Artículos
Las 10 mejores partidas en la historia de los Campeonatos Mundiales de Ajedrez

Las 10 mejores partidas en la historia de los Campeonatos Mundiales de Ajedrez

NathanielGreen
|
48 | Partidas increíbles

¿Cuál fue la mejor partida de ajedrez que jugaste en tu vida? ¿Te acuerdas en dónde fue: en Chess.com o en el tablero? ¿Fue una partida de torneo o amistosa?

Bueno, imagínate jugando una gran partida en el evento más importante, el Campeonato del Mundo de la FIDE. Es extremadamente difícil llegar a jugar uno—menos de 40 personas en la historia han disputado un match por el Campeonato del Mundo—y aún más difícil ganarlo. Y ni que hablar de conseguirlo, jugando partidas que cautivarán a millones de personas durante las próximas décadas.

Cómo seguir el Campeonato del Mundo de la FIDE 2021 en vivo
Podrás seguir el Campeonato del Mundo de la FIDE 2021 en vivo en Chess.com/TV y en nuestros canales de Twitch y YouTube. También podrás mantenerte al tanto de todos los detalles aquí, en nuestra plataforma de eventos en vivo.

Estas son las 10 mejores partidas en la historia de los Campeonatos Mundiales.

Analizamos cada partida con Stockfish 12, a una profundidad de 30 (15 jugadas por bando) utilizando la nueva función Revisión de la Partida. También resultó de mucha ayuda la última edición (2021) de "El gran libro de las mejores partidas de ajedrez" (The Mammoth Book of the World's Greatest Chess Games), en el que están incluidas ocho de las diez partidas que veremos a continuación (todas, excepto las dos en las que los campeones estaban obligados a ganar la última partida del match, en 1987 y 2004). 


Steinitz-Chigorin, 1892, 4ª partida

Wilhelm Steinitz se convirtió, en 1886. en el primer campeón del mundo oficial, al derrotar a Johannes Zukertort. Steinitz defendió su título con regularidad y éxito en 1889, 1890, y 1892, antes de perderlo contra Emanuel Lasker, en 1894. En dos de estos encuentros, 1889 y 1892, tuvo como oponente a Mikhail Chigorin. Nuestra primera partida es de este último match.

Para un atacante de estilo romántico como Chigorin, el ser superado de esta forma tiene que haber sido algo muy difícil a lo que reponerse. La jugada 20.Df1 de Steinitz es muy apreciada; obviamente, él tiene que haber visto la variante 24.Txh7+ y 25.Dh1+ para jugarla. Chigorin omitió esa idea, y sólo la consideró una vez que ya estaba sobre el tablero.

Este match también cuenta con una de las peores partidas en la historia de los campeonatos mundiales, que finalmente inclinaría la balanza del encuentro en favor de Steinitz.

Wilhelm Steinitz
El primer campeón del mundo es el primero en nuestra lista. Foto: Wikimedia/dominio público.

El ordenador dice...

Steinitz jugó un excelente 95.2 comparado con un mero 79.8 de Chigorin. Con humor, la única jugada de Steinitz que no le gusta a la computadora es... sí, adivinaste, 20.Qf1. Estúpida cosa de silicio, no arruines ahora nuestra vibra.

Pero esta es la cuestión: la máquina dice que la mejor respuesta de las negras es 20...h5, de lo contrario la posición estaría perdida. Ahora bien, ¿Quién acaso jugaría h5? ¿Tú? ¿Chigorin? ¿Yo?

Lasker-Capablanca, 1921, 10ª partida

Jose Capablanca fue uno de los mejores jugadores de finales de la historia, y esta partida es un ejemplo de ello. El encuentro había estado parejo hasta este momento; Capablanca lideraba por un punto luego de nueve partidas. Después de ésta, paso a estar 2-0.

Fue el momento clave del match. Emanuel Lasker no seguiría siendo lo suficientemente competitivo a partir de ahora. Uno se pregunta si esta ocasión no habrá sido una en la que su espíritu de lucha le falló. Antes del match, incluso, había tratado de renunciar al título y jugar como el retador, algo que el mundo del ajedrez no aceptó. Pero esto es una indicación de su estado mental justo antes de comenzar el match. Capablanca se aseguró el título con dos triunfos más en las siguientes cuatro partidas. En la última partida, Lasker se colgaría una calidad en una combinación de dos jugadas y abandonaría el match.

