GM Magnus Carlsen

Nombre completo
Magnus Carlsen
Nacido
Nov 30, 1990 (29 años)‎
Lugar de nacimiento
Tønsberg, Noruega
Federación
Noruega
Perfiles

Puntuación

Biografía

Magnus Carlsen es el vigente Campeón del Mundo de ajedrez. Es considerado por muchos como el mejor jugador de la historia, si bien Garry Kasparov y Bobby Fischer no pueden ser eliminados de la ecuación. En cualquier caso, es evidente que incluso antes de cumplir los 30 años de edad, se ha ganado un lugar entre los más grandes.

Y es fácil descubrir el por qué. El prodigio noruego entabló con Kasparov y derrotó a Anatoly Karpov en el mismo torneo con tan solo 13 años, un mes antes de convertirse en el segundo gran maestro más joven de la historia. En 2009, cruzó la barrera de los 2800 puntos Elo a los 19 años, algo que nunca nadie antes había logrado a tan temprana edad.

Fue entonces cuando Carlsen pasó de ser un joven jugador de clase mundial a una auténtica estrella. Ascendió a lo más alto de la clasificación en 2011 y desde entonces se ha mantenido en la cima. Obtuvo el título de Campeón del Mundo y lo defendió con éxito en tres ocasiones. Además, consiguió el mismo galardón en la modalidad de rápidas (dos veces) y blitz (cuatro veces), alcanzando también el máximo Elo de la historia y cosechando una serie de victorias en torneos de élite, incluyendo dos en el Norway Chess y siete en Wijk aan Zee.

Lo más asombroso de todo es que da la sensación de que aún no ha tocado techo. Si sus actuaciones siguen siendo igual de brillantes como hasta ahora, Carlsen podría marcar un antes y un después en la historia de nuestro deporte. En una época en la que el ajedrez es más competitivo que nunca, la distancia entre él y sus rivales parece realmente abismal.

Primeros años (1995 a 2004)

Carlsen aprendió a jugar al ajedrez a los cinco años, si bien al principio no parecía mostrar demasiado interés al respecto. No obstante, ya desde muy temprana edad sorprendía a muchos realizando actividades que mostraban una capacidad intelectual superior.

A los dos años, el prodigio noruego era capaz de completar puzles de 50 piezas. Además, jugaba con Lego, algo que normalmente se reservaba a niños de 10 a 14 años de edad. Cuando Henrik Carlsen, su padre, lo introdujo al ajedrez con tan solo cinco años, el crío estaba demasiado ocupado memorizando las áreas, poblaciones, banderas y capitales de todos los países del mundo. Posteriormente, Carlsen llevaría a cabo una tarea parecida—retener en su mente las áreas, poblaciones, escudos de armas y centros administrativos—de todos los municipios de Noruega (hay alrededor de 422 en la actualidad).

Su impresionante memoria le fue de gran ayuda a medida que fue interesándose más por el ajedrez. Al comienzo, su único deseo era derrotar a su hermana mayor. Pero al poco tiempo ya reproducía partidas que su padre le había mostrado, practicaba combinaciones jugando contra él mismo y leía libros de ajedrez. El primero que cayó en sus manos fue Find the Plan de Bent Larsen, el que fuera seis veces campeón de Dinamarca y el jugador escandinavo más fuerte de todos los tiempos—antes de Carlsen.

Su primer entrenador fue el gran maestro noruego Simen Agdestein, el mejor jugador del país en aquél entonces, que había sido nada menos que siete veces campeón nacional, Gracias a la colaboración adicional del antiguo campeón juvenil de Noruega Torbjorn Ringdal Hansen, Carlsen pudo desarrollar su talento rápidamente. En tan solo un año, (2000), su Elo subió más de 1,000 puntos, de 904 a 1907.

En poco tiempo, Carlsen comenzó a cosechar actuaciones brillantes y victorias en torneos. En julio del año 2000, el prodigio de nueve años ganó el Campeonato de Noruega en el grupo de menor edad—para niños con menos de 11 años—con una puntuación de 10/11. Poco después participó en un par de eventos, consiguiendo una actuación Elo de alrededor de 1900 en uno de ellos.

Fue entonces cuando obtuvo su primer éxito notable, según declaraciones de Carlsen y su familia, En el Campeonato de Noruega juvenil por equipos, celebrado en septiembre del 2000, consiguió una puntuación de 3.5/5 contra los mejores jugadores jóvenes del país. Todavía con nueve años, su actuación Elo en el evento fue de 2000.

En 2002 Carlsen continuó con su trayectoria ascendente. Finalizó en sexta posición en el Campeonato de Europa sub-12, y unas semanas después empató en el primer lugar en el Campeonato del Mundo sub-12. No obstante, perdió en los desempates con Ian Nepomniachtchi, que se hizo con el título.

