de su aparición a nivel de gran maestro.

Sokolov

El GM Ivan Sokolov siempre está dispuesto a avanzar dos pasos su peón f. Foto Maria Emelianova

# El Contragambito Philidor

Que conste en acta que Nakamura lo ha jugado. Pero hay que reconocer que eso tampoco es significativo, ya que Nakamura también juega Dh5 en su segundo movimiento en más de una ocasión

Este tipo de elecciones en la apertura pueden estar bien para jugar de una manera ocasional en partidas rápidas, aunque los maestros del pasado lo jugaran con mucha más frecuencia.

# Gambito Jaenisch en la Apertura Ruy Lopez

Sinceramente, de todas las líneas que estamos repasando en este artículo, esta es la que me parece la mejor, por delante incluso del Gambito de Rey. Desde luego no cuenta con una refutación y, aunque muy ocasionalmente, aparece en partidas de la élite. Esto es significativo. Cuando estudies una variante y veas que ningún jugador fuerte apuesta por ella... ¡sospecha!

Radjabov

Radjabov, uno de los valientes que apuestan por el Gambito Jaenisch

Aronian, Ivanchuk, Radjabov e incluso Carlsen la han jugado, lo que ya es una garantía de que no estamos ante una línea dudosa como el Gambito Letón. Veamos un ejemplo de uno de los mayores expertos.

Espero que conocer estos valientes planteamientos en los que avanzamos rápido el peón de f te haya servidopara ampliar tu conocimiento sobre aperturas. Eso sí, no te acostumbres a avanzar ese peón tan rápido en todas tus partidas  

Como siempre, quedo a la espera de tus comentarios, dudas y sugerencias.

Más de FM LuisFSiles
La única victoria de Komodo frente a Nakamura

La única victoria de Komodo frente a Nakamura

Dos lecciones estratégicas de Magnus Carlsen

Dos lecciones estratégicas de Magnus Carlsen