Tipos de ventajas en ajedrez
¿Sabes manejar las diferentes ventajas que se pueden conseguir?

Tipos de ventajas en ajedrez‎

LuisFSiles
FM LuisFSiles
|
11 | Estrategia

Para ganar una partida de ajedrez tenemos que conseguir algún tipo de ventaja que nos permita dar el golpe definitivo. Todos entendemos lo que significa tener ventaja de material, una de las que aprendemos desde nuestros inicios en el juego. ¿Pero sabes usar la ventaja de espacio, desarrollo, dinámica o estática? Si no estás muy seguro... ¡este artículo es para ti!

A continuación vamos a hablar de algunas de las ventajas más importantes que se pueden conseguir durante la partida de ajedrez. Son independientes entre sí, aunque algunas de ellas tengan que ver con las otras o puedan acabar transformándose en otra. En resumen:

Ventaja de material

Esta es una de las ventajas que conocemos desde que nos iniciamos en ajedrez. La idea es bastante simple: si contamos con un ejército numéricamente superior, la batalla será favorable. Dependiendo de tu nivel de ajedrez necesitarás una mayor o menor ventaja de material para acabar imponiéndote en una partida. Por ejemplo, un gran maestro suele ser infalible si consigue ganar un simple peoncito. Y, sin embargo, un principiante de ajedrez puede tener dificultades para imponerse con dama de más.

dolar ajedrez

Tener ventaja de material no nos asegura la victoria, pero suele ser un importante paso para conseguirla. Existen posiciones, claro está, donde podemos tener material de más pero nuestro rival es el que cuenta con una posición ventajosa. Hablamos en estos casos de "compensación", es decir, el bando que tiene material de menos dispone de otras ventajas que convierten su posición en superior. Por dar un ejemplo sencillo, si yo tengo dama de más, pero mi rey ha caído en red de mate... obviamente mi ventaja de material de poco sirve.

En posiciones en donde hemos conseguido una ventaja de material existen dos planes típicos para hacerla valer:

  1. Provocar cambios de piezas para llegar a un final superior.
  2. Atacar al rey enemigo con nuestro ejército más numeroso.

El primero de estos planes suele ser el más sencillo y más usado. Claro que no siempre el camino es sencillo, sobre todo si nuestro rival cuenta con algún tipo de compensación, que pueda complicarnos la vida en la lucha por materializar nuestra ventaja.

Ding Liren
El número 3 del mundo, Ding Liren | Foto: Maria Emelianova/chess.com

En la siguiente partida, con comentarios del GM Bojkov, podemos ver como Caruana sacrifica un peón a Ding Liren y como este se hace con el botín y trata de aprovecharlo para conseguir la victoria. Para ello será importante reducir las posibilidades de ataque del rival, solucionar algunos problemas de coordinación de piezas y tratar de simplificar para llegar a un final superior. Pero... ¡un peón es un peón!

Es importante tener en cuenta que el material no lo es todo. El GM Rowson, en su magnífica obra Los 7 pecados capitales en ajedrez, nos habla del materialismo como uno de los errores típicos del jugador de ajedrez. Así que recuerda: el material es importante, sí, pero no lo es todo.

De hecho, a mi me gusta repetir una frase importante: "el material de más está para devolverlo en el momento oportuno." Esto tiene que ver con el concepto de "transformación de la ventaja." Aclaremos un poco todo esto. En ajedrez buscamos posiciones ventajosas, no necesariamente posiciones con material de más. Así que puede ser que yo tenga ventaja de material pero me encuentre con dificultades para hacerla valer. Podría ser, por ejemplo, porque tengo una posición muy restringida. En casos como ese tal vez prefiera liberarme, devolviendo el material y alcanzando una buena posición.

Esto nos define una estrategia que puede ser buena cuando nuestro rival nos juega algún gambito peligroso. Si lo hemos aceptado, tal vez debamos buscar el momento oportuno de devolver el material, alcanzando una buena posición. 

Por ejemplo, con negras, si jugamos la Defensa Holandesa deberíamos tener cuidado frente al Gambito Staunton. Uno de los mejores caminos para las negras consisten en devolver rápidamente el peón de más para jugar por un rápido desarrollo e intervenir con éxito en la lucha central.

Como pequeño resumen sobre la ventaja material:

  • El plan típico cuando tenemos ventaja de material es ir simplificando hacia un final superior.
  • Con ventaja de material también podemos considerar un ataque contra el rey enemigo, gracias a nuestro ejército numéricamente superior.
  • El material no es lo más importante, debemos atender a otras cuestiones y no aferrarnos al material de más.
  • El material de más está para devolverlo en el momento oportuno.