Jose Capablanca
Capablanca tuvo un rendimiento impresionante, tanto en esta partida como en el match en general. Foto: Wikimedia/dominio público.

El ordenador dice...

Capablanca 91.5, Lasker 86.1, una partida muy pareja.

Capablanca y el comentarista de "El Gran Libro", FM Graham Burgess, ambos rechazaron 43...Cb4 debido a 44.Td2 Tb1 45.Cb2 Txb2 46.Txb2 Cd3 47.Re2 Cxb2 48.Rd2. La computadora, por supuesto, considera que 43...Tb1 es un error y que 43...Cb4 es lo mejor después de todo. La máquina se lo toma con calma y sugiere 45...Cc6, en lugar de intentar (y fallar) en la captura del caballo como en la línea anteriormente analizada.

No obstante, nosotros, los humanos, queremos y necesitamos algo más concreto, así que 43...Tb1 fue lo mejor desde el punto de vista práctico. De hecho, Lasker ciertamente jugó la línea que Capablanca y Burgess analizaron, un tipo de trampa pragmática por las que era conocido (y algunas veces incluso acusado de recaer en ellas para sus logros, lo cual es absolutamente ridículo). No siempre podemos hacerle caso al de silicio.

Tal-Botvinnik, 1960, 6ª partida

Con seguridad la partida más famosa de GM Mikhail Tal, gracias a la famosa y asombrosa 21ª jugada. Es la típica partida de Tal, en la que un sacrificio puede no ser "correcto", en el sentido de que puede (¡o no!) perder contra la mejor defensa, pero que será muy difícil para un oponente humano encontrar la "mejor jugada".

El propio Tal, en realidad, no estaba muy convencido con la jugada; la consideraba necesaria, tomando en cuenta cómo había ya jugado la apertura y el medio juego. En cualquier caso, después de esta partida Tal tenía una ventaja de dos puntos en el match (4-2, sin contar las tablas). Había también ganado la primera partida y se mantendría como líder durante todo el encuentro, asegurándose la victoria con un empate en la 21ª partida.

Mikhail Tal
Tal, pensando, en 1964. ¿Qué sacrificio se le estaría cruzando ahora por la cabeza?. Foto: Harry Pot/Dutch National Archives, CC.

El ordenador dice...

Prepárate para esto ahora. Esta partida fue siempre más conocida por su complejidad que por su precisión en cada línea, como le gustaría al ordenador. El resultado de...

Tal 86.3, Botvinnik 83.2

...no está tan mal después de todo.

La computadora considera Cf4 como una jugada imprecisa, pero, como dijo Tal, es parte del plan de las negras. Y funcionó. A diferencia de GM Mikhail Botvinnik, el ordenador lo puede ver prácticamente todo (normalmente).

Petrosian-Spassky, 1966, 10ª partida

¿Dos sacrificios de calidad al típico estilo GM Tigran Petrosian, más una asombrosa combinación final? ¡Por supuesto!

En 1966, Petrosian se convirtió en el primer jugador en ganar el match por la defensa de su título desde que Alexander Alekhine lo hizo contra Efim Bogoljubow, en 1934. Al igual que Tal seis años atrás, la mejor partida de Petrosian lo colocó 2-0 en el marcador de un match que nunca dejó escapar.

Tigran Petrosian
Un sonriente Petrosian, en 1962. Tenía muy buenas razones para sonreír en el '63 y '66. Foto: Harry Pot/Dutch National Archives, CC.

El ordenador dice...

Petrosian 91.2, Spassky 81.7

Este es un reporte particularmente llamativo de la función Revisión de la Partida, evaluándola como lo haría un ser humano. Ambos, el primer sacrificio de calidad y el último remate golpe táctico reciben el signo !! de brillante; dos otras jugadas, ninguna de las cuales es evidente, reciben un signo de admiración.

Fischer-Spassky, 1972, 6ª partida

Pobre GM Boris Spassky: estamos a punto de convertirlo en el único jugador que pierde dos partidas en esta colección.

La gente recuerda esta partida por la apertura, poco habitual en él, que jugó GM Bobby Fischer: 1.c4. También fue la partida que le brindó, por primera vez, el liderazgo. Lo que quizás no sabes, es que Fischer utilizó 1.c4 de forma regular en este match (comenzando con esta partida), incluyendo la siguiente partida del encuentro que jugó con blancas, y que también ganó.