Un año después, Carlsen acabó entre los diez primeros en los mismos dos eventos (Campeonato de Europa y del Mundo), esta vez en la categoría sub-14. Ese mismo año, a la edad de 12, obtuvo tres normas de MI, título que recibió en agosto de 2003.

El segundo GM más joven de la historia (2004 a 2009)

Carlsen giving a simultaneous exhibition in 2004
Carlsen dando una exhibición de simultáneas en 2004. Foto: Wikipedia Commons, CC 3.0.

El fenómeno noruego se dio a conocer a nivel mundial en 2004, en lo que fue un año lleno de éxitos para él. Comenzó ganando el grupo C del prestigioso torneo de Corus en Wijk aan Zee. Finalizó con 10.5/13 y una actuación Elo de 2702. Esto le valió para hacerse con su primera norma de GM, así como para copar los titulares de prensa y obtener un patrocinio con Microsoft.

Tras obtener su segunda norma de GM solo un mes después, tomó parte en un torneo blitz en Islandia. Superó a Karpov, antiguo Campeón del Mundo y reconocido como uno de los diez mejores jugadores de la historia. Al día siguiente, en el posterior evento por sistema eliminatorio a rápidas, el joven de solo 13 años fue emparejado con Kasparov, entonces número uno del mundo y probablemente el mejor jugador de todos los tiempos.

Sorprendentemente, Kasparov consiguió unas afortunadas tablas. Carlsen dispuso de una posición dominante, pero no fue capaz de rematar en apuros de tiempo. El noruego perdió la siguiente partida contra Kasparov, pero sus encuentros contra dos de los mejores de la historia tuvieron una gran difusión.

Un mes después, en abril, Carlsen obtuvo su tercera y última norma de GM, a los 13 años, 4 meses y 27 días de edad. Pasó a ser de esta manera el gran maestro más joven del mundo y el segundo más joven de la historia (solo superado por Sergey Karjakin, quien todavía mantiene el récord exacto de 12 años y 7 meses.)

Todavía en 2004, Carlsen participó en el Campeonato Nacional de Noruega, igualando en la primera posición con el vigente campeón, Berge Ostenstad. Siguió un desempate a dos partidas para decidir el ganador, que acabó en dos tablas, por lo que Ostenstad retuvo el título de Campeón Nacional al tener mejor desempate general en el torneo. El año próximo, Carlsen volvió a compartir el primer lugar de la tabla clasificatoria, esta vez con su mentor, Agdestein.

Sin embargo, un cambio de formato produjo que el vencedor no pudiera dictaminarse por los desempates generales del evento (Carlsen habría sido el ganador), y Agdestein derrotó a su ex pupilo para hacerse con el trofeo. Fue el año siguiente, en 2006, cuando Carlsen consiguió al fin el ansiado galardón, en la que fue su úlrima participación en esta competición.

En 2005 Carlsen resultó vencedor en el Arnold Eikrem Memorial con 8/9 puntos. El adolescente de 14 años aventajó en un punto a experimentados GMs, para acabar con una espectacular actuación Elo de 2792. Posteriormente, a finales de 2005, Carlsen obtuvo la 10ª posición en la Copa del Mundo FIDE y se convirtió así en el jugador más joven (con solo 15 años) que accedía al Torneo de Candidatos. En la ronda inicial de la competición en 2007, se enfrentó al primer cabeza de serie Levon Aronian. Al concluir las seis partidas lentas, el marcador reflejaba un empate, que se deshizo a favor del armenio en los desempates a rápidas.

En 2006, Carlsen finalizó colíder en el torneo de Bosna Sarajevo. El evento contaba con un total de seis jugadores, los cuales se enfrentaban todos contra todos a doble vuelta, con una media de Elo de 2659. Carlsen, que entonces contaba con 15 años de edad, alcanzó una actuación Elo de 2696. Ese mismo año se impuso en el Glitnir Blitz tras dar buena cuenta de Viswanathan Anand y Hannes Stefansson en la semifinal y final respectivamente, por un marcador de 2-0. En la 37ª Olimpiada, finalizó con 6/8 puntos y la quinta actuación Elo más alta de la competición, en la que se daban cita 13 jugadores de 2700 y 42 GMs con un Elo superior al del noruego.

Carlsen volvió a tomar parte en el Torneo de grandes maestros de Biel en 2007, tras acabar último en 2005 y segundo en 2006. Pero esta vez el joven noruego rompió el maleficio y obtuvo su primer triunfo en un torneo de categoría 18 (Elo medio entre 2676 y 2700). En eso momento lo denominó su éxito más importante. Carlsen acabó por delante de una nómina de jugadores que incluían cuatro de entre los primeros 25 clasificados a nivel mundial—Teimour Radjabov (9), Alexander Grischuk (14), Judit Polgar (19) y Bu Xiangzhi (25)—con 6/10 puntos y una actuación Elo 2753.