Ventaja de espacio

Hablamos de ventaja de espacio cuando uno de los bandos tiene sus peones más avanzados. Por una parte, estos peones avanzados controlan casillas que las piezas del rival no pueden ocupar, obligando a nuestro oponente a que tenga que desenvolverse en una posición más restringida.

Por otro lado, estos peones avanzados a veces amenazan con seguir su paso, expulsando a las piezas enemigas que encuentren en el camino. Conforme nuestros peones avanzan van quedando casillas tras ellos que nuestras piezas pueden usar, tanto para establecerse en ellas como para maniobrar por ellas.

El bando con ventaja de espacio suele estar feliz manteniendo el máximo número de piezas sobre el tablero, puesto que el bando con menos espacio cuenta con menos casillas para sus piezas, lo que a veces es difícil de gestionar.

La lucha central que se establece en la apertura tiene mucho que ver con esto. Ganar el centro con los peones (centro móvil) significa quedar controlando muchas casillas centrales importantes a las que las piezas enemigas no tendrán acceso. Ya hablamos de todo eso en este vídeo.

La Escuela Hipermoderna de ajedrez ideó algunas aperturas en donde se cedía el control del centro al rival para tratar de atacarlo más adelante, buscando una ventaja de desarrollo (de la que estamos a punto de hablar) que compense la presencia central inferior.

La Defensa Grunfeld, la Defensa Pirc o la Defensa Alekhine forman parte de esas aperturas en donde se cede el control del centro y se busca un rápido desarrollo, pensando siempre en atacar ese centro más adelante. Por supuesto, esto significa asumir ciertos riesgos.

La ventaja de espacio (como veremos que ocurre también con la ventaja de desarrollo) suele proporcionarnos iniciativa. Así que será importante saber usar esa iniciativa, buscando amenazas constantes y crear problemas a nuestro oponente en cada jugada, para garantizar que no perdamos esa iniciativa. Si quieres aprender un poco más sobre el importante tema de la iniciativa, no dudes en revisar nuestro artículo sobre cómo ganar al ajedrez gracias a la iniciativa.

Bologan
El GM Bologan nos muestra como aprovechar la ventaja de espacio | Foto: Maria Emelianova/chess.com

Veamos ahora una partida donde se aprecia el buen uso de la ventaja de espacio, a partir de una apertura hipermoderna en donde las negras ceden el dominio central a su rival.

Como pequeño resumen:

  • Tener mayor presencia central con nuestros peones o tenerlos más avanzados significa controlar casillas que las piezas del rival no pueden ocupar.
  • Los peones pueden seguir avanzando expulsando las piezas enemigas.
  • La ventaja de espacio puede proporcionarnos la iniciativa.
  • Al bando con ventaja de espacio le interesa mantener piezas en el tablero.
  • Consecuentemente, el bando con menos espacio busca los cambios de piezas para aliviar un poco su posición.

Ventaja de desarrollo

No hay ninguna duda acerca de la importancia de poner en marcha nuestro ejército lo antes posible. Necesitamos que todas nuestras piezas entren en juego cuanto antes y que lo hagan de forma coordinada. Si en esa lucha conseguimos que nuestro oponente no sea capaz de hacer lo mismo, llegaremos a un medio juego superior.

En muchas ocasiones uno de los bandos está dispuesto a sacrificar material con tal de adelantarse en el desarrollo. Así el oponente gasta tiempos capturando el botín y retirando más tarde sus piezas, mientras que el valiente sacrificador va sacando todas las piezas y situándolas de manera efectiva.

El rey puede salir bastante mal parado en escenarios como el descrito, tal y como muestra esta miniatura de Alekhine.

Grischuk
Grischuk sabe aprovechar mejor que nadie la ventaja de desarrollo. | Foto Maria Emelianova/chess.com

Pero la ventaja de desarrollo no siempre trae consigo un ataque contra el rey enemigo, sino que puede ser utilizada de manera estratégica para afianzar una ventaja posicional en el medio juego. Algo así es lo que ocurre en esta partida.

Como pequeño resumen sobre la ventaja de desarrollo:

  • La ventaja de desarrollo suele convertirse en iniciativa.
  • En muchos casos se transforma en un ataque contra el rey enemigo.
  • También puede transformarse en algún tipo de ventaja posicional.
  • Es habitual ceder un peón en la apertura para acelerar nuestro desarrollo. Existen muchos gambitos que se basan en ello.

Ventaja estática

Es una ventaja a largo plazo que, en muchos casos, podrá materializarse en el final de la partida. Implica a las ventajas posicionales por mejor estructura de peones, mayorías de peones útiles frente a mayorías de peones torpes o incluso podemos considerar la ventaja de material como una ventaja estática.