Bobby Fischer
Fischer, unos pocos meses antes del match de 1972 . Foto: Bert Verhoeff/Dutch National Archives, CC.

El ordenador dice...

Fischer 92.4, Spassky 79.2, pero la idea de que Fischer sólo tuvo una precisión del 92% en esta partida parece una tontería. A pesar de que Spassky tenga 79%, no hubo ninguna colgada evidente; tan sólo lo superaron gradualmente. Alrededor de la jugada 26, aunque Spassky no había perdido nada de material, el ordenador le da a Fischer una ventaja de 4.5 puntos, casi una torre entera de ventaja.

Karpov-Kasparov, 1985, 16ª partida

En sus luchas por el título mundial, GM Garry Kasparov ganó 21 partidas y GM Anatoly Karpov salió victorioso en 19. Por este motivo, es un poco injusto que las dos partidas de esta colección, pertenecientes a sus matches, las haya ganado Kasparov. Para los seguidores de Karpov, aquí está nuestra lección con algunas de sus partidas más memorables.

Por otra parte, la Partida 16, de 1985, es probablemente la mejor partida que cualquier ajedrecista haya jugado en cualquier contexto.

Al igual que Fischer, Kasparov obtenía una ventaja en el match que no cedería.

Garry Kasparov Anatoly Karpov
Existió también una gran cuestión de fondo en este match. Foto: Owen Williams/SMSI, CC.

El ordenador dice...

Y esto es lo que sucede: Kasparov 97.4, contra 83.9 de Karpov.

Luego de las imprecisiones 11...Bc5 (que brindó a Karpov la posibilidad, desaprovechada, de quitar al caballo negro de b4) y 12...O-O, Kasparov jugó sencillamente perfecto.

Kasparov-Karpov, 1987, 24ª partida

El otro triunfo de Kasparov sobre Karpov que aparece en esta lista se debe a las circunstancias. Es probable que Lasker necesitara derrotar a Schlechter en la 10ª partida para mantener su título (los historiadores no están seguros), pero Kasparov definitivamente sí que lo precisaba.

El primer campeonato mundial entre dos jugadores soviéticos que se realizaba, en su totalidad, fuera de la Unión Soviética (Sevilla, España, luego de que el match de 1986 fuera dividido entre Londres y Leningrado) acababa de la forma más dramática.

Garry Kasparov Anatoly Karpov Jan TImman
Kasparov y Karpov (y GM Jan Timman) en Ámsterdam, seis meses antes del match en Sevilla, que terminó siendo uno de los más parejos. Foto: Bart Molendijk/Dutch National Archives, CC.

El ordenador dice...

Kasparov 89.7, Karpov 84.1.

Dada las circunstancias, la presión que ambos jugadores sentían -- esta partida es, literalmente, lo opuesto que tiene el ajedrez a una partida cualquiera, a ritmo bala 1+0 -- nada mal, de hecho.

Kasparov sabía cuál era el problema, cuando habló sobre su principal error (jugada 33) en "Cómo la vida imita al ajedrez" (How Life Imitates Chess) de 2007. Esos árbitros molestos...

Perdido en mis pensamientos, me sobresaltó un golpecito en el hombro. El árbitro holandés se inclinó hacia mí y me dijo: "Sr. Kasparov, tiene que apuntar sus jugadas". Estaba tan ensimismado en la partida que me había olvidado de apuntar las jugadas en mi planilla, como se requiere en las reglas. El árbitro tenía, por supuesto, razón en recordarme sobre el reglamento, pero ¡vaya momento para ser estricto! Distraído, moví mi dama a una casilla equivocada. Omití una sutileza y no me di cuenta el por qué una jugada distinta, pero con la misma idea, hubiera sido más fuerte. Mi jugada posibilitó una inteligente defensa de Karpov; de repente, él estaba a una jugada de retener su título. Pero, apurado por tiempo, Karpov omitió la mejor jugada (aunque nuestro intercambio de errores no fue descubierto hasta mucho después de finalizada la partida) y la iniciativa quedó de mi lado.

Kasparov-Anand, 1995, 10ª partida

¿Son tres partidas de Kasparov demasiado? Bueno, esta partida cuenta con una preparación de apertura absolutamente ridícula por parte de Kasparov: jugó las primeras 21 jugadas en menos de cinco minutos; el usualmente rápido GM Viswanathan Anand, necesitó utilizar casi todo su tiempo. 