Carlsen comenzó el año con dos actuaciones Elo de 2800+. La primera llegó en el grupo A del torneo de Wijk aan Zee. Decir que la competencia era alta sería quedarse corto. Once de un total de 14 jugadores se encontraban en los primeros 16 puestos de la clasificación mundial, y todos excepto dos tenían un Elo de al menos 2700. Carlsen, con tan solo 17 años, empató con Aronian en la primera posición a pesar de ser el décimo favorito.

El segundo éxito tuvo lugar en otro evento de élite, el torneo de Linares, que contaba únicamente con ocho jugadores, todos situados entre los 13 mejores del mundo—Carlsen ocupaba el puesto 13. Finalizó con 8/14 puntos en un claro segundo lugar, por detrás únicamente del entonces Campeón del Mundo Anand. Otra victoria destacada de 2008 fue su triunfo en el torneo de Aerosvit, en el que acabó invicto con 8/11 puntos, alcanzando la mejor actuación Elo de su carrera, con 2877.

El 2800 más joven de la historia (2009 a 2012)

En septiembre y octubre de 2009, Carlsen realizó una de sus mejores actuaciones en el torneo de Pearl Spring. El evento, disputado anualmente entre 2008 y 2010, reunía a seis súper grandes maestros por sistema de todos contra todos a doble vuelta.

Carlsen se impuso en la edición de 2009 con 8/10 puntos, aventajando en 2,5 al jugador que encabezaba la lista de Elo mundial en ese momento, Veselin Topalov. Pero lo más destacado sin duda fue la actuación Elo del noruego—3001—, la cuarta más alta en una competición desde que se creara el sistema de puntuación Elo en 1970. Por aquél entonces, el estadístico especializado en ajedrez Jeff Sonas la llegó a comparar con otros grandes logros de la historia. catalogándola como una de las 20 mejores actuaciones en torneos de todos los tiempos y la mejor a manos de un adolescente.

La espectacular victoria en el torneo de Pearl Spring por parte del joven prodigio, de 18 años de edad y con un Elo de 2772, le valió para subir otros 29 puntos y obtener un nuevo registro de 2801. Se convirtió así en el quinto jugador de la historia en cruzar la barrera de los 2800 y también en el más joven en conseguirlo (un récord que todavía conserva).

Un mes después, en noviembre, Carlsen ganó el Campeonato del Mundo de Blitz, una vez más por un amplio margen de diferencia. Con un total de 31/42 puntos, finalizó tres por delante del entonces Campeón del Mundo a ritmo clásico, Anand, quien a su vez aventajó en tres puntos al ex Campeón del Mundo Vladimir Kramnik (el ruso ocupó el tercer lugar, empatado con Karjakin). El evento se disputó por sistema de todos contra todos a doble vuelta, y contó con una nómina de 22 jugadores y una media de Elo de 2718. El noruego se proclamó de esta forma, apenas dos semanas antes de cumplir 19 años, Campeón del Mundo de Blitz, con una actuación Elo de 2894.

El sensacional año de Carlsen en 2009 concluyó con su participación en el London Chess Classic, un fuerte torneo por invitación reservado a los mejores grandes maestros del mundo. En esta ocasión se empleó un sistema diferente de puntuación—tres puntos por victoria, uno por tablas y cero en caso de derrota—Carlsen, por entonces ya el jugador número uno del mundo, se impuso con 13 puntos en un total de siete rondas. No perdió ni una sola partida y obtuvo tres triunfos, incluido uno contra Kramnik, el segundo cabeza de serie en la competición.

Daba la impresión de que 2010 traería más de lo mismo. En enero, el noruego se proclamó vencedor del torneo de élite celebrado anualmente en Wijk aan Zee, con una puntuación de 8.5/13. El Elo medio era de 2719, y entre los participantes más destacados se encontraban Kramnik, Alexei Shirov, Anand y Hikaru Nakamura. En junio, Carlsen obtuvo la victoria en el Bazna Kings 2010, permaneciendo invicto con 7.5/10 y una actuación Elo de 2918, finalizando dos puntos por delante de jugadores como Radjabov y Boris Gelfand.

Fue entonces cuando el joven noruego sufrió un revés. En la Final de Maestros del Grand Slam en octubre, se enfrentó a Kramnik, Anand y Shirov en un torneo de cuatro jugadores con una media de Elo de 2789—la mayor de la historia hasta esa fecha—. Carlsen sufrió dos derrotas y acabó en tercer lugar, con una actuación Elo de solo 2719. Este contratiempo provocó que su Elo, el cual era 2826 al iniciarse la competición, bajase hasta 2802, perdiendo así su condición de número uno del mundo en detrimento de Anand, que lo superó con 2804.