Es decir, cuando nos referimos a ventaja estática muchas veces estamos hablando de la suma de otras ventajas estratégicas.

Existen muchas posiciones donde un bando con ventaja estática lucha contra la ventaja dinámica (que abordamos en el siguiente punto de este artículo) de su oponente.

Pero en aquellas posiciones donde un bando goza de ventaja estática y su rival no tiene una ventaja dinámica a cambio, la partida estará claramente desnivelada. Esta es una de las razones por las que el bando con ventaja estática suele buscar las simplificaciones: para de este modo eliminar las posibilidades dinámicas, además de para acercarse a un final superior.

Kasparov
Kasparov, siempre dispuesto a dar una lección sobre el tablero. | Foto: Maria Emelianova/chess.com

La siguiente partida de Kasparov resulta muy instructiva. En una variante de la Escocesa donde las negras quedan con peor estructura, el Ogro de Bakú consigue simplificar y alcanzar un final superior en donde muestra una técnica impresionante.

Como pequeño resumen sobre la ventaja estática:

  • La ventaja estática es una ventaja a largo plazo, especialmente transformable en victoria en el final.
  • Suele estar relacionada con una mejor estructura de peones.
  • El bando con ventaja estática suele buscar las simplificaciones.
  • Si el oponente no tiene una ventaja dinámica, la lucha suele ser claramente favorable.

Ventaja dinámica

Está relacionada con la actividad del juego, las posibilidades de ataque y la iniciativa en general. Es muy posible que para conseguirla haya que realizar algún tipo de concesión. Los jugadores más agresivos suelen estar dispuestos a realizar algún tipo de gambito en la apertura, sacrificando normalmente un peón, con tal de conseguir esa iniciativa que nos proporciones la ventaja dinámica.

Pero no siempre es necesario sacrificar material para conseguir ventaja dinámica. Otro tipo de concesión muy frecuente que algunos jugadores están dispuestos a ceder para conseguir la ventaja dinámica, es la de la ventaja estática. Esto quiere decir estar dispuesto a quedar con una peor estructura de peones (lo cual ya hemos visto en el punto anterior que es una desventaja a largo plazo) con tal de conseguir posibilidades dinámicas.

Es muy importante tener claro el tipo de ventaja que va mejor con nuestro estilo de juego y nuestras características, pues la elección de las aperturas son muy importantes para decidir si luchamos desde el inicio por una ventaja estática o dinámica.

La ventaja de espacio y la ventaja de desarrollo, explicadas en puntos anteriores, suelen propiciar una ventaja dinámica.

Shirov
Shirov siempre está dispuesto a buscar una gran lucha. | Foto: Maria Emelianova/chess.com

Jugadores de estilo agresivo, como Alexei Shirov, suelen buscar aperturas donde puedan luchar por la ventaja dinámica desde el principio. En multitud de ocasiones esto se consigue a partir de posiciones con ventaja de espacio o de desarrollo, como acabamos de mencionar. Un buen ejemplo es esta partida, donde el GM nacionalizado español no duda en sacrificar un peón en la apertura para conseguir la iniciativa. No sorprende tampoco que juegue una Variante del Avance ante la Defensa Francesa, donde las blancas obtienen un centro avanzado (ventaja de espacio) desde el inicio.

Como pequeño resumen sobre la ventaja dinámica:

  • Tiene que ver con la iniciativa, actividad y posibilidades de ataque.
  • Es habitual la concesión de material o ventaja estática para conseguirla.
  • La ventaja de espacio o de desarrollo suelen ayudar a conseguirla.
  • Un repertorio de aperturas consecuente nos puede ayudar a buscar estas posiciones.

Ventaja de tiempo

Incluyo este punto de manera casi anecdótica, pues en todos los anteriores nos centramos en temas referentes a lo que ocurre en el tablero. Sin embargo, en el ajedrez de competición, una gestión adecuada del tiempo es fundamental. También si solo nos dedicamos a jugar partidas de ajedrez online.

Ya dedicamos un artículo a cómo evitar los apuros de tiempo, donde también hablo de por qué se producen y por qué algunos estereotipos de jugadores suelen caer en ellos. Así que si quieres saber más del tema no dudes en consultarlo o en echar un vistazo a este vídeo, donde doy algunas claves importantes sobre el tema.

Espero que este artículo te resulte útil e inspirador para luchar por las diferentes ventajas que pueden aparecer en una partida de ajedrez. ¿Cuál es tu ventaja favorita? ¿Dama y torre de más?  Espero tus comentarios.

Más de FM LuisFSiles
El poder de los peones en ajedrez

El poder de los peones en ajedrez

7 barreras que el principiante debe superar

7 barreras que el principiante debe superar