Fue, además, una partida importante en el match: luego de ocho tablas, Anand había tomado el liderazgo en la novena partida, sólo para que Kasparov se lo arrebatara cruelmente, también ganando posteriormente las partidas 11, 13 y 14, sin perder ninguna otra partida. Se lo dio vuelta con una preparación de apertura.

Cinco años después, el oponente de Kasparov, que trabajó con él en su match frente a GM Vladimir Kramnik, sabía que no tenía que jugar esta variante en la Ruy López contra él.

Garry Kasparov Viswanathan Anand
Kasparov y Anand, en 2017. "¿Te acuerdas de aquella vez que te gané en cinco minutos?" (OK, no tengo ni idea de lo que podrían estar hablando) Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

El ordenador dice...

Kasparov 97.3, Anand 87.2. Al igual que ocurrió con la partida Petrosian-Spassky, la evaluación de la computadora con los signos !! y ! es particularmente buena.

Kramnik-Leko, 2004, 14ª partida

Al igual que en la partida Kasparov-Karpov de 1987, Kramnik estaba a unas tablas de perder su título. Kramnik reaccionó con una obra maestra posicional, gradualmente acumulando ventajas en todo el tablero.

Es posible que una situación como esta no se repita nunca. Fue el último match por el Campeonato del Mundo que no contaba con un desempate de partidas rápidas. Es difícil imaginarse una situación en el futuro en la que eso pueda revertirse.

Vladimir Kramnik
Ganar una gran partida y mantener el título de Campeón del Mundo: para nada mal. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

El ordenador dice...

Kramnik 97.2, Leko 85.9.

De manera instructiva, al ordenador no le gustan varios de los cambios que hizo GM Peter Leko: 8...Axc5, 15...Cxd4, y 16...Dxd2+. Es entendible que, necesitando sólo un empate para convertirse en el campeón mundial, Leko estuviera ansioso por cambiar piezas. Sin embargo, los cambios que eligió tendieron a beneficiar a la posición de Kramnik. 24...Cf4, buscando otro cambio, es la colgada decisiva que permite a las blancas 25.b6 y la ocupación de la casilla c7.

Anand-Topalov, 2010, 4ª partida

Se supone que la Catalana es una apertura posicional, con objetivos a largo plazo. Anand piensa "olvídate de todo eso", y aplasta al rey de GM Veselin Topalov.

Anand se puso 2-1 luego de este triunfo y, aunque Topalov se recuperó igualando el encuentro después de la octava partida, Anand ganó la doceava y última partida del match. Se cerraba un largo camino para que Anand luchara por el título: tuvo que ganar un torneo en 2007 para ser el campeón; luego, en 2008, vencer a Kramnik que había perdido su título sin un match; y, en 2010, derrotó a Topalov, quien había perdido su plaza en el torneo de 2007 al perder contra Kramnik.

Viswanathan Anand
"No, en serio, desarrollé un ataque de mate con la Catalana!" Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

El ordenador dice...

Anand 98.2, Topalov 84.6.

La jugada perdedora es 22...Tad8, que no recibe ninguna mención en "El Gran Libro"; la jugada preferida de la computadora, 22...De7, no está considerada dentro de las tres alternativas analizadas por Burgess. El ajedrez es difícil.

Conclusión

Bueno, ganar el match es una buena manera de que tus partidas sean recordadas: el ganador de los distintos encuentros fue también quien ganó las partidas de esta colección. Es claro que, por definición, hay más partidas para elegir cuando se busca a los jugadores que ganaron el match en comparación con aquellos que lo perdieron.

Habrás notado que no hay partidas de GM Magnus Carlsen en esta lista. Algunas de sus partidas eran ciertamente candidatas; pero, al mismo tiempo, él es quien jugó los matches por el campeonato mundial más cortos de la historia, algo que le dio menos chances. En cuatro matches ha ganado siete partidas clásicas (¡y perdió sólo dos!).

Afortunadamente para Carlsen y GM Ian Nepomniachtchi, muy pronto habrá oportunidades para crear la próxima obra maestra de los campeonatos mundiales.

¿Cuáles son algunas de las mejores partidas que no están en la lista? ¡Compártelo con nosotros! ¡Y asegúrate de seguir el Campeonato del Mundo y presenciar la próxima gran partida en Chess.com!

Más de NathanielGreen
Las 5 peores partidas en la historia de los Campeonatos Mundiales de Ajedrez

Las 5 peores partidas en la historia de los Campeonatos Mundiales de Ajedrez