Días después del Grand Slam, Carlsen participó en una nueva edición del torneo de Pearl Spring, la cual le valió para silenciar a los críticos que afirmaban que actividades como el modelaje le mantenían distraído del ajedrez. En el único evento del año en el que se dieron cita los tres mejores jugadores del mundo —Anand, Carlsen y Topalov—el noruego acabó en primer lugar con 7/10 puntos, uno más que Anand.

En noviembre de 2010, Carlsen anunció su retirada del ciclo por el Campeonato del Mundo. Tras clasificarse como el aspirante de mayor Elo, declaró que el sistema no le parecía lo "suficientemente moderno y justo". En una carta a la FIDE, escribió: “Los privilegios del vigente Campeón del Mundo, la larga duración del ciclo (cinco años), la serie de cambios realizados a lo largo de este período que han resultado en un nuevo formato (Candidatos) por el que ningún Campeón del Mundo ha tenido que pasar desde Kasparov, los confusos criterios de clasificación así como la idea de disputar una gran cantidad de encuentros que no tienen mayor relevancia dejan mucho que desear en mi opinión.”

Carlsen terminó el año con una tercera posición en el Campeonato del Mundo de Blitz y un nuevo triunfo en el London Chess Classic, promocionado como el torneo más fuerte de todos los tiempos celebrado en el Reino Unido, que presentaba una media de Elo de 2725. El noruego consiguió la victoria por un margen de dos puntos con respecto a rivales como Anand, Luke McShane, Nakamura y Kramnik.

Carlsen vs Anand in 2010 London Chess Classic
Carlsen contra Anand en 2010 London Chess Classic. Foto: Paweł Grochowalski, CC 3.0.

Tras finalizar empatado en el tercer lugar en enero en Wijk aan Zee, Carlsen obtuvo una serie de importantes victorias en torneos en 2011. Derrotó a Karjakin en los desempates para ganar el Bazna Kings 2011. Poco después se impuso en la 44ª edición del Festival de Ajedrez de Biel, donde finalizó con 19/30 puntos, por delante de Alexander Morozevich, que obtuvo 17/30. Un par de meses después, el noruego batió a Vassily Ivanchuk en los desempates a blitz para llevarse la Final del Grand Slam. Su último triunfo del año llegó en diciembre en el Memorial Tal, en el cual superó a Aronian en los desempates.

Pero lo más destacado del 2011 no fueron las actuaciones de Carlsen en torneos, las cuales podríamos definir como impresionantes teniendo en cuenta la fuerte oposición a la que se enfrentó en cada uno de ellos, sino que recuperó el número uno mundial. En la lista de Elo FIDE de julio, el noruego sobrepasó a Anand, y desde entonces se ha mantenido en lo más alto de la clasificación. (En el momento de publicación de este artículo, Carlsen ha permanecido como número del mundo un total de 112 meses, el segundo de la historia solo por detrás de Kasparov.)

Carlsen cosechó otro buen año en 2012. En Wijk aan Zee (Tata Steel 2012), compartió el segundo lugar con Radjabov y Fabiano Caruana, superado únicamente por Aronian. De nuevo en segundo lugar finalizó en el Torneo de Grandes Maestros de Biel, esta vez tras la estela de Wang Hao.

Llegaron entonces dos victorias. En la Final del Grand Slam, Carlsen se hizo con el triunfo tras imponerse a Caruana en los desempates a blitz por un marcador de 2-0, superando en la clasificación final, además de al talentoso americano, a Aronian, Anand y Karjakin. Finalmente, en diciembre, el noruego ganó el London Chess Classic de 2012, su tercer título en el mismo torneo, superando a jugadores de talla mundial entre los que se incluían Kramnik, Michael Adams, Nakamura, Anand, Aronian y Polgar.

Tras esta actuación en el London Chess Classic, Carlsen batió el récord de Elo de Kasparov (2851), establecido durante nada menos que 13 años, En enero de 2013, el noruego apareció oficialmente en la nueva lista de Elo FIDE con 2861—el más alto de la historia.

El indiscutible 16º Campeón del Mundo (2013)

Carlsen comenzó el año 2013 con una nueva victoria en Wijk aan Zee. Con una puntuación de 10/13, el noruego igualó el récord de Kasparov en el torneo de 1999, aventajando además al segundo clasificado Aronian en 1,5 puntos. El jugador número uno del mundo obtuvo también un par de segundos puestos en la primera edición del Norway Chess en 2013 y en el Memorial Tal. Ya en septiembre, Carlsen consiguió el triunfo en la Sinquefield Cup, finalizando un punto por delante de Nakamura.

