El arte del gambito en la apertura
No todos los jugadores están preparados para jugar gambitos

El arte del gambito en la apertura‎

LuisFSiles
FM LuisFSiles
|
6 | Teoría de Aperturas

Tal vez la serie de Netflix, Gambito de Dama, sirva no solo para popularizar el ajedrez, sino para inspirar a los jugadores a practicar los gambitos. En este artículo te voy a hablar de ellos, tratando de explicarlos de una manera sencilla para todos esos nuevos aficionados al ajedrez que todavía no tienen muchos conocimientos de aperturas.

Así que en este artículo te comento cuestiones como:

Qué es un gambito

Un gambito es un sacrificio de material, habitualmente de peón (aunque en algunos casos pueda ser de pieza), con el que el bando que lo realiza espera conseguir algún tipo de compensación. A cambio de ese material se podría buscar alguna de estas cosas:

  1. Espacio. En muchas ocasiones esto se produce tras el sacrificio de un peón lateral para desviar a un peón enemigo de las casillas centrales, lo que permite formar un centro móvil.
  2. Desarrollo. Esto es muy frecuente: un bando va capturando peones mientras otro desarrolla sus piezas. También puede ocurrir que con gambito consigamos que la dama enemiga quede en una posición dudosa y el rival tenga que perder tiempos para reubicarla. En cualquier caso, nos adelantaremos en el desarrollo.
  3. Iniciativa. A veces como consecuencia de los puntos anteriores y otras veces por la apertura de columnas o diagonales que permiten activar nuestras piezas, el mando de las operaciones cae del lado del que plantea el gambito.
  4. Creación de debilidades. Esto puede ocurrir principalmente en algunos casos en los que el rival, para aferrarse al peón de más y mantenerlo defendido, se ve forzado a debilitar su estructura.

Tipos de gambitos

Aunque no exista una "clasificación oficial" me atrevería a agruparlos en 3 tipos (a espera de que en vuestros comentarios propongáis algunos otros):

  1. Sacrificio posicional de peón. No buscan una iniciativa destinada a atacar al rey enemigo (aunque ocasionalmente pueda aparecer una situación de ese estilo) sino otros triunfos estratégicos. En el Gambito de Dama, por ejemplo, se busca una superioridad central o en el Gambito Benko, por citar algún otro, las negras persiguen una importante actividad y presión en el ala de dama, a través de las columna a y b.
  2. Sacrificio de peón por ataque. Aquí sí que se piensa desde el principio en el monarca enemigo, buscando un rápido desarrollo que nos permita buscar el mate desde el inicio. Por ejemplo el Gambito de Rey es uno de los más feroces en ese sentido.
  3. Sacrificio de pieza. No son muchos los sacrificios en los que se entrega una pieza entera, pero hay algunos casos, como veremos más adelante. El Gambito Muzio dentro del Gambito de Rey, el Gambito Halloween o el Gambito Cochrane en la Defensa Petrov son algunos ejemplos. Sin duda, son los más arriesgados debido al alto valor del material entregado.
Gambito Benko
El Maestro Luisón analiza este gambito en el vídeo premium "La idea clave en el Gambito Benko".

Patrones de gambitos

Algunos de los principales gambitos siguen un mismo esquema o patrón, incluso una secuencia de jugadas donde se propone un sacrificio similar. En este apartado vamos a hablar de algunos de ellos.

Sacrificio del peón c para ganar el centro

Esta es una estrategia muy conocida, cuyo principal ejemplo lo encontramos en el Gambito de Dama. Si las negras aceptan el reto, las blancas quedarán con superioridad central y con una consecuente ventaja de espacio que, a largo plazo, podría transformarse en iniciativa o bien podría ayudar a conseguir otras ventajas.


En este vídeo te explico de una manera sencilla en qué consiste el más famoso de los gambitos

En la Apertura Reti, por ejemplo, también se puede emplear esta idea, aunque no tengamos un peón en d4.

Sacrificio del peón f para atacar

Un arma de doble filo, sin duda. Ya hablamos de estos gambitos donde se entrega el peón f en nuestro artículo El rey de los gambitos y sus sucedáneos. Son especialmente peligrosos, pues suelen realizarse con nuestro propio rey en el centro, con lo que se despeja la diagonal e1-h4 (h5-e8 en caso de que lo hagan las negras) y esto podría facilitar alguna táctica enemiga.

El Gambito de Rey, tan empleado en la época de la Escuela Romántica de Ajedrez, es el más claro exponente de este tipo de gambitos.

A partir de una Apertura Vienesa también suelen producirse gambitos similares.

Con las piezas negras, el Contragambito Letón, es la manera más directa de emplear la misma idea.

Y frente a la Apertura Española se puede igualmente usar el mismo recurso.

Sacrificio del peón e (secuencia e4 + f3)

Este sacrificio se suele emplear en algunas aperturas de peón de dama. Si posteriormente el blanco juega con f3, se suele estar buscando el desarrollo rápido de un caballo por f3 y la iniciativa que puede traer consigo la apertura de la columna f. Un par de ejemplos:

Sacrificio de peón e (secuencia e4 + d3)

En este caso se prioriza el desarrollo del alfil, buscando posiciones de doble filo desde las primeras jugadas. A partir de una Apertura Inglesa se puede emplear esta idea contra la Defensa Holandesa:

O con negras el Contragambito From, frente a la Apertura Bird, es otro ejemplo de la misma idea.

Sacrificio del peón b

Normalmente esta entrega puede estar ligada con el control del centro, al alejar al peón de c5 (c4 si lo hacen las negras) de las casillas centrales. También puede estar ligado con la búsqueda de actividad en el flanco de dama, al provocarse la apertura de las columnas a y b, con un oportuno a3.

El ya mencionado Gambito Benko podría ser un ejemplo de esto último.

Pero una de las ideas más directas de platear esta idea es con el Gambito del Ala ante la Defensa Siciliana.

Y una de las más originales la encontramos en la Defensa Nimzoindia, donde las negras pueden plantear una entrega muy creativa mediante el avance b5.

Sacrificio del peón g

Una idea similar a la anterior, pero llevada a cabo en flanco de rey, la encontramos en diferentes aperturas. Parece que contra la Defensa Holandesa contamos con un buen arsenal de gambitos, tal y como hemos visto. Pues aquí vemos otro:

Shirov
Alexei Shirov, listo para jugar el gambito que él mismo inventó. | Foto: Maria Emelianova/chess.com

Pero en posiciones de las aperturas abiertas podría también ocurrir, como vemos en la Defensa Philidor. En este caso la iniciativa que se puede obtener con una torre a través de la columna g juega un papel importante, así como los tiempos que se ganan en el desarrollo al tener que realizar el negro varias jugadas con su caballo (obviamente en caso de que acepte el gambito).

Los gambitos más sorprendentes

El factor sorpresa es una de las principales bazas del jugador de gambitos, por lo menos si usa algunos de los menos frecuentes. Como posible fuente de inspiración, te propongo algunos vídeos donde hemos estudiado algunos de ellos.

¿Cuáles son tus gambitos favoritos? ¿Te sueles atrever a plantear ideas arriesgadas en la apertura? ¿Qué gambitos quieres que estudiemos en futuros vídeos y artículos? ¡Espero tus comentarios!

Más de FM LuisFSiles
El poder de los peones en ajedrez

El poder de los peones en ajedrez

7 barreras que el principiante debe superar

7 barreras que el principiante debe superar