Un més después, a Carlsen le llegó el turno de enfrentarse al entonces Campeón del Mundo, Anand, en un duelo por el título más importante en ajedrez. Anteriormente, en marzo y abril, el noruego había conseguido imponerse en el Torneo de Candidatos de 2013, derrotando en los desempates al número dos mundial del momento, Kramnik. Ese iba a ser el escenario en el que se disputara el Carlsen vs. Anand del Campeonato del Mundo de ajedrez de 2013 en Chennai, India. Carlsen tenía entonces un Elo de 2870, mientras que Anand, situado en el octavo puesto de la clasificación mundial, contaba con 2775, casi 100 puntos menos.

Las primeras cuatro partidas acabaron en tablas. En la quinta, llevando Carlsen las piezas blancas, decidió enrocar en largo en una línea secundaria del Gambito Marshall. Con una mayor actividad de piezas y mejor estructura de peones, el noruego puso toda la presión sobre Anand, que omitió una jugada clave (45. … Ta1) para mantener el equilibrio en un final de torre y alfil contra torre y alfil.  Carlsen consiguió así el primer resultado decisivo del encuentro, que le iba a servir además para aprovechar esta inercia positiva en la siguiente partida. Con negras, el jugador con mayor Elo del momento castigó las imprecisiones del vigente Campeón del Mundo en un final de torres. De esta manera, después de seis partidas, en el ecuador del encuentro, el noruego lideraba la prueba por un resultado de 4-2.

Las siguientes dos partidas fueron relativamente tranquilas. En la séptima, Carlsen se defendió bien con negras en una Defensa Berlinesa de la Ruy López, consiguiendo tablas sin mayor problema. Y ya en la octava, el noruego optó por 1.e4 por primera vez en el encuentro, lo cual supuso una sorpresa para Anand. El indio haría autocrítica por emplear la tranquila Defensa Berlinesa, que resultaría en tablas tras numerosos cambios de piezas en una posición simétrica.

Debido a la situación del encuentro, Anand prometió jugar más agresivo en la siguiente partida. Empleó una línea agresiva contra la Nimzoindia (4.f3), que dio lugar a una emocionante lucha. El indio dejó escapar algunas oportunidades de ataque, mientras que Carlsen exhibió una buena defensa. Un grave error de Anand al final le costó una nueva derrota, que dejaría el encuentro prácticamente decidido. La décima partida concluyó en tablas, para cerrar el duelo por un marcador final de 6.5-3.5.

Carlsen se proclamaría de esta manera Campeón del Mundo de ajedrez, apenas una semana antes de su 23 cumpleaños. Al poner fin al reinado de Anand, que se extendió desde 2007 a 2013, Carlsen se convirtió en el indiscutible 16º Campeón del Mundo. Para celebrarlo, se lanzó a la piscina con ropa, en una imagen para el recuerdo.

World Champion Magnus Carlsen celebrates
El Campeón del Mundo Magnus Carlsen celebrando el título. Foto: T. Svensen.

El juego dinámico empleado por Carlsen en su duelo contra Anand hizo que el encuentro se ganase su lugar en la historia. Chess.com lo clasificó séptimo en la lista de los 10 encuentros más emocionantes de todos los tiempos por el Campeonato del Mundo.

Alcanzando los 2882 y el título de Campeón del Mundo en todos los ritmos de juego (2014 a 2019)

Tras conseguir el título más importante y reconocido en el mundo del ajedrez, Carlsen subió el listón todavía más año siguiente, en 2014. Lo empezó ganando el Zurich Chess Challenge, hasta entonces el torneo con la media de Elo más alta de la historia. Con 2801, el torneo pasó a ser el primero de todos los tiempos de categoría 23 (2801 a 2825). La suerte del sorteo la determinó un evento previo de blitz, en el que Carlsen se impuso.

Llegó entonces el momento del ritmo clásico. El noruego sumó ocho puntos en esta modalidad, dos más que Aronian. El torneo concluyó con una sección de rápidas, en la que Carlsen finalizó en cuarta posición, que sin embargo le bastó para hacerse con el título con un punto de margen sobre los segundos clasificados Caruana y Aronian. Entre los participantes se encontraban Nakamura, Anand y Gelfand.

Poco tiempo después, en abril, Carlsen ganó el Shamkir Chess 2014. Finalizó con 6.5/10 puntos, uno más que Caruana, que obtuvo el segundo lugar. Fue al mes siguiente, en mayo, cuando Carlsen hizo historia al publicarse la lista de Elo de la FIDE. Alcanzó el Elo oficial más alto de todos los tiempos, 2882. Poco antes, el 21 de abril de 2014 durante el torneo Shamkir, su Elo virtual llegó hasta 2889.2. Se trata de la puntuación más alta de todos los tiempos en ajedrez clásico.

Pero Carlsen no había dicho aún su última palabra en 2014. En junio se disputó el Campeonato del Mundo de Rápidas y Blitz en Dubai. El noruego se adjudicó el Campeonato del Mundo de Rápidas con 11/15 puntos, medio más que Caruana, Anand, Aronian y Morozevich. Solo dos días después, Carlsen sumó 17/21 puntos para llevarse también el Campeonato del Mundo de Blitz—uno por delante de Nepomniachtchi y Nakamura, que aventajaron a su vez en dos a los siguientes clasificados—convirtiéndose así en el triple Campeón del Mundo en los tres ritmos de juego.

Tras esta hazaña, Kasparov comentó en Twitter: “Carlsen es por supuesto el más fuerte, ya que ganar en los tres controles de tiempo es comparable a ganar Grand Slams de tenis en tierra batida, hierba y pista dura.” No había ninguna duda sobre las cualidades del triple Campeón del Mundo, pero aún le esperaba otro gran reto ese año, la primera defensa del título a ritmo clásico. Anand se impuso en el Torneo de Candidatos para conseguir una revancha contra Carlsen por la corona mundial.

La primera partida, en la que Carlsen empleó la Defensa Grunfeld con las piezas negras, nos brindó unas luchadas tablas. En la segunda obtuvo su primera victoria con blancas en una Ruy López, haciendo valer la mayor actividad de sus piezas en un final. Sin embargo, Anand le devolvió el golpe en la tercera partida, gracias a su mejor preparación teórica en una aguda variante del Gambito de Dama Rehusado. El punto de inflexión iba a llegar en la sexta partida.

Tras un par de tablas, Anand omitió un golpe táctico bastante simple que le habría dado grandes opciones de victoria. Pero cometió un grave error (después de otro por parte de Carlsen) y acabó perdiendo. Siguieron cuatro tablas, con las que Carlsen seguía manteniendo un punto de ventaja. Pero en la onceava partida, en una situación en la que al aspirante solo le valía la victoria, Anand consiguió crear complicaciones en el medio juego, que no obstante resultaron insuficientes. Carlsen ganó la partida, el encuentro y defendió con éxito su título de Campeón del Mundo.  

Carlsen empezó el año siguiente ganando el Tata Steel 2015 en Wijk aan Zee. Con un total de 9/13 puntos y sufriendo tan solo una derrota, Carlsen conquistó el título medio punto por delante de Maxime Vachier Lagrave, Anish Giri, Wesley So y Ding Liren, que finalizaron empatados en segunda posición. Un mes después consiguió su segundo torneo consecutivo tras imponerse a Arkadij Naiditsch en los desempates del Grenke Classic. Sin embargo, el triple Campeón del Mundo sufrió un bajón en su rendimiento en los dos eventos que siguieron. Desplegó un juego poco convincente en el Norway Chess, donde acabó séptimo, aunque se repuso en la Sinquefield Cup 2015, obteniendo el segundo lugar.

Poco después, en octubre de 2015, llegaría el turno de Carlsen de defender sus títulos de Campeón del Mundo de Rápidas y Blitz. Salió airoso del primer desafío de manera holgada, aventajando en un punto a Leinier Dominguez Perez, Radjabov y Nepomniachtchi. Su actuación le valió para convertirse en el jugador de mayor Elo en los tres ritmos de juego de forma simultánea.

No obstante, ese récord iba a durar poco. Al inicio del segundo y último día del Campeonato del Mundo de Blitz, Carlsen compartía el liderato con Vachier-Lagrave, pero flaqueó en el último tramo del torneo y finalizó empatado en el sexto puesto. Grischuk se proclamó nuevo Campeón del Mundo de Blitz, y Nakamura adelantó a Carlsen (quien perdió 35.6 puntos Elo en el evento) para situarse como el jugador con mayor Elo de blitz del mundo.

Pero Carlsen volvió a ser claro dominador en la serie de torneos que siguieron, encadenando varias victorias consecutivas en eventos al más alto nivel: el London Chess Classic y el Masters de Qatar en diciembre de 2015; su quinto triunfo en el Tata Steel Masters 2016 de Wijk aan Zee sin sufrir una sola derrota, disputado en enero; su primer título en el Norway Chess en abril de 2016; victorias en las secciones de rápidas y blitz en Leuven, torneo incluido dentro del Grand Chess Tour, celebrado en junio de 2016; además de imponerse en el Masters de Bilbao con una ronda de antelación en julio de 2016.

En octubre de 2016, Carlsen ganó el GM Blitz Battle Championship organizado por Chess.com, tras derrotar a Tigran Petrosian por un marcador de 21-4, a Grischuk por 16-8 y a Nakamura por 14.5-10.5. El duelo final entre Carlsen y Nakamura rompió récords de audiencia y de registros en Chess.com.

Acto seguido, el noruego debía defender por segunda vez su corona como rey del ajedrez clásico en el Campeonato del Mundo de ajedrez 2016. Su rival en esta ocasión era Karjakin, quien se había impuesto tanto en la Copa del Mundo FIDE 2015 como en Torneo de Candidatos 2016, en este último por delante de Caruana. Todas las partidas acabaron en tablas hasta la octava, en la que Karjakin fue el primero en hacer sangre con una victoria con las piezas negras—Carlsen no compareció en rueda de prensa tras la partida. No obstante, el noruego igualó el marcador en la décima partida, ganando un final de torres tras un duelo de largas maniobras.

Siguieron dos tablas, lo cual llevó el encuentro a los desempates a rápidas. En la tercera partida de los desempates, Carlsen puso presión sobre su rival, montando un fuerte ataque en la Ruy López para hacerse con el triunfo. Ya en la cuarta, en la que Karjakin debía ganar a toda costa, Carlsen exhibió un juego de lo más sólido. En su intento de buscar la victoria que igualara el marcador, el ruso presionó en exceso y cometió un grave error, sirviéndole el punto final a Carlsen. De esta forma, tras ganar el desempate a rápidas, Carlsen defendió de nuevo su título de Campeón del Mundo de ajedrez clásico. Chess.com lo designó el noveno Campeonato del Mundo más interesante de todos los tiempos.

Game 1 of World Chess Championship 2016
Primera partida del Campeonato del Mundo de 2016. Foto: Vladimir Barskij, CC 3.0.

El 2017 iba a ser un año de altos y bajos para Carlsen. Al inicio obtuvo un par de segundos puestos en el Tata Steel 2017 y en el Grenke Chess Classic, seguido de una actuación para olvidar en junio de 2017 en el Norway Chess, donde finalizó noveno entre un total de diez participantes y tuvo la actuación Elo más baja desde noviembre de 2015 (2670). Pero entonces el noruego mejoró su rendimiento. Derrotó a Vachier-Lagrave en los desempates para hacerse con el título en el Paris Grand Chess Tour y tan solo unos días más tarde participó en el Leuven Grand Chess Tour.

Con una puntuación combinada en rápidas y blitz de 25.5 puntos, aventajó en 4.5 a los segundos clasificados Giri y Vachier-Lagrave. La clave sin duda fue su actuación en el torneo de blitz, en el que obtuvo 14.5/18 puntos. Kasparov llegó a comentar que el papel de Carlsen había sido simplemente “excepcional”, desplegando además un juego de lo más preciso. La actuación Elo de Carlsen en la sección de blitz fue de 3018. Según el columnista de ajedrez del diario The Guardian Leonard Barden, “solo la aplastante victoria de Bobby Fischer en el Campeonato del Mundo de Blitz de 1970, en el que tuvo que hacer frente a una temible oposición, es comparable.”

Tras dos actuaciones decepcionantes en la Sinquefield Cup y en la Copa del Mundo de 2017, Carlsen ganó su primer torneo a ritmo clásico después de 435 sin conseguirlo, al imponerse en el Chess.com Isla de Man Internacional en octubre. El noruego se hizo con la victoria en el torneo de maestros con un total de 7.5/9 puntos, medio más que Anand y Nakamura, 

Ya en diciembre, Carlsen quedó empatado en el tercer lugar en el London Chess Classic, lo cual le bastó para llevarse el Grand Chess Tour 2017 debido a sus buenas actuaciones en los torneos previos de Paris y Leuven. El punto y final a ese año llegaría con su participación en el Campeonato del Mundo de Rápidas y Blitz 2017. Las cosas no le salieron del todo bien en el  en el Campeonato del Mundo de Rápidas, en el que sólo pudo acabar quinto. No obstante, fue capaz de retener el título en el Campeonato del Mundo de Rápidas, consiguiéndolo además con una ronda de antelación y aventajando a los segundos clasificados Karjakin y Anand en 1.5 puntos.

Carlsen holding his trophy, with Anand (bronze) next to him.
Carlsen levantando su trofeo con Anand (bronce) justo al lado. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

El primer reto de Carlsen en el 2018 llegaría con la final del 2017 Speed Chess Championship—la segunda edición del torneo celebrado por Chess.com. Inició su andadura en octubre de 2017, superando en su camino a Gadir Guseinov por 20.5-5.5, de So por 27.5-9.5 y de Grischuk por 15.5-10.5. Ya en enero de 2018, el noruego debía enfrentarse una vez más a Nakamura en la gran final, en la que le infligió una nueva derrota, en esta ocasión por un marcador de 18-9.

En los meses previos a los diferentes eventos por los Campeonatos del Mundo que tendrían lugar en noviembre y diciembre, Carlsen encadenó una serie de éxitos en diferentes torneos, Estos incluían su sexto título en el Tata Steel 2018 de Wijk aan Zee, lo cual constituía todo un récord, la victoria en el Fischer Random Chess Championship, considerado no oficial, un segundo puesto en el Grenke Chess Classic, un triunfo en el Shamkir Chess, otro segundo lugar en el Biel Chess Festival y un empate en lo más alto de la clasificación en la Sinquefield Cup 2018.

En noviembre, Caruana desafiaría a Carlsen en su encuentro por el Campeonato del Mundo de 2018. Fue una lucha de lo más igualada, como reflejan las doce tablas que se produjeron entre ambos contrincantes. En la doceava partida, Carlsen recibió críticas por ofrecer tablas en posición superior, pero se excusó más tarde explicando que confiaba en sus habilidades para ganar los desempates. Y demostró tener razón. Carlsen ganó el Campeonato del Mundo de 2018 en los desempates tras imponerse en las tres partidas rápidas que se disputaron, lo que supuso retener la corona mundial por tercera vez consecutiva.

Ya en el mes de diciembre se disputaría una nueva edición del Campeonato del Mundo de Rápidas y Blitz. Al igual que ocurriera el año anterior, Carlsen flaqueó en el primero y triunfó en el segundo. Terminó quinto (cuatro participantes empataron en la segunda posición) en el Campeonato del Mundo de Rápidas de 2018, para ganar el Campeonato del Mundo de Blitz de 2018 sin sufrir una sola derrota con una puntuación de 17/21.

All medal winners of World Rapid & Blitz Together.
Todos los ganadores de medallas del Campeonato del Mundo de Rápidas y Blitz juntos. Foto: Maria Emelianova/FIDE.

Carlsen comenzó el año 2019 con, una vez más, varias actuaciones impresionantes. Aumentó su número de títulos en Wijk aan Zee a siete con una victoria en el Tata Steel Chess Tournament de 2019. Posteriormente, se hizo con el primer puesto en el Memorial Gashimov con dos puntos de ventaja sobre el resto de competidores, algo que no ocurría desde hacía cuatro años y medio. Su actuación Elo alcanzó los 2988.

Siguió una nueva serie de ocho triunfos consecutivos, entre los que se incluían el Grenke Chess Classic, el Costa de Marfil Rapid & Blitz, el Lindores Abbey Chess Stars Tournament, el Norway Chess y el Croatia Grand Chess Tour. Como consecuencia de su espectacular nivel de juego, el jugador número uno del mundo volvió a igualar oficialmente su máximo Elo de 2882 en agosto de 2019.

Presente y Futuro

Carlsen sigue dominando el panorama ajedrecístico internacional al más alto nivel. Es el claro favorito en cada torneo de élite que participa, y en la gran mayoría de casos cumple con las altas expectativas depositadas en él. Su palmarés es tal que es difícil imaginar qué le falta por conseguir a una leyenda del ajedrez que aún no ha cumplido los 30 años de edad.

Y sin embargo, Carlsen sigue rompiendo barreras. En el momento de publicación, en octubre de 2019, el noruego acaba de alcanzar un nuevo hito al conseguir una racha de 101 partidas invicto en el Gran Suizo FIDE Chess.com. Un nuevo récord que añadir a la colección. 

Carlsen joins the Chess.com commentary team on day three after advancing to the championship final.
Carlsen se une al equipo de comentaristas de Chess.com en el tercer día tras acceder a la final. Foto: Maria Emelianova/Chess.com.

Lo más sorprendente de Carlsen es que a pesar de los innumerables logros conseguidos en tanto poco espacio de tiempo, parece no tener techo. ¿Qué más puede conseguir? Quizás prolongar su reinado como Campeón del Mundo y como número uno, más títulos en las modalidades de blitz y rápidas e incluso en otras emergentes como Fischer Random o nuevas victorias en torneos de élite como Wijk aan Zee y Norway. Tal vez cruce la barrera de los 2882 que él mismo estableció como el Elo más alto de la historia. Sea como fuere, el mundo puede ser testigo de cómo Carlsen se convierte en el mejor jugadores de ajedrez de todos los tiempos.

(¿Eres capaz jugar como Carlsen? Pon a prueba tus habilidades y trata de adivinar las jugadas del Campeón del Mundo en algunas de sus mejores partidas.)

Mejor partida


Aperturas más frecuentes

Partidas